Press "Enter" to skip to content

Se soltaron los diablos en sesión de Ayuntamiento

  • Inestabilidades y diferencias entre la bancada del Verde Ecologista y Morena
  • Buscan blindar el patrimonio municipal de futuros «Mochilazos»

Por José Rubén Gómez Bernal

Se soltaron los diablos en la sesión de ayuntamiento, se alargó cinco horas, con los intercambios verbales de rigor, propios de una asamblea como sucede en todas las habidas y por haber. Ha sucedido y seguirá sucediendo. Para eso son las sesiones, para dirimir las situaciones, rendir informe de las comisiones y  tomar diferentes acuerdos en beneficio de los habitantes  del municipio, eso en teoría, porque a veces se interponen los intereses partidistas, por sobre los de la población.

Desafortunadamente se cumplió lo comentado en este espacio, que habría inestabilidades y diferencias entre la bancada del Verde Ecologista y de Morena. Luis Ernesto Munguia reclamó espacios en algunas comisiones lo que le fue negado, con el argumento de que no asiste a las reuniones de comisiones y del ayuntamiento. O en el caso de la regidora del mismo partido Carla Esparza, quién tiene varias semanas sin asistir al ayuntamiento, y que inclusive no estuvo en la sesión… El Verde Ecologista presenta sus iniciativas en bloque, es decir juntas, y en esta sesión se les aprobaron varias, en donde se llegó al punto de quiebre fue en proporcionarles espacios en otras comisiones.

ÁREAS MUNICIPALES PROTEGIDAS. – El regidor de Morena José “Che” Rodriguez llevó a la sesión una iniciativa que puede proteger al Patrimonio de Puerto Vallarta, de los “mochilazos”, Propone que se declaren como áreas protegidas los bienes municipales, cuyo uso o destino sea de parque públicos o áreas protegidas. No sería la primera vez que por influencias o por sobornos, el ayuntamiento venda bienes públicos como áreas verdes.

Es importante que se afine esta propuesta  ya que con un blindaje normativo no podrían ser desincorporados del patrimonio municipal ni destinarlos a un uso distinto bajo ninguna circunstancia, a fin de garantizar la práctica deportiva, la recreación o el sano esparcimiento a las y los ciudadanos del municipio.

De esta forma se evitarían casos en los que áreas de uso común fueron desincorporadas y vendidas a particulares, o en otras palabras que no lleguen los políticos de fuera y locales y se coludan para hacer de las suyas para echarse su buen mochada a costillas del patrimonio de los vallartense, como ya ha sucedido.

EN DEPORTES LLEGÒ LA BARREDORA. – En el Consejo Municipal del Deporte, COMUDE, soplan vientos de cambios. Sin decir agua va, y sin que mediara un comunicado al director Ignacio Curiel Madero, llegó con la espada desenvainada un asesor de nombre Héctor García, quien rápido se hizo del control de la dependencia municipal. Lo hizo de forma poco ortodoxa, olvidando los más mínimos protocolos de la educación y relaciones humanas. A algo se atiene el nuevo funcionario exportado de la capital del estado, del que por allá dicen que tiene fama de ser una persona directa y poco amable. Desde que llegó y se presentó ante el personal, minimizó la presencia de Ignacio Curiel Madero, llamándolo “Nachito”, y ha ordenado al personal que todo se acuerde con él, por lo que prácticamente lo está relegando a un segundo término. Esto podría ser el preludio de cambios en la dirección del Comude y no se dude ni tantito que sea, por cuestión de equidad de género y veamos alguna fémina en la silla del Comude. O tal vez el mismo Héctor García, ya con el control de la dependencia brinque a la dirección.

Be First to Comment

Deja un comentario