Press "Enter" to skip to content

Se convulsionó Vallarta con el asesinato de Jorge Aristóteles Sandoval

  • Lamenta la clase política nacional y jalisciense, la muerte del ex mandatario estatal
  • Reitera el alcalde vallartense que Puerto Vallarta es una ciudad segura

Por José Rubén Gómez Bernal

En las primeras horas de ayer  viernes, los medios de difusión fueron alertados del atentado que en el Restaurant Bar Distrito 5, sufrió el ex gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval Díaz, y que a la postre le costara la vida. Y una vez más Puerto Vallarta se puso en el ojo del huracán habida cuenta que ha sido un año terrible para nuestra ciudad, con los asesinatos del empresario leonés ocurrido en Fluvial, la del empresario Felipe Tomé en la Avenida de Ingreso y muy lamentable, ahora la del ex gobernador de Jalisco, ocurrido en el restaurante Distrito 5, en la Zona Hotelera Norte.

El crimen de Sandoval Díaz, tuvo tal resonancia que a los pocos minutos de ocurrido los hechos, periódicos digitales de los Estados Unidos lo publicaron, en Guadalajara la noticia del asesinato de ex gobernador de Jalisco, ocuparon los espacios en radio, prensa escrita y digital y noticieros de televisión, lo mismo trascendió a nivel nacional y por supuesto en la CDMX en donde tuvo una amplia difusión.

Los vallartenses que aman su ciudad, lamentaron los hechos que culminaron con  el fallecimiento de Sandoval Díaz, muchas personas expresaron sus opiniones en redes sociales, algunas muy centradas, otras con comentarios negativos.

Pero es evidente y he de insistir, que los tres asesinatos ocurridos en Puerto Vallarta, fueron planeados desde fuera y ejecutados en la ciudad, en lo que los agredidos contaban con escoltas, traían personal de seguridad. Los tres casos ocurrieron en calles muy transitadas, el de Felipe Tomé ocurrido el 21 de noviembre y el de ayer 18 de diciembre a Sandoval Díaz, en la avenida principal, y el de más atrás al empresario de Guanajuato en avenidas de Fluvial Vallarta, los que tienen en común un patrón, es que los siguieron al conocer perfectamente sus pasos y en el caso de Tomé y Aristóteles escogieron las altas horas de la noche para ejecutarlos.

Huelga decir que como siempre que hay eventos de este tipo, salen las exigencias de mejor vigilancia, y sin embargo es claro que estos lamentables hechos se dan en cualquier parte del país, pero afectan a Puerto Vallarta por ser destino turístico… Y es que han sido tres ataques –incluido el del ex gobernador—a funcionaros de la pasada administración estatal, el primero fue contra Jesús Gallegos Álvarez, asesinado, que funcionaba como Secretario de Turismo,  y el sufrido por Luis Carlos Nájera, en mayo del 2018, cuando se desempeñaba como Secretario de Trabajo, y antes fue Fiscal General del Estado, ataque del que salió solo lesionado de una mano tras de la balacera ocurrida en  un restaurante tapatío.

Nadie antes del año 2020 habría imaginado esta cadena de lamentables sucesos que irían en detrimento de la imagen de Puerto Vallarta y su afectación económica, como sucedió con la pandemia y con los tres ataques señalados. Pero he de insistir en  que en ninguno de ellos está implícito un contubernio de la delincuencia local, como tampoco su colaboración.

Por otra parte, en el PRI de Jalisco las reacciones no se hicieron esperar, su dirigente Ramiro Hernández García en rueda de prensa exigió al gobernador Alfaro el esclarecimiento de los hechos y castigo para los culpables. Políticos del PAN, MC, PRI, lamentaron el asesinato de Sandoval Díaz. Localmente el alcalde Arturo Dávalos Peña deploró lo sucedido, y reiteró que Puerto Vallarta es seguro, a pesar de los eventos negativos que se han registrado. El dirigente municipal del PRI Juan Carlos Carrillo Flores dijo que la muerte del ex gobernador de Jalisco, “debe de quedar en claro, para que Puerto Vallarta no sea insertado en un calificativo negativo”.

Be First to Comment

Deja un comentario