Press "Enter" to skip to content

La clausura del Verificentro

  • Apenas se reunieron un centenar de personas en las afueras del inmueble
  • Extienden protesta hasta la sala de cabildo
  • Regidores morenistas no se guardaron nada y se le fueron duro y a la cabeza a la verificación vehicular

Por José Rubén Gómez Bernal

LA «CLAUSURA» DEL VERIFICENTRO. – Convocados por el líder de El Barzón, Fidencio Hernández, se reunieron poco más de 100 personas en las afueras de las instalaciones del verificentro ubicado a un costado de la distribuidora Corona, con el fin de patentizar su rechazo a la verificación vehicular que inicia a partir de este día.

Desde el inicio de mis comentarios sobre el tema, manifesté que sería muy difícil que se le diera para atrás a este programa incluido en las leyes, que será anual en el caso de los particulares y los taxis cada seis meses, así como a vehículos de uso intensivo. La presión social ha sido fuerte, pero el programa sigue adelante, no se ve otro camino que el legal, el amparo, como única fórmula que se puede lograr personal o colectivo, y ver la respuesta que darían los jueces.

Los protestantes portaron pancartas de protestas con diferentes leyendas dejando asentado su rechazo a la verificación. Lo interesante es ver qué sigue. Hasta dónde llegará el movimiento o si se trata de una protesta única. El tema sigue caliente, pero no hay visos de que se contemple la suspensión de la verificación. Ya hay personas inscritas para llevar sus vehículos a revisión.

EXTIENDEN SU PROTESTA HASTA LA SALA DE CABILDOS. –  Por otra parte un contingente más reducido se hizo presente en el Palacio Municipal en donde también participó el líder barzonista Fidencio Hernández los que mostraron su descontento, portando pancartas en contra la verificación vehícular,  pidiéndole su intervención al profe Michel, y que fijara su postura como primera autoridad. Obviamente al salir del ámbito municipal, al ser una ley para todo el estado, a los gobiernos municipales prácticamente los tienen amarrados.

Hasta estos días no se conoce a autoridad municipal alguna, que se hubiese rebelado contra la llamada verificación responsable… En la sesión de cabildo, el debate se puso bueno. Lógico la posición de la regidora de Movimiento Ciudadano Lupita Guerrero Carbajal, fue de reconocer que es caro el cobro de la verificación pero no dijo nada de estar en contra, al contrario, sacó a colación el Reglamento del Cambio Climático de Puerto Vallarta.

José “El Chato” Rodriguez  y el profesor Pablo Ruperto Gómez Andrade, no se guardaron nada se le fueron duro y a la cabeza a la verificación vehicular, al calificarla de un atraco en despoblado y que la ciudadanía ya sabe la ruta que seguirán el dinero que se cobrará, para beneficio de pocos. Precisaron que previo se hubiera mejorado el transporte público y sacaron a relucir las autorizaciones de la pasada administración de más de 100 licencias de construcción de grandes edificios.

LAS PROPUESTAS DE PABLO RUPERTO. –  Dicen así: “Antes de aplicar la lesiva verificación vehicular propongo cinco puntos para mejorar la calidad del aire y evitar la verificación vehicular. 1. – Mejorar sustancialmente los servicios del transporte público 2. – Invertir en banquetas dignas y ciclovías para inhibir el uso del auto y fomentar el traslado peatonal y ciclistas. 3. – Innovar con esquemas de crédito para favorecer la renovación del parque vehicular 4. – Aplicar leyes y reglamentos actuales para sancionar los vehículos contaminantes. 5. – Ya operando los cuatro puntos anteriores y solo en caso extremo. implementar la verificación vehicular hasta el año siguiente, previa campaña de información precisa.. Me llama la atención en el punto 5, en donde el profesor Pablo Ruperto señala la necesidad que se haga una campaña, porque en estos momentos son pocos los vallartenses que están enterados de cómo debe de presentarse la unidad a la verificación, puesto que habrá muchos puntos en los que los dueños de vehículos ya podrán presentar sus unidades corrigiendo las deficiencias por las que no puede pasar la verificación, ya que no solo se trata de que no contamine la unidad, sino de varias cosas. 

Be First to Comment

Deja un comentario