¡Se Ahocó por Celos!                

En la Colonia Palmar del Progreso…

 

Enloquecido por los celos, un joven de 18 años fue encontrado sin vida en la sala de la casa de su ex pareja, a donde ingresó para ahorcarse.

Fue alrededor de las 14:15 horas, cuando al número de emergencias 911 se recibió el reporte de que en una finca de la calle Pimpinela, casi esquina con 16 de Septiembre en la colonia Palmar del Progreso se encontraba una persona al parecer fallecida por ahorcamiento.

Al lugar arribaron agentes de la Policía Municipal, así como paramédicos de Bomberos, quienes se entrevistaron con mujer de aproximadamente 20 años, misma que les informó que en la sala de su vivienda se encontraba su ex pareja, el cual se había suicidado. Al ingresar los rescatistas observaron que el hombre se colgó con vendas que amarró a un gancho de fierro que había en el techo.

La persona ya no contaba con signos vitales y por la rigidez cadavérica que presentaba, se estima que tenía entre dos y tres horas de haber fallecido, por lo que se dio parte a la autoridad judicial y se iniciaron con los protocolos de actuación policial.

Al ser cuestionada la dama sobre lo sucedido, ésta informó que tuvo una relación sentimental con el ahora occiso, Ricardo César Sánchez Hernández de 18 años, pero era demasiado celoso, por lo que hace poco decidió acabar con la relación, ya que las cosas cada día se ponían peor.

Explicó que el sábado 26 de mayo Ricardo llego a casa de ella (donde fue localizado muerto) y comenzó a reclamarle porque se enteró que salía con sus amigas a divertirse, además de que por la impotencia de ver que la joven ya no le hacía caso a sus reclamos, éste rompió de una patada el vidrio de la puerta, luego se marchó, siendo este el ultimo día que lo vio con vida.

Ayer cuando llegó de trabajar, sus familiares de ella, quienes viven en la casa contigua le avisaron que Ricardo tenía rato esperándola en el interior de la vivienda, por lo que ella ingresó con la intención de pedirle que ya no la molestará más, pero grande fue su sorpresa, cuando al abrir la puerta, lo primero que tuvo a la vista fue el cuerpo de Ricardo pendiendo del techo, por lo que rápidamente salió y pidió ayuda a sus familiares, quienes a su vez reportaron a las autoridades.

En el sitio se presentaron peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes una vez que realizaron las pesquisas correspondientes, trasladaron el cadáver al anfiteatro del SEMEFO en donde se le realizaría la necropsia de ley y posteriormente sería entregado a sus familiares para que le den cristiana sepultura.

Por Armando Arce Villaseñor / siemprelibres.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: