Que no se equivoquen, José Gómez es la verdadera fuerza del PRI en Bahía

 

La política en Bahía de Banderas está entrando a una etapa de definiciones. Los partidos, las candidaturas y los aspirantes son el tema. Los que quieren ser buscan “padrinos” y todos a cuál más necesitarán –obviamente– del apoyo ciudadano para conseguir sus propósitos.

En Bahía hablar de fortaleza del PRI es hablar de José Gómez Pérez, y su Asociación Civil Siempre con la gente. Su fuerza no es ficticia, es real como quedó plenamente demostrado en las dos últimas elecciones, en las que remó a contra corriente de los caciques impuestos a hacer su voluntad.

El trabajo social y político de José Gómez Pérez, mantienen al PRI en las preferencias electorales, con todo y las traiciones de quienes se enriquecieron bajo el poder que les dio el PRI y su demencial ambición por seguir con el poder, mismos que chuparon la ubre priista, que tuvieron el control y cuando sus caprichos y berrinches ya no les fueron aceptados, corrieron a refugiarse a otros partidos políticos… y siguen con su demencia senil de recobrar el poder.

La fuerza del PRI hoy día se llama José Gómez Pérez y el trabajo social de Alejandro Regalado y en Siempre con la gente, cuya capacidad de convocatoria propiciara la caída del cacique Paniagua, que ni con todo su dinero, y una estructura supuestamente “invencible” pudieron contra el trabajo y la cercanía con el pueblo de José Gómez Pérez y Siempre con la gente, que fue lo que finalmente llevó a ganar primero a Rafael Cervantes y después José Gómez Pérez, inclusive Bahía fue un fuerte aportador de votos para que ganara la gubernatura Roberto Sandoval.

El binomio Gómez Pérez-Alejandro Regalado, mantienen una alta aceptación de la ciudadanía, por eso no se entiende cómo desde Tepic están buscando destruir la unidad de los priistas, en torno a José Gómez y Alejandro Regalado, al empujar al gris e incompetente Héctor Santana, un tipo que tuvo el plato servido para con trabajo y gestoría haber realizado un papel sobresaliente que lo posesionara para buscar la presidencia municipal. Su trabajo fue tan nulo, que ni siquiera tuvo la visión de construir una infraestructura que lo apoyara. Al carecer de infraestructura está condenado a depender de otros, y sería iluso pensar que Gómez Pérez y Alejandro Regalado, le vayan a servir el plato en la boca con su infraestructura.

El desempeño inocuo de Héctor Santana, contrasta con los 35 años de labor social del doctor Regalado, como se le conoce comúnmente, un personaje que todo mundo aprecia y quiere, porque como se dice comúnmente, es del pueblo. Es gente sencilla, humilde y trabajadora.

En Siempre con la gente Regalado ha acrecentado su acercamiento con todos los sectores de Badeba, en su desempeñó en los programas sociales tiene contacto con mujeres, hombres, jóvenes, de todos los estratos sociales, siempre atento y caballero con quien o quienes buscan su apoyo. Una fuerza que el PRI nayarita no debe de desestimar, no debe de soslayar, porque después vendrán las lamentaciones, cuando vean esa fuerza en otros partidos, o apoyando otros candidatos que no sean los suyos, solo entonces sabrán en Tepic, de sus equivocaciones.

Es ahí en donde el PRI nacional, el PRI nayarita y quién sea su candidato a la gubernatura deben de evaluar, Bahía de Banderas como el segundo municipio más numeroso de Nayarit y uno de los destinos turísticos más importantes de México, está obligado a sumar votos para su candidato a gobernador, pero estos vendrán en la medida que designen a quienes han trabajado a favor de la comunidad, a favor de quienes menos tienen para darles mejores condiciones de vida.

Tepic ya tuvo las consecuencias por las malas decisiones del PRI, nomás no ha podido recuperarlo. Lamentable para el partido sería que perdieran de la misma forma a Bahía de Banderas, en donde la mejor demostración de un gobierno comprometido con la gente, es su transformación y avances en todos los rubros, logrados bajo el mando de Gómez Pérez, un alcalde que inicia a trabajar a las seis de la mañana y termina a media noche.

Que desde que inicia su trabajo diario lo hace con actitud positiva, que saluda a sus paisanos mirándolos de frente y con la sonrisa, eso que solo puede darse cuando hay la satisfacción de cumplirle a los nayaritas con trabajo y honradez.

Alejandro Regalado garantiza un relevo de trabajo y visión de futuro en el gobierno municipal, una fórmula José Gómez Pérez-Alejandro Regalado sería una garantía de gestión de recursos y la aplicación a donde son requeridos, en donde sean necesarios para abatir los rezagos en esta pujante zona del sur nayarita, para garantizar la infraestructura urbana, el desarrollo del campo, el impulso a la industria turística y el progreso en general.

LOS MOVIMIENTOS DESPUÉS DE LOS MOVIMIENTOS

En el PRI-Vallarta se dieron ya los movimientos de renovación de dirigencia. Después de un período ocupado por Gustavo González Villaseñor, llegó Iván Bravo Carbajal, quien ahora busca darle al partido, la fortaleza perdida. En aquel entonces Gustavo fue designado como un aglutinador de las corrientes al interior del partido. Cumplió con su misión con su experiencia evitó la salida de priistas, terminando el período del interinato que le correspondió, con buenos resultados.

Gustavo fue uno de los grandes políticos que tuvo el partido, rescató Puerto Vallarta del panismo aburguesado que se hacía pedazos por el poder, olvidándose de su misión de gobernar de frente al pueblo. Su arribo a la presidencia municipal fue apoteósico, obtuvo la votación más alta en la historia de las elecciones, cuando nuestra ciudad no tenía ese desarrollo meteórico que irrumpió este destino.

Hoy las cosas son diferentes, el poder desgasta y de ser un político venerado, hoy Gustavo ya no tiene esa gran aceptación, su popularidad cayó, tras de que por dos veces fue candidato a diputado, y luego de aquel episodio en que arribó su hija Teresita a la Delegación Regional de la Secretaría de Educación, cuando fue cesado en forma denigrante Roberto Palomera Preciado, quien buscó refugio en Movimiento Ciudadano.

Gustavo cumplió para lo que fue puesto en la dirigencia del partido, evitar fracturas y la dispersión de la militancia. Hombre con un gran conocimiento de la política, hábil y con buen mensaje, no le fue difícil cumplir un período de transacción después del triunfo de Movimiento Ciudadano, que las ganó de toda-todas.

Hoy están los movimientos detrás de los movimientos y una de las preguntas es: ¿A dónde irá a parar Gustavo González Villaseñor? ¿Desaprovechará el partido su experiencia? Una cosa es cierta, Gustavo acusa cansancio, apenas está retomando su vida cotidiana, ya tiene su tiempo libre y una de sus pasiones es jugar al futbol, y lo está haciendo. La otra es la política. ¿Entrará de nuevo a esa cancha?

 

Deja un comentario