Press "Enter" to skip to content

Soplan vientos de cambio en la comisaría

  • Se rumora que llega Israel de Jesús García Mosqueda como nuevo titular
  • Los asoleados del SAT
  • En Jalisco ya informan del Covid a la Gatell

Por José Rubén Gómez Bernal

Desde la semana pasada se ha desatado un fuerte rumor, de cambio de mandos en la Comisaría de la Policía de Puerto Vallarta, a donde llegaría Israel de Jesús García Mosqueda como nuevo titular. De ser cierto lo que se comenta en los mentideros políticos, sería el primer cambio de alto calibre a registrarse en la era del profe Michel. Ha habido cambios pero no han sido a escala mayor.

Un movimiento en el mando en la policía municipal tiene más repercusiones que cualquier otro, por lo que significa, la seguridad de los vallartenses y del turista, reconociendo que confluyen otras fuerzas del orden como el Ejército, La Marina, Guardia Nacional, etc., en donde la base de esa columna es la policía municipal, como primer respondiente. Se dice que inclusive ya está al frente de la policía García Moqueda, a la espera de que sea oficializado el cambio.

EN JALISCO YA INFORMAN DEL COVID A LA GATELL

Con la referencia de que Jalisco es el séptimo lugar nacional en contagios y fallecimientos por el Covid 19, se da a entender que no andamos tan mal. Pero la realidad es que el Covid gana terreno semana a semana y no se hace nada para impedir que siga. Las recomendaciones del gobierno son ahora la responsabilidad personal, que cada quien tome medidas para evitar los contagios, habida cuenta que los únicos lugares en dónde se mantiene el uso de cubrebocas obligatorio, son transporte público, hospitales y lugares de salubridad.

En Puerto Vallarta la situación no ha cambiado en cuanto a prevención, si bien los casos no suben en forma alarmante, pero nadie puede decir que estamos seguros de que no ocurra otra epidemia y sus consecuencias.

LOS ASOLEADOS DEL SAT

«Estar mal con todos menos con los de los impuestos» es un viejo adagio vallartense, por eso de pagar los impuestos, pena de que de no hacerlo, recibir sendas multas y hasta embargos. Hoy las cosas no han cambiado, los vallartenses responden a sus obligaciones  fiscales, una muestra es las largas colas que se forman de trabajadores en busca de cumplir con los requisitos tributarios.

Las largas colas que se forman en las afueras de las oficinas del SAT, ubicadas en la avenida Francisco Villa, es un ejemplo de la responsabilidad de los trabajadores para cumplir con las empresas y con «los de los impuestos» . Parece una crueldad pero  la realidad es que la gente está a rayo del sol sin ninguna protección, y no se puede de otra forma porque son miles de trabajadores los que tienen que realizar el trámite, y las oficinas del SAT apenas caben los tributarios. Bueno, hay hasta los que se quieren quejar a Derechos Humanos, por lo consideran una crueldad que se exponga a la gente a los rayos del sol sin ninguna protección a veces hasta por horas.

Be First to Comment

Deja un comentario