Pueblo chico, infierno grande: Problema religioso-político en Talpa

 

  • Problema religioso-político en Talpa… Acusa el Abad del Templo de agresión a dos panistas, ya los denunció ante el MP… Mal visto el grupito que tapó las calles con protestas qué nada tienen que ver con Puerto Vallarta…

Por José Rubén Gómez Bernal

PROBLEMA POLÍTICO-RELIGIOSO EN TALPA.- Pueblo chico infierno grande, y en nuestro vecino Talpa de Allende, los eternos caciques que privilegian sus intereses políticos por sobre los de la comunidad, le atizan al abad del Templo de Nuestra Señora del Rosario de Talpa, Esteban Salazar González, quien denunció ante el Ministerio Público al director del colegio Talpa Salvador Martín Rodríguez, ex alcalde de Talpa y al regidor Juan Palomera Bravo, ambos del Partido Acción Nacional, PAN, por amenazas. Resulta, según leí el reportaje en Meridiano, en nota de amigo Chava Bermúdez, que los panistas que tenían el control del Colegio Talpa y el político en cierto sector de la población, y ante las medidas que tomó el párroco con la plantilla laboral del colegio, les afectó y osaron irrumpir en la misa tratando de interrumpirla, con gritos y ofensas contra el sacerdote, un grupo encabezados por el par de políticos panistas engendros del demonio, que han encabezado la ofensiva instigando a maestros, padres de familia y traspasando ese ámbito, hasta la población, con el cuento de que el cura quiere vender el Colegio Talpa, lo que no es verdad, ya que lo que hizo fue ser justo con los trabajadores del centro educativo, poniéndose al corriente en la relación laboral contractual, con el fin de alivianar las finanzas del colegio. Sin embargo, los engendros del demonio esos panistas hipócritas que se levantan persignándose y con el rosario en la mano, han traspasado la sana relación y según se señala en el citado reportaje, han amenazado al padre Esteban Salazar González, porque al perder el control del colegio este par de rufianes políticos panistas, pueden perder también el manejo de colegio, al ser la sede del PAN en las campañas políticas. Ante ello el sacerdote ha sido blanco de insultos y amenazas del director del colegio Talpa Salvador Martín Rodríguez, ex alcalde de Talpa y al regidor Juan Palomera Bravo, mismos a los que denunció precisamente por eso, por amenazas, de lo que se desprende no es otra cosa de ese par de políticos, de hacer ruido con el fin de ganar adeptos para las próximas elecciones.

MANIFESTANTES MAL VISTOS.- Fueron mal vistos por la ciudadanía el medio centenar de manifestantes que bloquearon las calles del centro de Puerto Vallarta, la calle Morelos y luego la Juárez. Sin dejar en claro quiénes son o de que partido, exigían la reinstalación de maestros y el regreso con vida de los 43 desparecidos de Ayotzinapa. No se les critica su lucha, pero es evidente que Puerto Vallarta nada tiene qué ver con la reinstalación de los maestros que no aprobaron los exámenes de la nueva reforma educativa, y mucho menos tiene qué ver con los desparecidos. Y es que el centro de la ciudad cuenta con solo dos calles y con una que se estrangule, se viene encima el caos vehicular y les llueven las mentada de madre a quienes impiden el tráfico vehicular.

RECULÓ AUBRY. – Como cambian los tiempos y las caras de los políticos. Un ejemplo de ello es el presidente del Verde Ecologista en Jalisco, el veracruzano Enrique Aubry, quien no daba la cara por aquello que combatió la iniciativa del diputado Pedro Kumamoto e intentó echarla abajo, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la reforma #SinVotoNoHayDinero en Jalisco. Asoma la cabeza y dice que su partido presentará una iniciativa a nivel federal y local para que la reducción de prerrogativas se aplique al cien por ciento, pidió a los actores políticos no pretender sacar provecho del tema y llamó al gobierno estatal a también considerar ajustes a su presupuestales para aportar recursos.

GRACO UN HITLER DESALMADO. – Y miren no solo en los pueblos pequeños la política es causa de desavenencias, en el Estado de Morelos, el pleito que traen el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco y el gobernador Graco Ramírez, es a tal grado que el gobernador ha girado instrucciones para que toda la ayuda que llega sea canalizada al Gobierno del Estado. En las redes circulan videos sobre ese problema. En uno está un Torton cargado de ayuda humanitaria enviado por Nayarit, que mandó detener el gobernador cuando los voluntarios ya se aprestaban a descargarlo para repartir las despensas, pero llegó la policía estatal a impedirlo. En otro video, el síndico de Cuernavaca ante voluntarios les explica en los patios a la entrada del aeropuerto que no se van a descargar los aviones que llegaron con la ayuda, porque se dieron órdenes de que no intervinieran, les dio las gracias a los voluntarios y les explicó el motivo y se fueron a seguir con sus labores. Y en otro video más el Obispo de Cuernavaca, en un poblado llamado Cantitilco, se queja de que tres camiones que iban con provisiones enviado por Cáritas, que tienen como centro de acopio el seminario, no le permitieron descargar y se llevaron el contenido al DIF, señalando en el video el Señor Obispo, que es injusto “es algo que no debe de ser y que rebaza cualquier lógica moral mínima”. Suplica la autoridad que detengan eso, “todo es justicia y aunque ahora se salga con la suya, le tendrán que dar cuentas a Dios, crean en Él o no”. Y anoche se dio a conocer otro video, en que la gente en Cuernavaca se arremolinaba para impedir que un tráiler se lo llevaran a bodega, lo extraño es que en los noticieros y periódicos no ha publicado nada de esto. Increíble que suceda esto, el gobernador perredista de Morelos Graco Ramírez, tiene delirios al estilo Hitler.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: