Press "Enter" to skip to content

Músicos en PV ven la luz al final del túnel

  • Entrevista con Toño Espinosa Trujillo, dirigente de la Sección 270 de Filarmónicos… Con la reactivación hotelera y restaurantera comienzan a llamar a los trabajadores de la música… ¿Y si los profesionales de la salud decidieran dejar de trabajar?… Más de 500 de ellos han perdido la vida por el Covid-19 en los hospitales del gobierno… Ellos y ellas dieron la vida por atender a los enfermos, en cambio la gente sigue en la calle y sin usar el cubrebocas.

Por José Rubén Gómez Bernal

La pandemia por el Coronavirus a la mayoría de los mexicanos, les han acarreado problemas económicos y dejado a miles sin trabajo. Sin embargo, para el dirigente de los Trabajadores de la Música Toño Espinosa Trujillo, se comienza a ver la luz al final del túnel para sus agremiados, con la apertura de los hoteles y restaurantes, iniciándose la reactivación de las fuentes de trabajo. Su gremio fue de los más golpeados por la pandemia, prácticamente al cerrar hoteles y restaurantes, quedó paralizado por la falta de trabajo. Y tras de tres meses en los que han subsistidos los músicos mediante préstamos y “coperachas” familiares, con la apertura de la industria hotelera y restaurantera, las cosas comienzan a aliviar un poco su situación.

— Don Toño, ustedes en la sección 270 de Filarmónicos, ¿Pararon sus actividades sindicales?

— Tenemos completamente cerradas las oficinas y por lo tanto las deudas se han acumulado, no tenemos ningún cinco de ingreso, con todas las empresas cerradas desde marzo estamos endrogados con el Seguro Social, con el agua, con la luz, con el sueldo de las secretarias, pero los gastos fuertes son el Seguro Social que, si bien nos van a esperar, se tiene que pagar.

— ¿Esta difícil la situación?

— Parece que ya comenzamos a ver una luz al final del túnel, con la reactivación económica y la apertura de los hoteles con las medidas sanitarias señaladas por las autoridades de la salud, los hoteles de Puerto Vallarta comienzan a abrir sus puertas.

— ¿Cuáles son los hoteles reactivados?

— Por ejemplo, en el Hotel Sheraton los domingos ya están trabajando las marimbas en el bronch dominical, en el Dreams, en el Secret ya tienen algo de música.

— ¿Es un buen inicio después de los meses sin trabajo?

— Pues claro que sí, tenemos algunos hoteles que fueron solidarios con sus trabajadores, el Four Season ya inició actividades, y no dejaron de pagarles sus sueldos a lo largo de la pandemia en que permanecieron cerrados los hoteles. Además, ya están saliendo eventos a donde van a trabajar marimbas como al Fiesta Americana Grand, el hotel Crystal solicitó marimbas para recibir a sus huéspedes y así poco a poco.

— ¿Hay desesperación en los trabajadores de la música?

— Como en todos lo principal es por lo económico, no trabajas, no come la familia, por eso la desesperación, pues me comentan algunos compañeros que les han cortado la luz y que ni por dónde buscarle. Hoy ya parece que hay apertura y se van a la “wipa” a los centros en donde sean requeridos sus servicios. Los ambulantes ya se defienden un poco más, la policía está atenta a que no se junten más de 50 personas.

— Entonces ¿la situación comienza a mejorar?

— Sí, ya tenemos mejoría y los indicios son que la reactivación económica será muy lenta, por lo que no debemos esperar que de un día para otro estemos como antes. Tenemos a los compañeros que estaban de planta en un trabajo, como pianistas y grupos musicales, que están parados. Pero tenemos que seguir buscándole, tenemos que aguantar la situación y buscarle por nuestras familias.

— ¿Hay o no expectativas de mejorar la situación para los filarmónicos?

— Mira, no es nada más para los compañeros, es para todos, todo está en que la gente se comporte mejorcito, que salgan a la calle con las medidas sanitarias conocidas, que si no tienen a qué salir a la calle no lo hagan, en la medida que la gente nos ayude, se seguirán abriendo los negocios, en nuestro caso los hoteles ya nos comienzan abrir y a contratarnos.

Finalmente, Espinosa Trujillo dijo que las ayudas del Gobierno Federal le han alivianado la economía a la gente sobre todo a los de más edad, pero por el otro lado “Siguen los aumentos en la luz, gas doméstico y en la gasolina, y todo está más caro cada día, subieron los precios en estos tiempos, muchos han abusado en la pandemia subiendo los precios y esto ya se volvió incontrolable”.

¿Y SI DECIDIERAN ABANDONARNOS?

Son más de 500 personas profesionales de la salud fallecidos por el Covid-19, entre médicos, enfermeras y personal que atiende diferentes dependencias. Solo imaginemos un día sin ellos, qué pasaría cuando un día llegara con un ser querido grave a un hospital y no haya quien lo atienda, que vea que está solo y sin quien lo ausculte.

¿Qué sentiría al ver que no hubiera quién lo atendiera y su familiar sufriendo? Todos los que han sacrificado su vida por atender a la gente no merecen lo que sucede en México, en donde la mayoría no hace caso de los protocolos sanitarios y el #Quédate en casa, para evitar la propagación del Covid-19. Se ha preguntado qué siente los familiares de los fallecidos, ya sea el papá, la mamá, la hermana o el hermano, un hijo, una esposa que hayan perdido a su familiar por atenderlos en la contingencia y vean cómo les paga la gente valiéndoles un cacahuate su sacrificio.

Ellos sí se tuvieron que sacarificarse por nosotros que ni siquiera nos conocen, lo hacen por humanidad y profesionalismo, ya que la mayoría de los fallecidos han sido en los hospitales del gobierno. No crea que pueden estar muy lejos el día que los profesionales e la salud y demás personas que laboran por ejemplo en las clínicas del IMSS en Puerto Vallarta, por el comportamiento de la gente analizaran decretar su retirada de los hospitales, pero eso no va suceder, y no lo hacen porque son responsables y profesionales, todo lo contrario de esas personas que anda tirando los virus por esas calles de Dios, sin ningún control.

Ayudemos un poco a Puerto Vallarta, no salgas sin el cubre bocas, llévate en la bolsa un pomito de alcohol, no vayas a lugares encerrados y con aire acondicionado, son el número uno en la transmisión de contagios las investigaciones señalan que el virus se propaga por el aire. Por las pruebas, se comprobó que puede durar el virus flotando en el aire hasta 5 horas. Jalisco salvó la aplicación del botón de emergencia para regresar al semáforo rojo y al confinamiento, estamos en ese riesgo, sería fatal para los negocios vallartense.

Be First to Comment

Deja un comentario