Relleno Sanitario ‘El Gavilán’ funciona de acuerdo a la norma

Cumple con los lineamientos establecidos en la NOM 083

  • En visita realizada al lugar, se confirmó que no existen escurrimientos de lixiviados, como argumenta la PROEPA en su clausura parcial

El relleno sanitario de El Gavilán, funciona bajo la Norma Oficial NOM-083 por lo que no representa ningún riesgo al medio ambiente ni a la salud de la población, coincidieron en señalar el director de Servicios Públicos Municipales, Rodolfo Domínguez Monroy y el subdirector de Medio Ambiente y Ecología, Albino Garay de la O.

Lo anterior durante una visita al lugar al que asistieron también representantes de medios de comunicación, para constatar que el relleno opera de manera normal, además de comprobar que no existen escurrimientos o fugas de lixiviados como lo argumenta la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROEPA) y que derivó en una clausura parcial temporal, fuera del área de tiro de residuos.

Al respecto, el director de Servicios Públicos Rodolfo Domínguez, manifestó que por instrucciones del alcalde Arturo Dávalos Peña, se ha tenido una atención especial en este espacio, de tal forma que ha sido reconocido como un ejemplo en su manejo y funcionamiento, y no se ha bajado la guardia para que éste continúe siendo óptimo.

“Decirle a la ciudadanía que estamos bien, estamos trabajando bajo la norma 083, la cual nos rige como relleno sanitario y no existe un riesgo o desastre natural”, aseguró y agregó que con este propósito incluso se adquirió maquinaria propia para el recubrimiento, tratamiento y disposición adecuada de los residuos sólidos.

Explicó que en el caso de los lixiviados, se cuenta con dos fosas, de las cuáles se extraen diariamente 40 mil litros de lixiviados que son enviados a las plantas de Seapal, otra parte se esparce sobre el recubrimiento de basura como la norma lo permite, de tal forma que se mantienen en niveles óptimos ambas fosas, sobre todo en este temporal de lluvias, para evitar riesgos de derrames.

Domínguez Monroy señaló que tal vez la clausura se debe al desconocimiento de alguna información o procesos, pues los argumentos para esta clausura no coinciden con las condiciones que registra el relleno, e incluso una de las clausuras se realizó fuera del área de tiro, en donde se prepara el terreno para la construcción de una tercera celda de depósito, la cual cuenta con todos los permisos correspondientes por parte de las autoridades ambientales.

No obstante y cómo se ha hecho siempre en esta administración municipal, se atenderán y dará pronta respuesta a todas las recomendaciones emitidas.

Por su parte, el subdirector de Medio Ambiente y Ecología Municipal, Albino Garay, explicó que para que pueda existir un desequilibrio ecológico como el que argumenta la PROEPA como parte de su clausura, deben existir afectaciones reales al medio ambiente, como la presencia de fauna muerta o personas con algún tipo de enfermedad o molestia, “para eso obviamente debe haber un estudio en materia”.

Detalló que cada año se realizan -por ejemplo- dos muestreos de los mantos freáticos, uno en temporada de estiaje y otro en temporada de lluvias, en donde los últimos estudios que se hicieron confirmaron que no hay presencia de lixiviados.

Agregó que para él es evidente el trabajo realizado en el sitio por el director de Servicios Públicos y el jefe de relleno sanitario, Gabriel Percastre. “Están haciendo su trabajo y realmente no hay fuga de lixiviados como se puede apreciar en las charcas que hay más abajo, que pues el agua está totalmente limpia”.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: