Press "Enter" to skip to content

Las tragedias en los campos vallartenses

  • Muchos fallecimientos en las canchas de futbol de Puerto Vallarta… Todos por ataques cardiacos… Un recuento de los fallecimientos.

Por José Rubén Gómez Bernal

Hablar de tragedias en el futbol vallartense es hablar acerca de alrededor de diez fallecimientos en las canchas de futbol, tragedia que se circunscribe al que describen como “el deporte más hermoso del mundo”. Tan adictivo que es el que estadísticamente practican más “abuelitos” en el mundo. Jugadores de 50, 60, 70 años todavía participan en torneos organizados o nivel de barrio. Contrario a otros deportes en los que, pasando de cierta edad ya no hacen, el futbol lo juegan personas que han hecho de este deporte su rutina deportiva de toda la vida.

Puerto Vallarta no es la excepción, como uno de los exponentes en donde más practican deportes las personas adultas. El futbol, el basquetbol y el beisbol son los deportes que más practican los llamados adultos y hasta adultos mayores. Los fallecimientos de jugadores en las canchas de futbol se iniciaron con el fallecimiento de “Pillo” González cuando jugaba un partido de La Cascarita, en la cancha dos de la unidad deportiva Agustín Flores Contreras.

En esa ocasión “Pillo” se sintió mal, pidió su cambio y salió de la cancha. Se fue en busca de una sombra se acostó, en donde le sobrevino el ataque al corazón, cuando llegó la ambulancia de la Cruz Roja, lo declararon fallecido. Después de “Pillo” se vino la cadena trágica de muertes. Otras que se recuerdan fueron la de tres jugadores que se encontraban en un partido en la cancha tres de la unidad deportiva Agustín Flores Contreras, y les cayó un rayó falleciendo de inmediato, otros quedando mal de por vida como es el caso de Arturo “El Peligroso” Romero, boxeador, futbolista y árbitro, cuyas secuelas de ese accidente le provocaron la muerte tiempo después.

La cadena de fallecimientos en la unidad deportiva de la época más reciente, el de René Arreola, quien a la postre era funcionario de deportes del ayuntamiento, no estaba jugando, pero era jugador de futbol y estaba observando un partido en la cancha Guillermo Rodríguez Cruz, cuando le sobrevino un infarto al corazón, y su muerte.

Después se suscitó el fallecimiento de José Guadalupe Ramírez “Yesenia”, como era popularmente conocido este jugador, muy conocido y apreciado. En esa ocasión “Yesenia” estaba jugando y pidió su cambio al sentirse cansado, salió y fiel a su costumbre, encendió un cigarrillo y momentos después cayó fulminado de un infarto al corazón.

Años antes en la cancha uno de la unidad deportiva CTM, había fallecido “Navita” durante un juego amistoso entre un combinado de la Liga Máster y un equipo de Filarmónicos, al celebrarse el Día del Músico. “Navita” ya retirado fue invitado al juego y estuvo moviéndose a su capacidad pues ya estaba mayor. Le dieron un balón en la media cancha y luego se fue corriendo por la banda con una velocidad que sorprendió a todos. Al llegar al área de repente se desplomó y cayó como fulminado por un rayo. Todos los esfuerzos por reanimarlo fueron inútiles.

Recientemente en la cancha Alfredos, en un partido de la Liga Máster, “El Acapulco”, vecino de Las Juntas, murió al estar jugando. Los testigos recuerdan que se desplomó y murió poco después. Todos los fallecidos tuvieron un común, que cuando llegó la Cruz Roja ya nada se pudo hacer, aunque en algunas ocasiones llegó de inmediato.

Y lamentablemente lo ocurrido el domingo pasado en la cancha dos de la unidad deportiva CTM en donde falleció “Chuy” Zepeda Ochoa, jugador muy conocido y muy querido que utilizaba primero lentes y después lentes tipo googlees para jugar. Los hechos ya fueron narrados en este espacio, y muy lamentados por el sector del futbol del puerto en donde era muy conocido.

“ZAVALETA” EL ÚLTIMO FALLECIDO EN LA CANCHA

El más reciente fallecimiento ocurrido tres meses atrás fue el de José Manuel Gutiérrez Zavaleta, conocido como “Zavaleta” quien era jugador activo de futbol en el equipo de Amigo de Arrizon, pero su deceso fue cuando jugaba basquetbol en el auditorio municipal “Pablo López Joya”, estaba jugando cuando se sintió mal y salió fuera del auditorio en donde le sobrevino el ataque al corazón. Semanas después falleció su hermano, basquetbolista y motociclista, a consecuencias del corazón.

TODOS MAYORES DE 55 AÑOS

A excepción de los tres que fueron muertos por el rayo en la cancha tres, y de “Pillo” González, la mayoría de ellos estaban arriba de los 55 años, en algunos casos a pesar de la edad jugaban más de un partido en la semana.

Be First to Comment

Deja un comentario