La buena de la policía municipal y la mala del 911

Por José Rubén Gómez Bernal

LA BUENA

Que la policía municipal hubiera detenido a una pareja de asaltantes de domicilios en Las Aralias, que son los que presumiblemente han asolado la colonia, en donde por mucho tiempo han realizado sus ilícitas actividades, sin que les echaran un lazo, es una buena noticia.

Fue con un exitoso operativo policiaco que lograron la detención de estos delincuentes que por fin van a dejar descansar a los vecinos de las colonias aledañas. Ese es el camino, eso es lo que hace a  la ciudadanía tener una percepción de seguridad para su entorno familiar. Eso merece un reconocimiento. Ojalá así fuera en todos lados.

LA MALA

La poca ética y profesionalismo de algunas personas que atienden el 911. En vez de ser una herramienta para seguridad de la ciudadanía, se convierte en una pesadilla para quienes lo utilizan cuando tienen que reportar un acto de la delincuencia.

La improvisación, la irresponsabilidad de estar ocupando un lugar en el 911 sin tener la capacidad de atender con profesionalismo, van de la mano con la desesperación de la ciudadanía que busca en ese número una ayuda cuando está en problemas o tiene denuncias qué hacer, es su esperanza de que sean atendidos sus problemas.

NADA ES PARA SIEMPRE

Por el esfuerzo y la atención que ha puesto el Gobierno Municipal de Arturo Dávalos Peña, nuestra ciudad afortunadamente está lejos de tener los grandes problemas de inseguridad que tienen otras, pero nada es para siempre. No se debe dejar morir la gallina de los huevos de oro.

Nadie quiere y a nadie le gustaría que nuestra ciudad se convirtiera en tierra de nadie por la delincuencia, en seguridad no se deben de bajar los brazos, lo que se avanza no debe de retroceder. Si quienes están al frente de los cuerpos de seguridad son omisos, incapaces o de corta visión, entonces la delincuencia crecerá a la sombra de la ineptitud. Y es que a veces reportar al 911 es tan problemático, que terminan siendo regañados por la conducta irascible, de algunas personas que lo contestan.

Es injustificable que no se atienda con amabilidad y profesionalismo a quienes llama al 911, los delincuentes no son los que están en línea poniendo la denuncia, son a quienes van a denunciar y que inicia con una regañiza porque el denunciante no conoce con exactitud las calles, las características de los delincuentes, etc.

LOS APOYOS

La policía no se puede quejar de que no se les proporcionen apoyos, el edil vallartense Arturo Dávalos Peña, si en algo ha puesto empeño desde el inicio de su administración es en proporcionarle a la policía municipal las mejores condiciones para que desarrollen con efectividad sus actividades para la prevención del delito y protección de la ciudadanía.

 A Dávalos Peña se le debe el rescate de la seguridad en Puerto Vallarta, de cambiar el incierto futuro en seguridad. Con inversiones y decisiones ha mantenido el Gobierno Municipal a Puerto Vallarta, dentro de las ciudades mas seguras del país, mientras otros destinos turísticos se convulsionan entre muertos y robos.

Si la policía de Puerto Vallarta cuenta con las mejores condiciones para desarrollar su trabajo y no se logra, algo está fallando, alguien no está haciendo bien su trabajo, y ese alguien debe de estar consciente que los escritorios son para los floreros.

LA HISTORIA

En la colonia Infonavit CTM por la madrugada del miércoles fue asaltado por unos encapuchados el conductor del taxi No 1045 del Sitio 79, con placas 6603 GMJ. Lo que nunca antes en  la historia de la colonia había pasado, se dio. Le bajaron 800 pesos, y se llevaron las llaves del carro. De inmediato su propietario, vecino de la colonia, se comunicó al 911 en donde le pedían las características de los ladrones etc., y todo ese interrogatorio a veces estéril y a veces productivo. La respuesta del 911 al propietario lo dejó perplejo, le dijeron que su trabajador fuera a poner su denuncia a la Fiscalía. Desesperado el propietario del taxi se fue a la Avenida las Torres a ver si veía pasar una patrulla para pedirle auxilio, estuvo mucho tiempo y nunca pasó una. No se explica porqué no fueron a levantar el reporte si lo denunció al 911, para que la policía iniciara un operativo de búsqueda.

Los grave sucedió ayer, los mismos asaltantes regresaron al observar que no hay vigilancia y en altas horas de la madrugada se robaron el taxi. Y ahora sí tras de su denuncia al 911, se hizo presente una patrulla que levantó el reporte. La vigilancia de la policía en la colonia ha brillado por su ausencia, el área conflictiva es la calle central que da a la entrada de la escuela del lugar. No son los alrededores de la colonia en donde se centran los conflictos, es en el área de la escuela por la ausencia de la vigilancia, que han pedido los vecinos muchas veces, con nula respuesta.

LE PIDEN A ARTURO DÁVALOS QUE AYUDE A LA COLONIA ORDENANDO VIGILANCIA

El propietario del taxi robado y hermano del trabajador del volante asaltado por los encapuchados, así como vecinos, solicitan al alcalde Arturo Dávalos Peña que los ayude ordenando que haya vigilancia en la parte central de la colonia, porque hay justificado temor de que se convierta en refugio de delincuentes, contra lo que se diga, en la colonia nunca se había presentado un asalto de encapuchados, que no se sabe de dónde proceden. Cuando ocasionalmente entra la patrulla hasta donde está la escuela, de inmediato se nota su presencia, pero lo hacen muy esporádicamente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: