Mochilas y Dávalos aún pueden buscar candidatura independiente

 

  • Movimiento Ciudadano debe pugnar por ser un partido homogéneo y no agencia de colocaciones… Ni Mochilas, ni Arturo Dávalos Peña tiene la obligación de renunciar un año antes a su partido si quieren ser candidatos independientes… El Congreso abre las puertas para autorizar una partida para el arreglo de la vía Mascota-Puerto Vallarta… Acá “El Mochilas” grita que solicitará 130 millones de pesos para la reparación de la carretera

Por José Rubén Gómez Bernal

Ahora lo de moda entre los políticos es la migración a Movimiento Ciudadano de Puerto Vallarta. Panistas, priistas, perredistas, morenistas, de la izquierda, de la derecha, de todos lados les mandan guiños a los dirigentes y al gobierno municipal del partido naranja, con la esperanza de ser llamados, y más que ser llamados abrigan la esperanza de ser colocados en una buena posición en el Ayuntamiento. Es notable, sobre todo, que políticos que se supone son de raíces profundas en un partido se crucen al paso de MC, y no porque sientan sus colores, como muchos de los que están ahí, más por conveniencia que por identificación que, así como llegaron, cuando otro partido diferente esté gobernando el puerto asimismo se van a ir tras del que quede, por eso MC debe de evitar convertirse en agencia de colocaciones y buscar construir un partido homogéneo, con futuro.

En el proceso de Revocación de Mandato, no me queda duda de que muchos de los que fueron a las urnas, lo hicieron con el fin de reconocer el trabajo del alcalde vallartense Dávalos Peña, otros en cambio, lo hicieron con el fin de deliberado exhibirse y que los vieran.

Dicen que en la guerra todo se vale y la batalla electoral que viene en el 2018 será épica, los partidos desde ya velan armas, para enfrentar la elección. Movimiento Ciudadano tiene el sartén por el mango, está jugando políticamente con las cartas a su favor, pero para los naranjas lo más preocupante es la cohesión interna del partido, habida cuenta de la polarización de los dos grupos el institucional de Arturo Dávalos Peña y el del arribista Ramón Guerrero El Mochilas y sus testaferros abyectos que ahora son más mochilistas que el propio Mochilas.

La discordancia entre estos dos grupos podría tener efectos desbastadores para el partido en el poder y con muchas posibilidades de continuar en el Gobierno Municipal, claro si existen las condiciones para hacerlo porque en la política no se debe de descartar ninguna posibilidad de que gane otro partido diferente. Esas condiciones serian entre otras, la unidad, esa que vino a romper al interior de Movimiento Ciudadano El Mochilas y su insaciable sed de poder y dinero fácil, apoyado por el opaco e inútil diputado Luis Ernesto Munguía, y los patéticos ex regidores vende patrias, que pululan a su alrededor a la espera de que les avienten los mendrugos.

Cuando se llevaba a cabo la votación del proceso de la Ratificación de Mandato, el desayuno y la comida en el Real del Oro eran por cuenta de Ramón Demetrio y no fue otra cosa que intentar medir fuerzas, innecesariamente, ya que por los resultados que obtuvo en la Ratificación de Mandato, ese fue el día de Arturo Dávalos Peña, y así lo vivió y así lo festejó. Mochilas no incidió para nada, quedó completamente opacado.

PARA CANDIDATO INDEPENDIENTE NO ES OBLIGATORIO RENUNCIAR UN AÑO ANTES A LA MILITANCIA PARTIDISTA

Se escucha en Radio Pasillo que tanto Ramón Guerrero como Arturo Dávalos Peña podrían participar uno u otro, en las próximas elecciones municipales en forma independiente, dependiendo de cómo se den las cosas al interior del partido, y las decisiones que se den sobre la candidatura a la alcaldía vallartense por Movimiento Ciudadano.

Se habla que quienes busquen una candidatura independiente deben de renunciar un año antes al partido a que pertenecen, legalmente no hay nada que obligue a los políticos a desligarse de su partido con un año de antelación como se señala erróneamente en los medios políticos.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por medio de la Sala Superior estableció respecto a esta supuesta limitante que “de lo contrario se constituiría una medida que limitaría el derecho político-electoral de ser votado. El requisito debe exigirse únicamente a aquellos ciudadanos que desempeñaron un cargo directivo partidario en la temporalidad establecida.

“El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que la obligación de renunciar un año antes de las elecciones a la militancia de un partido político para obtener una candidatura independiente no es exigible a aquellos ciudadanos que desempeñaban un cargo partidista previo a la temporalidad establecida.

“En la Tesis LIV/2016, con el rubro “Candidaturas independientes. La obligación de renunciar a la militancia un año antes de la jornada electoral, no es exigible para quienes desempeñaron un cargo partidista previo a esa temporalidad (Legislación de Michoacán)”, la Sala Superior estableció que considerar lo contrario constituiría una medida irracional y desproporcionada que limitaría injustificadamente el derecho político-electoral de ser votado.

“El criterio jurídico se desprende de la interpretación del artículo 298, fracción I, del Código Electoral del Estado de Michoacán, que señala que no podrán ser candidatos independientes quienes hayan desempeñado cargo de dirigencia nacional, estatal o municipal en algún partido político, a menos que hayan renunciado al partido un año antes del día de la jornada electoral.

“En ese sentido, atendiendo al mandato del artículo 1º constitucional, la interpretación pro persona, implica que dicho requisito debe exigirse únicamente para aquellos ciudadanos que desempeñaron un cargo directivo partidario en la temporalidad establecida, y no para quienes lo ocuparon previo a ella.” Con esta tesis, aprobada por mayoría en la sesión del 22 de junio de 2016, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación garantiza el derecho político-electoral de los candidatos independientes de votar y ser votados.

Así ni Mochilas, ni Arturo tienen obligación de renunciar a Movimiento Ciudadano para ser candidatos independientes si es su deseo. Lo que sí tendrán que hacer solicitar a tiempo permiso para ausentarse del cargo, para el proceso de candidato y la elección constitucional. Esto deja claro que el camino está despejado tanto para el alcalde vallartense como para el ayutlense, si quieren irse por la libre, pero sean candidatos por partido o independientes, Dávalos Peña le lleva mucha delantera al Mochilas, eso lo veremos.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

Mientras en Congreso de Jalisco se solidarizaba con los habitantes de la Zona Serrana y de la Costa, abrió las puertas a la autorización de una partida al Gobierno de Jalisco, para la reparación de la carretera Mascota-Puerto Vallarta, acá el siempre mitómano y mentiroso diputado local Ramón Guerrero, a los cuatro vientos gritó que gestionaría 130 millones de pesos para la reparación y acondicionamiento de la vía Mascota-Puerto Vallarta. Mayor cinismo no se puede esperar, pues el Congreso de Jalisco está dispuesto a apoyar la causa, y Mochilas se quiere colgar las medallas. Como dicen en mi rancho: “pinchi mentiroso”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: