Press "Enter" to skip to content

Podrían reducir a 5 los aspirantes morenistas a la alcaldía de PV ¿Quiénes pasarán el talud?

  • Se registraron 150 aspirantes a 15 gubernaturas, se eliminarán 90 y quedará 60 para la encuesta
  • En Puerto Vallarta dada la gran cantidad de pretendientes a la alcaldía será el camino a seguir
  • Viene la senadora por Guerrero Lucia Meza, como delegada del CEN
  • 50 años de la Antorcha Guadalupana, no serán vencidos por la pandemia.

Por José Rubén Gómez Bernal

GRILLA PATA SALADA

La situación para la definición de los aspirantes a la alcaldía de Puerto Vallarta por el partido de Regeneración Nacional, MORENA, es la cantidad. Son muchos y para los que imaginan un proceso de confrontación se deben de remitir a lo ocurrido el pasado fin de semana en la que el CEN del partido llamó al registro a los aspirantes a los gobiernos estatales de 15 entidades que estarán en juego en el 2021. Fueron 150 los registrados un número sin precedentes, cuyo registro retornó a los tiempos viejos de la política y la vieja usanza con matracas, música, porras y mantas, que ocuparon los patios la “Casa Bartlett” sede nacional de Morena.

Usted dirá cuántos candidatos, se van a hacer “garras”, pero la dirigencia nacional del partido y sus órganos electorales han implementado una estrategia para mitigar las posibles inconformidades, puesto que de por medio hay muchísimos intereses no solo personales, también de grupos que buscarán asegurar a sus aspirantes, pero el antídoto creo que será efectivo: de esa larga lista de 150 personajes enlistados por la candidatura, solo quedarán 60, a excepción de algunos estados en donde la situación está más que cantada y en lo que nadie osará atravesársele al Presidente López Obrador como es el caso de Sonora, proceso en el que Durazo va en solitario rumbo a la gubernatura con los números favorables según las encuestas.

¿Eso les suena algo relacionado con los aspirantes morenistas a la alcaldía de Puerto Vallarta? Pues claro que el método será similar para tanto candidato que aparecen día y noche como por arte de magia, algunos con reales posibilidades, otros en cambio con piernas endebles que no podrán sostenerlos a la hora en que Morena aplique la misma regla que con los aspirantes a los gobiernos estatales. Sin ánimos de desestimar a ninguno de los aspirantes, son tiempos de que como cuando se va al confesionario, vean sus pecados, es decir que evalúen sus reales posibilidades, no las que ellos piensan que tienen, porque en la depuración y de acuerdo con el análisis que se haga en el CEN o en Estado, mucho se hablará de los pro y contras, especialmente en lo que se refiere a los puntos negativos de los pretendientes a la silla municipal,  en los que ha insistido López Obrador.

Si las cosas vienen como se dice, la pregunta es ¿cuántos pasarán ese talud y cuántos van a quedarse en la orilla? Y desde ese punto de vista, ¿habrá rebelión de los que queden marginados? El real peligro en esa instancia es que los que menos posibilidades tienen y que lo saben, es la actitud que asumirán, dado que por no decir todos, pero sí la mayoría de aspirantes sienten que la traen adentro.

En lo que se refiere al proceso de Puerto Vallarta, a estas alturas del partido la pelota está en la cancha del diputado Bruno Blancas quien se incrustó en el equipo de Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, y con la ayuda de Alejandro Rojas Díaz Durán se introdujo en el selecto grupo de los capitostes morenistas, acumulando un poder que ya demostró en las pasadas elecciones cuando logró colocar a Laurel Carrillo como candidata a la alcaldía  y que por cierto busca repetir, ya que sus cabildeos en la CDMX con los grupos del poder en busca de consolidar de nuevo su candidatura son recurrentes de lo que después hablaremos. Bruno Blancas se erige desde ya como el rival a vencer para los contendientes por la alcaldía.

Pero estábamos en cómo será la elección del candidato a la presidencia municipal, y pues para tanto diablo no va a ajustar el agua bendita, por lo que la aplicación del registro luego la eliminación de los que no pasen van a quedar los aspirantes que serán sometidos a una encuesta en lo que se definirá la candidatura.

YA VIENE A JALISCO LA SENADORA LUCIA MEZA. – En breve llegará a Jalisco la enviada del CEN de Morena, la diputada guerrerense Lucia Meza,  quien ha sido designada delegada para que tenga a su cargo el proceso electoral en el estado. A quien se dice “delegado especial” de Morena Hugo Rodríguez, a diario le llueve, según dijo Vega, uno de los aspirantes a la dirigencia estatal, Hugo es un dirigente espurio de acuerdo a lo dictaminado por el INE, por lo que con el arribo de la diputada que “viene a meter orden”, Morena comenzará otra historia, ya que prácticamente el partido en Jalisco está desarticulado y a la deriva.

TRADICIÓN DE 50 AÑOS NO LA VENCERÁ LA PANDEMIA. – Dentro de las tristes noticias que ha recibido la grey católica vallartense por la pandemia, hay una relevante que provocará alegrías el saberlo pero que no podrán verlo. Me explico: Roberto Cordero Robles, Abad del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe, dio a conocer que no se suspende la Antorcha Guadalupana con una vigencia de 50 años ininterrumpidos. Nació localmente con el esfuerzo de reconocidos vallartenses, y sus primeras incursiones fueron de poblados cercanos, para después proyectarse a poblaciones del estado, hasta llegar a la Basílica de Guadalupe, desde donde ya tiene varios años de peregrinar, ida y vuelta.

La Antorcha Guadalupana de Puerto Vallarta es de las pioneras en el país, con medio siglo de existencia y afortunadamente las autoridades eclesiásticas la autorizaron, pero usted que es creyente en la Virgen de Guadalupe, y gusta de atestiguar los festejos en su honor, no se vaya a desilusionar,  existe la advertencia de que el recorrido así como  el arribo a Puerto Vallarta de la Antorcha Guadalupana no serán dados  a conocer para evitar las aglomeraciones, debido a que siempre la gente sale a la calle a aplaudirles, o le dan la bienvenida en el Templo. Lógicamente en esta ocasión no vendrá desde la capital del país, sin embargo, una tradición de las más arraigadas entre los vallartenses con 50 años de existencia, no podrá ser vencida por la pandemia. Una decisión plausible de las autoridades eclesiásticas.

Be First to Comment

Deja un comentario