Press "Enter" to skip to content

Pandemia obliga a suspender tradición de 72 años; no habrá Peregrinación de Los Favorecidos

Pese a que habría algún tipo de peregrinaciones simbólicas, la que sí será definitivamente suspendida es la más importante de todas, a lo largo de los últimos 72 años la que ha venido siendo llamada de “Los Favorecidos” y que en menos de cuatro horas había venido congregando hasta 30 mil personas.

Las peregrinaciones se han venido realizando año con año en esta ciudad, las cuales hasta el año pasado, iniciaban el 1° de diciembre y culminaban el día 12, con la llamada “Peregrinación de los Favorecidos, la cual recuerda el milagro que un grupo de vallartenses vivieron el día 11 de junio de 1946.

En aquel año, un grupo de vallartenses, encabezado por el padre  Rafael Parra Castillo, realizaron, junto con los demás miembros de la diócesis de Tepic una visita a la Basílica de Guadalupe de la Ciudad de México.

Durante la ida todo había sido normal, aunque la carretera federal 200 estaba en plena construcción, por lo que el viaje fue de varios días;

No obstante, al regreso pasaron por la ciudad de Guadalajara, donde se encontraron al entonces recaudador de rentas del Municipio, Donaciano Prado, quien pidió lo trajeran de regreso, cosa a la que se oponía el señor Medina, debido a que la camioneta ya venía llena; sin embargo, al final accedió a traerlo consigo.

Durante el retorno pasaron por la población de Tequila, lugar en el que algunos de los varones compraron tequila, ya que se encontraban muy contentos con el viaje y era difícil viajar hasta la población.

Todo iba bien hasta el municipio de Compostela, pero al pasar por las barrancas, el camión se quedó sin frenos por lo que el señor Medina con un grito alertó a las demás personas lo que sucedía y veían como estaban a punto de caer a un barranco.

En ese momento, los viajantes se encomendaron a la Virgen de Guadalupe, por lo que el camión se quedó atorado en algunas piedras, no obstante, las llantas quedaron en el voladero del vehículo, por lo que tuvieron que arrastrar al camión con tractores para poder sacar a los pasajeros por la parte de atrás del vehículo.

Todas las personas que habían realizado el viaje, lograron sobrevivir, salvo el señor Donaciano, quien se desesperó y se lanzó del camión, muriendo prácticamente de forma inmediata.

Cabe recordar que un grupo de vallartenses se dio a la tarea de que las peregrinaciones en Puerto Vallarta sean reconocidas por  UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura; por sus siglas en inglés), como Patrimonio Cultural intangible de la Humanidad.

Dicho grupo logró en primer término que el Ayuntamiento de Puerto Vallarta, reconociera las peregrinaciones como Patrimonio Cultural Municipal en agosto de 2016, después en noviembre de hace un año también el Gobierno del Estado de Jalisco les dio el reconocimiento como Patrimonio Cultural Estatal.

Por lo que tras 72 años consecutivos, por primera vez no se realizará la más importante de las peregrinaciones en Puerto Vallarta, Jalisco, la llamada de “Los Favorecidos”.

Con información de siemprelibres.com

Be First to Comment

Deja un comentario