Press "Enter" to skip to content

Ómicron, el Tsunami que se aproxima

  • Aún pululan personas terriblemente cerradas, aferrados a que “no existe el Covid”
  • Hay gobernantes que temen a la reacción de un sector de la población que no quiere utilizar las medidas sanitarias
  • Las medidas que pueden emprender los Gobiernos Municipales de la región para contribuir a detener la propagación

Por José Rubén Gómez Bernal

Y seguimos con el tema del Ómicron y los contagios Covid-19 que se han dejado venir como un tsunami, que a los únicos que no les espanta es a los gobernantes por una razón: no tienen capacidad para como en otros países enfrentar el reto, entre otras cosas porque temen  la reacción de un sector de la población que no quiere utilizar las medidas sanitarias, principalmente el cubre bocas y en casos extremos la vacunación.

Se habla de que al obligar a las personas al uso de las medidas sanitarias se pierde la «libertad». Pero se pierde  desde que una policía abusiva roba y agrede a la ciudadanía, desde que un agente de Tránsito inventa sanciones y te coacciona con la consabida «mordida», desde que los poderosos despojan  de su patrimonio a los más débiles y no hay justicia. Se pierde la libertad desde que desaparecen los familiares y no se investiga, se pierde cuando los políticos y autoridades se coluden para agredir el medio ambiente con el pretexto del progreso mal entendido.

Ahí sí está la pérdida verdadera de la libertad pero que se obligue a una persona a respetar las medidas para evitar la propagación, no es perderla, porque es un beneficio personal y social.

Ya están las consecuencias de lo que acontece en el país, por no obligar a nada a la gente y todo lo dejan a la buena de Dios. En Puerto Vallarta la situación va de mal en peor. A donde quiera que vaya  encontrará situaciones en las que las que resulta inexplicable ver cómo le gente se niega a utilizar el cubre bocas, muy gandallas con las o los que despachan en changarros,  pero cuando se trata de subirse al autobús bien que se lo ponen, los mismos pasajeros no permiten que se suban sin la «mascarilla».

La pregunta es qué acciones emprenderán el gobierno municipal de Puerto Vallarta, Bahía de Banderas y otros de la región, para tratar de detener la propagación del coronavirus, hay muchas personas terriblemente cerradas e ignorantes, aferrados a que “no existe el Covid” y lo peor es que son dueños de negocios que en forma irresponsable no utilizan el cubre bocas y hasta se ríen de sus clientes “por creer en esas pende…” y que porque son cosas del gobierno «para controlarnos». El ayuntamiento sí tiene autoridad para meter en cintura a los negocios en donde sus dueños no cumplan con las medidas sanitarias, pues en gran número ya ni siquiera tienen gel, ni toman temperatura.

Be First to Comment

Deja un comentario