Tiraron a ejecutado en la colonia La Playita

 

En la colonia La Playita fue localizado el cuerpo de un hombre con visibles huellas de tortura, al que sus agresores habrían ido a tirar durante la madrugada. De acuerdo al resultado de la necropsia, falleció por un golpe en la nuca.

Ayer jueves a eso de las 9:40 horas, una vecina de la colonia La Playita se dirigía a su trabajo, cuando al pasar por un terreno baldío que se localiza sobre la calle 5 de Mayo, casi esquina con Alemania, detectó que entre la maleza sobresalían los pies de una persona, al acercarse lo vio encintado de la cara y enseguida comenzó a gritar muy asustada. Los gritos alertaron a los vecinos de la zona, quienes al salir y enterarse que había un cadáver entre la maleza del terreno, de inmediato reportaron a las autoridades.

A los pocos minutos en el lugar de referencia se presentaron oficiales de la Policía Municipal, quienes una vez que confirmaron que la persona estaba muerta, acordonaron la zona e iniciaron con las diligencias correspondientes, a las que posteriormente se sumaron los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y personal de la Fiscalía Regional de Justicia.

El cuerpo sin vida estaba tirado boca abajo, vestía pantalón de mezclilla, el cual tenía hasta las rodillas, traía un short en color azul, sin camisa y sin calzado; su rostro estaba cubierto de los ojos hasta el cuello con cinta gris y presentaba huellas de tortura en la espalda (tableado), así como un fuerte golpe en cráneo.

Se trata de un hombre de 25 a 30 años de edad, complexión delgada, piel morena y como señas particulares presenta dos tatuajes, uno en cada hombro en forma de estrella y en el antebrazo derecho, la leyenda “bienvenida la muerte” y con el dibujo de dos aves a los lados.

En el lugar se aprecian huellas de rodado de llanta, lo que hace presumir a los peritos, que los victimarios llevaron a tirar el cuerpo, a bordo de una camioneta y que el sitio de la agresión fue otro, debido a que no se encontraron indicios que hagan presumir que ahí lo estuvieron torturando.

Hasta el momento se desconoce la identidad de la persona, aunque de manera extraoficial, ha transcendido que respondía al nombre de Alejandro, toda vez que cuenta con varios ingresos a las celdas policiales, tanto por faltas administrativas, como por el deliro de robo, y siempre lograba salir bien librado, gracias al nuevo procedimiento de Justicia Penal.

Verónica Díaz  / siemprelibres.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: