Press "Enter" to skip to content

La herencia de Nora a la administración del Profe Michel

  • El dictamen preliminar dice que hay 65 viviendas afectadas y 300 comercios en el área del margen del río
  • El dinero para la reconstrucción no aparecerá como por arte de magia, vendrá de acuerdo con lo que las partidas federales y estatales le destinen a Puerto Vallarta
  • Ante ello, el hoy alcalde electo deberá echar mano de sus relaciones y buenos oficios

Por José Rubén Gómez Bernal

Se quejan los locatarios del Mercado Municipal Río Cuale, que ninguna autoridad estuvo presente durante el evento en el que colapsó uno de los pasillos de la planta baja, que tras de un estruendo se abrió la estructura de la planta baja que da al río. Expresan que sintieron la ausencia del presidente Jorge Quintero, y del Presidente electo el profe Michel, porque no fueron a supervisar lo sucedido, por lo que siguen en el limbo sin saber que les depara el futuro luego de que fueron desalojados y desconocen qué es lo que sigue, aunque el Gobierno del Estado ya anunció que hay disponibles 30 millones de pesos la contingencia.

Sin embargo es obvia la posición de ambos ediles, Jorge Quintero no puede ir a prometer lo que no va a cumplir, a hablar de compromisos cuando el trienio llega a su fin, y no puede hacer absolutamente nada ante semejante problema que requerirá muchos millones de pesos para reconstruir el mercado, o derribarlo y construir otro.

En el caso del profe Michel la situación es similar, como alcalde electo no puede hacer compromisos firmes para decir voy a hacer esto o lo otro. Es evidente que será la nueva administración bajo la batuta del profe Michel, que tendrá que buscarle solución al caso no solo del Mercado Río Cuale, sino de todos los destrozos causados por el crecimiento de los ríos.

La administración de Morena tendrá menudo problema si tiene a su cargo la reconstrucción de Puerto Vallarta, llegará el uno de octubre cuando tomen posesión en ceros para iniciar con lo clásico de los inicios de año, en que la captación de dinero es de los cobros de Catastro, permisos y los pagos de inicio de años, para lo que faltarán todavía tres meses. El dinero no aparecerá como por arte de magia, vendrá de acuerdo con lo que las partidas federales y estatales le destinen a Puerto Vallarta, pero ajustará apenas para los pagos que se hacen de fin de año.

Como es lógico el ayuntamiento no tendrá la capacidad económica como para solventar los gastos Ante ello tendrá el profe Michel que echar mano de sus relaciones y sus buenos oficios, para gestionar los techos financieros requeridos para la reconstrucción, y sea ante el gobierno del estado o la federación, será una labor titánica que requerirá de un equipo de asesores hábiles en la consecución del dinero, aunque el nuevo ayuntamiento tendrá la ventaja de ser del mismo partido del Presidente López Obrador, además de que prometió que le daría a Puerto Vallarta los 600 millones de pesos que ya venían desde el año pasado y le fueron quitados para dárselos al Tren Ligero de Guadalajara.

Lo cierto es que los locatarios se sienten al garete, en su mayoría representan patrimonios dañados que fueron logrados a lo largo 20, 30, y más años de trabao, que hoy lo ven destruido y sin ver una claridad a futuro. Por lo pronto la administración saliente de Jorge Quintero quedará impedida de hacer compromisos por obvias razones de tiempo.

Sin embargo, el famoso “Cuale” Quintero no se ha quedado de brazos cruzados, una cosa es que no se comprometa y otra que deje su responsabilidad como alcalde, ya firmó la Declaratoria de Emergencia elaborado por el director de Protección Civil y Bomberos de Puerto Vallarta, Adrián Bobadilla García, que la hará llegar a su homólogo en el estado, de la Unidad Estatal de Protección Civil.

El dictamen preliminar dice que hay 65 viviendas afectadas, 300 comercios en el área del margen del río, en donde hay 3 centros comerciales, el Mercado Municipal, el Pueblo Viejo y el tercero frente al puente de la calle Morelos. 65 viviendas dañadas de las que 8 se desplomaron y 5 parcialmente.

Por otro lado, la prensa dio cuenta de que los locatarios del mercado del Cuale la mañana de ayer, no dejaron pasar la maquinaria que trabaja en la remoción del escombro debido que estimaron que el movimiento y la vibración lo provoca que colapse el debilitado edificio. Detuvieron la marcha de las máquinas y los camiones materialistas, además de su molestia porque no se han dado a conocer los peritajes de los daños estructurales del vetusto edificio construido durante la administración de Carlos Arreola Lima.

Be First to Comment

Deja un comentario