Rehabilita Seapal filtros en Planta Potabilizadora Mojoneras

Para garantizar la calidad del agua

 

 

  • La instalación ubicada en el “Cerro del Machete”, opera a su máxima capacidad, abasteciendo con 600 litros por segundo a la zona norte de la ciudad y franja turística

 

Con la finalidad de mejorar la calidad del vital líquido que se suministra a la población, el Sistema de los Servicios de Agua Potable, Drenaje y Alcantarillado -Seapal- de Puerto Vallarta, culminó con la rehabilitación de dos filtros en la Planta de Remoción de Hierro y Manganeso de Las Mojoneras.

Los trabajos en los que se invirtieron alrededor de 4 millones de pesos, concluyeron exitosamente y la instalación ubicada en el “Cerro del Machete”, opera a su máxima capacidad, abasteciendo con 600 litros por segundo a la zona norte de la ciudad y franja turística, informó el director de Seapal Vallarta, César Abarca Gutiérrez, durante un recorrido de supervisión a la planta.

Señaló que esta acción forma parte del compromiso del organismo con el bienestar de los vallartenses, para continuar brindándoles un recurso de calidad que abona positivamente a la competitividad del destino.

Destacó los esfuerzos del personal de Calidad del Agua a cargo de la QFB Emma Teresa Robles, quienes realizaron en poco menos de un mes la totalidad de la mano de obra, con la calidad requerida, “ya que tienen la capacidad y experiencia para hacer un trabajo de calidad”, subrayó.

Por su parte, el responsable de las Plantas Potabilizadoras del organismo, Eliseo Moreno Covarrubias, agregó que la rehabilitación de los filtros 4 y 6 del módulo 2, consistió en la reposición del material filtrante, el cual tiene un sistema inteligente por afinidad electrónica, que atrapa y retiene metales pesados como el Hierro y Manganeso.

“Los filtros presentan un desgaste natural en virtud del estrés constante que sufren durante los procesos de “retrolavado” y tratamiento del agua, lo que ocasiona que los “falsos fondos” tiendan a levantarse. Por ello deben ser rehabilitados en un periodo de seis años aproximadamente, para evitar que dejen de realizar su función”, finalizó.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: