Se mató ingeniero en el Fraccionamiento Valle del Mar

 

Trágico final de un hombre de 74 años, quien decidió acabar con su vida y se dio un balazo en la boca, cuando se encontraba en la soledad de su domicilio. Dejo las llaves de la cochera pegadas a la puerta para que pudieran encontrarlo.

Fue ayer durante la mañana que el arquitecto Felipe de Jesús Vázquez, fue visto por última vez por sus vecinos, cuando caminaba por las calles del fraccionamiento Valle del Mar (ubicado entre Mojoneras y el CUC), en donde tenía su domicilio. Notaron que estaba algo distraído, pero nada fuera de lo común, por lo que luego de saludarlo, siguieron su camino.

Unas horas después, alrededor de las doce del mediodía, una de las vecinas pasó por la casa del profesionista, en la calle Villa del Mar y miró que en la puerta de la cochera estaba puestas las llaves, por lo que creyó que éste las había olvida, así que le tocó para que saliera y avisarle, pero al no tener respuesta ingresó y fue entonces que encontró al hombre en el interior de su auto, con una pistola en la mano.

Aterrada por lo que miraba, la mujer salió a toda prisa y fue a su casa, desde donde llamó a las autoridades para que investigaran lo sucedido.

A los pocos minutos se presentaron en el sitio varias unidades de la Policía Municipal, así como paramédicos de Bomberos, quienes al revisar a la persona se dieron cuenta que tenía un par de horas muerto, al presentar un impacto de bala en la boca.

Al sitio acudieron también agentes de la Fiscalía Regional de Justicia y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para realizar las pesquisas en torno a los hechos, así como recabar todo tipo de indicios que permitan establecer si realmente se trató de un suicidio o un homicidio.

La persona fue identificada por sus familiares, que llegaron tras enterarse de lo sucedido, como Felipe de Jesús Velázquez Rubio de 74 años de edad, quien vivía solo en la vivienda donde fue localizado. Sus parientes aseguran desconocer el motivo por el cual el ingeniero tomó la determinación de quitarse la vida.

Al concluir las diligencias, el cuerpo sin vida fue trasladado al anfiteatro del SEMEFO en donde se le realizaría la necropsia de ley y posteriormente sería entregado a sus familiares para que le den cristiana sepultura.

Cabe mencionar que las autoridades se mantuvieron muy herméticas con el caso y no proporcionaron información respecto del calibre del arma, o si se encontraron algún recado póstumo que revele los motivos por el que el profesionista se suicidó.

Por Armando Arce Villaseñor / siemprelibres.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: