Press "Enter" to skip to content

Nuestra naturaleza, prioridad

Por Humberto Famanía Ortega

El principal atractivo de Puerto Vallarta Jalisco ubicado en la Bahía de Banderas es su entorno natural; por eso somos lo que somos uno de los destinos turísticos más importantes de México. Vemos que no existe una partida presupuestal justa en su conservación, ni federal, estatal o municipal, siendo el principal detonante de nuestra actividad turística. Si seguimos deteriorando su entorno va a llegar el día que no seremos atractivo para nadie y por ende nuestra economía se verá mermada considerablemente. Urgen medidas más severas para controlar nuestra flora y fauna, elementos primordiales de nuestra región costera.

Urgente elaborar una planeación integral para los asentamientos irregulares que siguen atentando contra la armonía de nuestro municipio y sus alrededores, considerando que los servicios públicos son necesarios, pero se debe de iniciar con la regularización de la tierra, para obtener recursos frescos vía impuesto predial y estos se destinen íntegramente para su infraestructura. Existen dos caras en nuestro hermoso y pujante municipio, se diferencian mucho, basta con penetrarnos en su zona semi-urbana un poco más y nos daremos cuenta de las diferencias tan enormes en infraestructura municipal. Parto de una obligación de quienes gobiernan; hacer un gobierno para todos.

Urge fomentar la conciencia turística tanto para gobernantes como gobernados, solo de esta manera se pueden apreciar las potencialidades y los rezagos de la comuna y así planificar las acciones que resulten en beneficio. Me queda muy claro que solo con amor a esta tierra prodigiosa se podrá lograr los avances requeridos para seguir siendo un destino que siga compitiendo a nivel nacional e internacional. Por eso repito. vivimos de la naturaleza y a ella nos debemos sin esta no existimos en esta actividad tan noble que nos ha dejado múltiples beneficios.

La responsabilidad es de todos, la realidad es que no se ve mucha cooperación para emprender una cruzada permanente, nos falta educación y cultura, hasta en los lugares donde se supone existe, es una lástima encontrar personas ajenas a preservar nuestro entorno. Por otro lado falta regularizar  los servicios municipales como la de recolección de basura, recuerden que todos la originamos, no únicamente los hoteles y restaurantes sino también  colonias residenciales y populares. Por eso la conservación de nuestro municipio es prioridad en todos los aspectos. Por desgracia el surgimiento productivo de la Bahía, ha sido polarizado y anárquico, sus desarrolladores y pobladores no han retribuido ni una mínima parte en la magnitud del daño causado hasta ahora.

He estado recorriendo algunas colonias y avenidas, cual va siendo mi sorpresa que me he encontrado árboles frondosos caídos  totalmente secos y otros mutilados, me sentí triste. Mi reflexión a mis 71 años tuvieron como resultado hacer una comparación de edad puedo decir que de acuerdo a mis cálculos la misma de mi existencia, me refleje en ellos: Sirvieron en el embellecimiento de fraccionamientos y colonias, dieron sombra, formaron parte importante en la ecología del lugar y ahora la mano del hombre los mata y los mutila. Todo por la codicia del ser humano por tener terrenos dizque más limpio para buscar una mejor venta, lo cierto es que la naturaleza es muy sabia y sabrá responder a su tiempo todos los agravantes hechos a su creación.

Estimados lectores, Dios nos dio el don de la palabra, pero también el del trabajo productivo, desgraciadamente utilizamos más lo primero que lo segundo, hablamos siempre y las palabras se las lleva el viento, necesitamos actuar de inmediato, dejándonos de tanta retórica, es tanto la declaracionitis ante los medios de comunicación y ahora con las redes sociales nos tienen abrumados. Lo que es muy cierto que nuestro generador de servicios tangibles puede llegar a destruirse y los culpables seremos todos.

Hace algunos años nuestro destino turístico era considerado como un Puerto de transporte marítimo de materias primas de alimentación por su producción de calidad  por nuestras tierras de la costa norte de Jalisco y sur de Nayarit. Era el frijol, maíz y plátano que inclusive salía de las fronteras de nuestro País, además del pescado y el aceite de tiburón. Más de 17 ríos y riachuelos riegan esta Bahía por lo tanto le dan fertilidad a estas tierras que la hacen muy productiva, siempre hemos contribuido a la dieta de nuestro mercado nacional. Hago esta mención para sentirnos orgullosos los pata saladas que tenemos de que presumir a propios y extraños.

Se respetaban los equilibrios de las siembras y pesca y se hacían muchas veces en forma rudimentaria, era un verdadero paraíso escondido. Nadie se podía quejar de la falta de alimentación, todo existía, además de la cordialidad de su gente, siempre hospitalarios. El turismo que se practicaba era con las personas provenientes de los poblados circunvecinos como Talpa, Mascota, San Sebastián, Compostela y Tomatlan, que asistían gustosos a sus fiestas patronales y  a sus vacaciones de verano. Era una verdadera algarabía recibirlos con el corazón en la mano.

Hago estas remembranzas porque nos dan valores donde el sentido de pertenencia nos arraiga. Su despegue turístico se debió sin lugar a dudas desde 1963 cuando se filmó la película La Noche de la Iguana donde se dio a conocer su belleza a nivel nacional e internacional. Los protagonistas principales de esta cinta cinematográfica fue tanto su amor que se dejaron llevar por su belleza natural, y decidieron adquirir propiedades. Lo lamentable que la cabecera municipal la dejamos crecer en forma anárquica olvidando un orden en su urbanización.

Bien, la población ha aumentado de una forma exponencial y de aquí los múltiples problemas que nos aquejan. Solo con voluntad férrea de nuestras autoridades deberá de  contagiar a su población con un sentido de responsabilidad compartida solo asi  podremos salir adelante con rumbo bien definido.

-. LA NATURALEZA CUANDO SE CANSA POR EL ABUSO DE SU BELLEZA, RESPONDERA CON LA FUERZA DE SU CREACION.-

Be First to Comment

Deja un comentario