Press "Enter" to skip to content

La mujer, pilar fundamental en la sociedad

Por Humberto Famanía Ortega

De los retos más importantes de las mujeres en la actualidad es buscar su crecimiento personal en todos los aspectos de la vida para despertar en ella la conciencia de su dignidad, su valía para que en la toma de decisiones  del entorno donde vive, ejerza su derecho y al cumplir con su deber se convierta en impulsora de la paz, en la familia y la propia sociedad. Sabemos que a lo largo de la historia su papel se ha ido diversificando en todos los ámbitos sea cual fuere su especialidad o campo de interés, por eso nuestro reconocimiento notablemente en nuestro propio desarrollo.

Me queda muy claro que las mujeres deben de asumir en esta sociedad el rol que cualquier ser humano, porque tienen todos los atributos capaces de pensar, discernir pero sobre todo decidir sobre circunstancias de trascendencia social e importante para ayudar y contribuir a la toma de decisiones. La equidad de género  es fundamental para mejorar las condiciones económicas, sociales, políticas, sociales y culturales de la sociedad en su conjunto. Urgente resultaría su contribución para lograr una ciudadanía más integral para fortalecer la gobernabilidad democrática.

Para todos es del conocimiento que han sido pilares fundamentales para promover la paz y la justicia, tanto en sus lugares natales como en todo el mundo. Sus acciones, esfuerzos y palabras ya quedaron plasmadas en la historia de la humanidad por su valentía, sus ideas claras y liderazgo en favor de los marginados e indefensos. Menciono  como ejemplos a la Madre Teresa de Calcuta, a Rigoberta Menchu a Malala Yousafzai, siempre luchando por la dignidad de todos los seres humanos aun a costa de su propia vida. Mujeres que con hechos, muestran  amor por su prójimo por lo tanto brilla la luz por sus grandes aportaciones humanitarias convertidas en esperanza de prosperidad.

En el aspecto particular tomo como ejemplo la vida de mi madre Doña María Luisa Ortega de Famanía, qepd, siempre presta a dar  apoyo a los más necesitados, participaba con decisión, capacidad y entrega y con espíritu de servicio, primero con su familia y después en la sociedad donde se desarrollaba. Muchas situaciones interesantes se dieron durante el trascurso de su vida; pierde a sus padres desde muy pequeña, se llega a desempeñar desde su corta edad como maestra de primaria; dada su inteligencia y vocación por la enseñanza, donde se trasladaba a lomo de caballo a cumplir con su deber, siendo una jovencita de escasos 13 años, buscando ser útil a su Patria. Por eso mi admiración por haber sido una gran mujer, desde muy temprano su FE a Dios y a sus semejantes selló para toda su vida un ejemplo a seguir.

Mi mama fue mi mejor amiga, ya que la amistad tiene un valor importante en el amor entre madre e hijos ya que da una visión positiva; el camino será más confortable en momentos difíciles porque permite que seamos y nos reconozcamos realmente humanos, sin mascaras ni roles rígidos, que en muchas ocasiones nos encuadran en una sola postura, que nos impide ver varios caminos u opciones de solución frente a las dificultades diarias de la vida. La verdad extraño mucho sus consejos sobre todo cuando me decía hijo reconozcamos nuestros errores para levantarnos y seguir caminando ya que esto permite a ayudar a perdonarnos y perdonar al otro, reconociendo que al igual que nosotros también tiene dificultades. Palabras que nunca olvidare.

Mi relación con otra estupenda mujer mi esposa Mary Elena con 41 años de matrimonio, como toda pareja existen altas y bajas, reconozco que parte de mi crecimiento se lo debo a ella, disfrutamos de las vivencias que se han tenido, donde la estima ha crecido, así como el respeto y desde luego se tiene la oportunidad de convivir y enseñar lo mejor a nuestra hija y a mis nietas. Lo que si afirmo es que la amistad hace posible vivir momentos duros con la compañía de alguien que sabremos estará  cuando más lo necesitemos. Me queda claro que los esposos que viven la amistad, enseñaran a sus hijos la experiencia maravillosa de salir al encuentro del amigo en cualquier momento de la vida.

Es de suma importancia en estos tiempos difíciles tanto en los aspectos políticos, económicos y sociales, ahora en el terreno moral que nos está afectando a todos en diversos aspectos de nuestra vida, tener presente a la mujer. Las tensiones entre los diferentes actores se han agudizado y para algunos de los mexicanos sigue existiendo el riesgo de violencia y de estallidos sociales. Es hora de unirnos bajo una mentalidad constructiva donde la participación  no sea por inercia o por miedo, al contrario actuemos con un verdadero nacionalismo que es el que fusiona territorio y espíritu, esencia y anhelo, historia y futuro, para que tengamos una autentica convicción con conciencia ciudadana.

El papel de la mujer es esencial, porque tiene un sexto sentido que conlleva, inteligencia, dedicación, perseverancia; son ellas las que constituyen indudablemente la fuerza del amor y del carácter, son guía y brújula en el acontecer de nuestras vidas ya que desde el vientre materno fuimos alimentados y ahí fue precisamente donde recibimos los elementos biológicos para llegar a convertirnos en hombres y mujeres de bien. Para todos es sabido que su presencia y participación en todos los sectores de la población cada vez es más importante en el análisis de nuestros problemas, debemos de aprovechar su sensibilidad y capacidad.

-.Con toda mi admiración  y respeto por siempre y para siempre, ustedes son la flor de la existencia, desde que nacen hasta que brotan en la belleza de la vida. Ahora es importante avanzar contra la discriminación, para una cultura de género, donde la equidad sea el principio de la convivencia.-

Be First to Comment

Deja un comentario