La fuga del Pitas Pelayo

 

  • ¿Pitas Pelayo traidor al proyecto de Dávalos Peña?… Dávalos Peña demostró en La Paseada, que no necesita “ratificación de mandato”

Por José Rubén Gómez Bernal

Desde aquel momento en que Pitas Pelayo le llenó de acarreados la cancha La Lija al Mochilas cuando candidato a la presidencia municipal, cayó en su gracia y ya no le perdió la pisada. Nunca pensó El Pitas que su destino sería ser alcalde interino de Puerto Vallarta, por obra y gracia de su tutor político. De líder de vendedores ambulantes de playa a la Silla Municipal, fue meteórico el camino para llegar. De ser “castigado” por la mafia del PRI y mandarlo a cuidar el basurero, y de ahí regidor aliado al Mochilas y luego a alcalde interino, fue la envidia de no pocos políticos frustrados que tienen toda su vida queriendo ser presidente municipal y ni a regidores han llegado.

Para más envidia, Pitas llegó sin gastar un centavo, sin tener una carrera política destacada, sin preparación para ocupar el cargo habida cuenta que su estadía sería simbólica al ser Mochilas el poder tras el trono, el amo y señor corruptor de mentes, embaucador profesional que con su habilidad histriónica terminó imponiéndose a todos los liderazgos políticos de todos los partidos, con un juego perverso de ganarse el voto a base de dadivas.

Inició con sus famosos mochivales, que aun teniendo su fotografía cínicamente culpo al PRI de ser ellos los que los repartían. Esa fue la clave, de ahí partió a la conquista del voto convenciendo no con propuestas o proyectos sino regalando cemento, cal, varilla, tinacos, entregados sin un estudio socioeconómico previo, regalado a diestra y siniestra el material, que en muchos de los casos fue vendido, porque los que lo recibieron no tenían necesidad. Eso ya es historia, pero ilustrativa de lo que se capaz Mochilas, y de la guerra que será capaz de desatar en busca de la reelección, aun en contra de la gente de su propio partido Movimiento Ciudadano.

¿ES PITAS UN TRAIDOR?

Por eso no es de extrañar la renuncia de Pitas Pelayo a la Delegación de El Pitillal, el movimiento es más que evidente: Pitas Pelayo se va a reforzar las huestes del diputado, en su búsqueda por ser nuevamente alcalde de Puerto Vallarta.

Manuel “Posi” Beltrán se comunicó a este espacio muy enojado para dar su punto de vista, sobre la renuncia del Pitas lo calificó de ser traidor y un acomodaticio. El “Posi” tuvo palabras muy fuertes al referirse al ex presidente municipal interino, a quien no bajó de “borracho convenenciero y acomodaticio que no dudó en venderse a un tipo como Mochilas un fuereño que solo vino a robar a Puerto”

Claridoso como ha sido toda la vida, El “Posi” aclaró que el sigue siendo priísta “yo no soy como esos cabrones que le sacaron jugó al PRI y ahora andan de “lame huevos” en otros partidos, por eso criticó al Pitas porque se entregó a un ratero como Mochilas, que como lo pregunté la otra vez, a que viene, ¿a vender lo poco que dejó y luego irse a gozar con otro puesto lo que nos robó a los vallartenses? “Creo que ahora quiere venir por la unidad deportiva municipal Agustín Flores Contreras, las áreas verdes, los espacios deportivos, todo cuando quede por robarse puesto que hizo lo que quiso, vendió lo que vendió y nadie dijo nada, nadie ha dicho nada, hay impunidad total no hay quien le pida cuentas al Mochilas, por eso quiere regresar a robar y a hacer lo que quiere”.

“Pero bueno, agregó, Pitas está como Pitó Pérez, amante de las buenas francachelas, pero yo como dijo El Che, voy a esperar programas, yo soy priista pero también acá no veo nada claro, que haya trabajo y se estén preparando, que estén trabajando para las próximas elecciones, entonces a esperar y a ver qué nos espera, pero como te digo el Pitas es un oportunista y convenenciero que ya le han de haber ofrecido algo para que tire el trabajo que le dieron como delegado, eso se llama morder la mano de quien te da de comer”

“El Posi” Beltrán tuvo palabras más fuertes en contra no solo del Pitas, también del funcionario del DIF David de la Rosa, al que calificó de vividor de la política, y recordó cuando estaba en el PRI para controlarle el berrinche que hizo, los priistas tuvieron que meter a una de sus hermanas de regidora para calmarlo y que ahora anda en otro partido, como anteriormente lo hizo en el PAN y en el PRI.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

Hay plena identificación del alcalde Arturo Dávalos Peña, con los vallartenses. Eso quedó de manifiesto ayer en la tradicional Paseada a Palma Sola, de Las Palmas, Jalisco, en donde por lo general es un termómetro de la política de Puerto Vallarta, y así como en un tiempo dominó en presencia la clase política panista y luego la priista, ahora es la de Movimiento Ciudadano, aunque hay todavía resabios de otros partidos, sin tanta presencia. Dávalos Peña acompañado de su esposa saludó de mano, de cerca y de lejos a muchos vallartenses reunidos en el festejo popular más tradicional de Puerto Vallarta. No hay mejor termómetro para conocer la aceptación ciudadana de los gobernantes que cuando están frente a la gente y que le responsan con un saludo afectuoso, y el alcalde vallartense recibió un buen baño de pueblo, considero que con eso ni ratificación de mandato necesita. Porque hay algunos políticos que mejor ni se presentan a La Paseada para no escuchar las mentadas de madre. Creo que Dávalos Peña no necesita de ratificación de mandato, basta ver el respaldo ciudadano que tiene.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: