Tradición guadalupana en Sayulita Pueblo Mágico

  • Inicia el novenario en honor de Nuestra Señora de Guadalupe con peregrinaciones, gastronomía, danzas y música, del 4 al 12 de diciembre.

Con la llegada de diciembre, Sayulita Pueblo Mágico renueva una de sus tradiciones más arraigadas, el novenario en honor de Nuestra Señora de Guadalupe, una muestra de fe y celebración popular que convoca a familias, comercios y agrupaciones civiles del poblado, y a visitantes de los pueblos vecinos y de otros países.

Los festejos son muy concurridos; comienzan el 4 de diciembre y se prolongan hasta el día 12, cuando se celebra por todo lo alto a la Patrona de México. En ese lapso hay peregrinaciones a cargo de los diferentes barrios o sectores, que preparan carros alusivos a la aparición de la virgen y caminan por la calle principal hasta llegar al santuario en la plaza principal del pueblo. Los mismos vecinos se cooperan para arreglar el carro alegórico y para adquirir la pólvora para los cohetes, para las flores y la música.

Además de las procesiones, el comité organizador realiza actividades culturales durante el novenario, aunque el gran festejo es el día 12 de diciembre, iniciando con las tradicionales “mañanitas” a la virgen interpretadas por un mariachi. Al mediodía hay una comida en la plaza, a la que puede acudir toda la gente del pueblo y los visitantes; a la medianoche se oficia una misa, para concluir con la quema del castillo y el “torito”.

Turismo religioso
Visitar Sayulita en estas fechas es una oportunidad para disfrutar de su clima agradable, de su gastronomía y de las olas del mar, ideales para la práctica del surf y el Stand-Up Paddle, por lo que la Oficina de Visitantes y Convenciones de la Riviera Nayarit (OVC) extiende una invitación a descubrir las tradiciones y costumbres del pueblo y a enamorarse de este.

“Eventos como las fiestas patronales en honor a la virgen de Guadalupe demuestran la importancia del turismo cultural y representan una oportunidad para la Riviera Nayarit de posicionarse como un destino atractivo en segmentos poco desarrollados, como el turismo religioso, que a diferencia del turismo tradicional es recurrente y, por lo tanto, resulta ser un turismo más fiel”, comentó Marc Murphy, director general de la OVC y de la Asociación de Hoteles y Moteles de Bahía de Banderas (AHMBB).

La Oficina de Visitantes y Convenciones y Convenciones de la Riviera Nayarit (OVC) y la Asociación de Hoteles y Moteles de Bahía de Banderas (AHMBB) refrendan así su compromiso de trabajar con intensidad para conseguir el objetivo de atraer más turistas al destino, para lo cual cuentan con el respaldo del Gobierno del Estado de Nayarit a través del Fideicomiso de Promoción Turística (Fiprotur).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: