Sentencian a homicida; una condena de 20 años y 9 meses de prisión

 

Una condena de 20 años y 9 meses de prisión es la que recibió German, al ser encontrado culpable de los delitos de homicidio y robo calificado, cometidos en agravio de un vendedor de mariscos, al que dio muerte en el interior del domicilio de la víctima en el fraccionamiento Balcones Vallarta.

Además el sentenciado deberá realizar el pago de reparación de daños por la cantidad de 400 mil 200 pesos a la familia del occiso, gastos funerales por 4 mil 862 pesos y una multa de 3 mil 862 pesos.

El crimen ocurrió en los últimos días del mes de julio, cuando el hoy sentenciado acudió a casa del vendedor de mariscos de nombre Francisco Javier, con quien tenía una supuesta amistad. Había planeado robarle a la víctima una camioneta NP-300 y por ello fue a visitarle.

Una vez en la vivienda, en el fraccionamiento Balcones Vallarta, el sujeto aprovecho que Francisco estaba distraído y lo sometió para enseguida asfixiarlo con una almohada. Luego del asesinato, se fue del domicilio llevándose la camioneta, en la que anduvo paseando libremente por la ciudad.

El 24 de julio, el cuerpo de Francisco Javier fue localizado por su socio, cuando fue a buscarle a su casa debido a que no contestaba las llamadas, por lo que enseguida se iniciaron las pesquisas para establecer el móvil del crimen, descubriendo que era el robo de su camioneta con caja térmica y otros aparatos del domicilio, por lo que comenzaron a buscarla y no tardaron en localizarla.

Al día siguiente, es decir el 25 del mismo mes, la policía municipal detectó la camioneta NP-300 con caja térmica, transitando por la calle Los Pinos en el fraccionamiento Los Sauces, por lo que enseguida aseguraron a su tripulante, es decir, a Germán, quien fue puesto a disposición de la Fiscalía.

Durante la investigación, el detenido aceptó haber dado muerte a Francisco Javier, con la intención de robarle sus pertenencias, por lo que al vencer el termino de ley, fue puesto a disposición del Juez de Control y Oralidad, quien finalmente dictó sentencia condenatoria.

Por Armando Arce Villaseñor / siemprelibres.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: