No todo lo perdió MC

  • Los principales operadores del Grupo Vallarta y la presencia de nuevo del Mochilas, confirman dos polos en el partido naranja
  • ¿Quién se quedará con los principales espacios estatales en Vallarta?
  • Cuando todo parecía en calma, de nuevo la polémica

Por José Rubén Gómez Bernal

Si bien la joya de la corona de las elecciones, es la presidencia municipal de Puerto Vallarta, Movimiento Ciudadano, perdió  la alcaldía y las diputaciones, pero no lo perdió todo.

Sus principales operadores políticos el Grupo Vallarta y con la presencia de nuevo en Puerto Vallarta  del Mochilas por la candidatura a la alcaldía, se confirmaron dos polos en MC,  que están buscando quedarse con dependencias estatales, principalmente con el Unirse y la DRSE, para los integrantes del grupo.

¿Quién saldrá victorioso de este enfrentamiento?

El Grupo Vallarta lleva la delantera por su mejor relación con el gobernador electo Pablo Lemus.

Ahí están el exalcalde “Cepi” Dávalos y el excandidato a la diputación local Diego Franco, como los mandamás en el grupo.

El Grupo Vallarta se ha mantenido cohesionado y unido.

Su unidad viene de muchos años atrás, ciertamente han perdido a elementos valiosos, como el ex presidente interino de Puerto Vallarta, “Rodo” Domínguez Monroy y Víctor, Bernal Chávez que ya están en el PVEM, pero se mantiene como el grupo Vallarta  dominante en MC.

El otro grupo es el del Mochilas, que duró muchos años fuera de Puerto Vallarta, dejando de tener presencia, regresando para ser candidato.

En ese inter Puerto Vallarta tuvo muchos cambios, mucho crecimiento, Mochilas hizo una campaña muy fuerte, pero finalmente la incidencia de los negativos, jugó en su contra.

Y es que mucho influyó la venta de los terrenos del Patrimonio Municipal, en los tiempos del Mochilas, de lo que no se conoció a cuántos millones ascendió la venta, en  dónde quedó la lana, porque El Mochilas no informó.

Se dice que Mochilas no tiene buenas relaciones con Pablo Lemus, que en tiempos de campaña lo toleraba pero no lo tragaba, que no hacían buenas migas.

De ser ciertos estos comentarios Mochilas y su gente quedarán proscritos de lograr posiciones del gobierno de Jalisco en Puerto Vallarta.

Inclusive se habla de que estos dos grupos ya están en plena disputa por las posiciones.

De todos es conocido que Alfaro ha sido el apoyo del Mochilas, pero muera el rey, viva el rey, y quién tendrá mano en el otorgamiento de la posiciones estatales es Pablo Lemus.

CUANDO PARECÍA QUE TODO ESTARÍA EN CALMA… DE NUEVO LA POLÉMICA

Comentarios de todo tipo se dieron ayer al señalarse la inclusión del cuñado del alcalde interino de Puerto Vallarta, Pepe Martínez, en la nómina municipal.

Unos a favor y otros en contra de que Pepe incluyera en la nómina a su cuñado, que estuvo en el matrimonio de Pepe el pasado fin de semana.

El alcalde se defendió, alegando que no era nepotismo que su cuñado tuviera trabajo en el ayuntamiento, al señalar que el nuevo integrante del gabinete municipal, no era familiar directo y razón no le falta.

No es lo mismo consanguíneo que pariente político, o como se estila decir a los cuñados  “hermano político”.

Pero para el caso, como dicen en el rancho, “es lo mismo atrás que anancas”.

Pepe no es un tipo gandalla, hasta hoy ha llevado bien su interinato, pero el hecho levantó mucho polvo habida cuenta que en estos momentos el escrutinio público está ligado directamente a la actividad municipal.

Como alcalde Pepe debe de calcular muy bien los pasos que se dan, y tener en cuenta que la derrota de Morena fue debido a cuestiones en dónde el nepotismo tuvo mucho qué ver, los vallartenses no estuvieron de acuerdo y así lo demostraron en las urnas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *