Press "Enter" to skip to content

Mirtha: A punto de desenfundar la espada de Damocles

  • La alcaldesa denuncia que es victima de violencia de género política
  • Pero no dijo quienes están detrás de los ataques

Por José Rubén Gómez Bernal

No le falta razón a la morenista alcaldesa de Bahía, Mirtha Villalvazo cuando denuncia que es víctima de violencia de género política. Retrocede en el tiempo y señala que nunca antes un alcalde de Bahía había sido víctima del bullying como ella, y vaya que en eso de ataques a los políticos en el vecino municipio ha sido una constante, unos con razón y otros no. En sus declaraciones Mirtha no ha sido clara en sus denuncias.

Los nombres de quienes están detrás de los ataques nomás no salen, pero insiste en que son los que quisieron prolongar su estancia en el ayuntamiento, luego de permanecer en él por 4 años. Si de adivinanzas se trata son políticos de la administración del doctor Jaime Cuevas Tello, pero no suelta nombres de los que la difaman, a los que hizo un llamado a que se le acercaran si buscan información de su administración al tiempo de reiterar que las administraciones municipales tienen un ciclo, y así ha sido con los alcaldes anteriores que una vez que terminan su período, se han ido.

La alcaldesa Mirtha está a punto de desenfundar la espada de Damocles y cuidado porque los chismes y mitotes (no son otra cosa) pueden tener cauces legales y terminar en los tribunales. No pone fecha a un inicio de demanda, pero existe la posibilidad cuando señala que llega al límite su paciencia y con ello proceder con acciones legales. Muy cambiada la alcaldesa cuando  llegó al cabildo se enojó y peleó con medio por su poca educación política. Hecha a hacha y machete, es de armas tomar, por eso ahora llama la atención de la victimización que se  hace ella por los ataques de los rivales políticos o esa bola de holgazanes que como no les dio chamba y como se llevan de bolsones porque no saben vivir más que del erario municipal, pues se llevan dándole duro a la lengua en contra de Mirtha.

Be First to Comment

Deja un comentario