Miguel “Prieto” Ibarría González, Deja un Legado en la Charrería

Fallece a sus 88 años de edad

 

Con gran pesar recibió la sociedad vallartense la noticia de que ayer por la mañana falleció el señor Miguel Ibarría González, un hombre de acaballo, que ha dejado un legado en la charrería de Puerto Vallarta y del Estado.

A sus 88 años de edad, “El Prieto Ibarría”, mote que recibió de su nana, al momento de su nacimiento, falleció a causa de una enfermedad que le aquejaba desde hace un par de meses.

Fue un apasionado de la charrería y desde niño practicó éste deporte, recientemente declarado por la UNESCO, patrimonio cultural inmaterial. Su afición que lo llevó a ser uno de los fundadores presidente de la asociación Charros de Vallarta, A.C., aunque siempre perteneció también a la Asociación de Charros de Cocula, de donde él era originario.

Participó desde su adolescencia en torneos y campeonatos charros, logrando incontables reconocimientos y premios.

Don Miguel Ibarría llegó siendo niño a Puerto Vallarta en donde se forjo como hombre recto y honesto, dedicado al trabajo en el campo. Aquí conoció al amor de su vida, la señora Elsa María López, con quien formó un hogar y procrearon siete hijos. Toda su vida la dedicó a la ganadería y la agricultura, actividad que le permitió brindar a su familia una vida holgada y heredar una importante dimensión de tierras.

Con la construcción del centro de convenciones en las parcelas de su propiedad, el estado le remuneró con la remodelación del lienzo charro Prieto Ibarría, además de un rancho en el municipio de Mascota, en donde vivió los últimos años, cuidando de su ganado a lado de su compañera de vida; aunque habitualmente venían a Puerto Vallarta a visitar a sus hijos y a disfrutar de los torneos charros que tanto le apasionaban.

En el mes de marzo de este año, se le vio a Don Miguel muy contento en el torneo charro en el lienzo que lleva su nombre, en donde estuvo los tres días celebrando a lo grande, como a él le gustaba, a lado de sus hijos y nietos, a quienes heredo el gusto por la charrería y la ganadería.

Hace un par de meses enfermó y desde entonces estuvo viviendo en esta ciudad bajo el cuidado de su esposa, hijos y hermanos, hasta el último momento. Fueron tiempos difíciles, debido a que algunos días se agravaban sus padecimientos y era necesario permanecer en el hospital.

El pasado 14 de septiembre, día Nacional de la Charrería el alcalde Arturo Dávalos entregó un reconocimiento a Don Miguel ‘El Prieto’ Ibarría, al ser considerado uno de los principales precursores y referentes de la charrería en Puerto Vallarta, el cual recibiría uno de sus hijos en su representación, enviando así sus mejores deseos a quien fue un baluarte del deporte nacional por excelencia.

Hace algunos días los médicos informaron a su familia, que no había más lucha, que Don Miguel debía regresar a casa para pasar sus últimos momentos rodeado del cariño de los suyos y no encerrado entre cuatro paredes de un hospital. Ayer su vida se apagó, pero su legado perdurará a través de los años. Descanse en paz.

Verónica  Díaz / siemprelibres.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: