Press "Enter" to skip to content

La Avenida Las Torres convertida en pista de carreras

  • La historia del avión presidencial que sobrevoló Puerto Vallarta
  • De Bienvenidos Paisanos a Héroes Paisanos, la arraigada corrupción al ingresar a México

Por José Rubén Gómez Bernal

La Avenida Las Torres se ha vuelto una pista de carreras y en horas pico en caos vial y los agentes viales o «tránsitos» como se les conoce popularmente, son Ovnis, –Objetos Voladores no Identificados– no se ven por ningún lado. El caos especialmente en las «horas pico» es tremendo,  la Avenida pasa por colonias con alto índice poblacional, en las que la gente prácticamente se la tiene que jugar, para cruzar, entre ellas Las Aralias, Infonavit por señalar algunas de las más populosas.

También está el parque de Las Aralias, y las familias se tienen que cruzar a la carrera, ya que asisten familias y personas que van a ejercitarse o a descansar. En el Infonavit es igual, cientos de cruces diarios de personas que de milagro no ha ocurrido algún incidente grave. Los accidentes por choques entre vehículos es otra historia, han ocurrido decenas, hay varios cruceros entre ellos los de uno y uno, que se convierten en un verdadero «pozole» por la falta de educación de algunos conductores, en donde muchos buscan el agandalle, el cruzar primero aunque no sea su turno y pues vienen los accidentes.

Lo extraño, dicen los vecinos, que cuando hay un choque, se juntan hasta tres patrullas, viene la policía y se arma una «fiesta» de agentes viales y  policías, se arreglan los que chocaron o se los llevan sus vehículos al corralón, y para volver a verlos, hasta otro choque de automovilistas.

Y todo eso ante la ausencia de vigilancia de la Sub Dirección de Tránsito Municipal, que no se sabe si es por incapacidad de quién tiene la responsabilidad, o de sus achichincles, si es falta de personal o de incapacidad de los mandos medios, el caso es que esa avenida también se ha convertido en una pista de carreras, con el peligro para los peatones, especialmente para las familias, pues ya ni en las escuelas se ven patrullas o personal de la dependencia cuidando la seguridad de los escolapios y estudiantes.

Sería importante para la seguridad de las familias de esa zona, que  Tránsito Municipal enviará vigilancia en las horas, se lo agradecerían mucho los vecinos porque todos quieren seguridad para sus familias cuando salen a la calle. 

EL AVIÓN PRESIDENCIAL

Se alborotó el gallinero político vallartense el pasado fin de semana, con la «visita» que realizó el Avión Presidencial Boeing 787-8 Dreamliner, a Puerto Vallarta. Generó todo tipo de comentarios. Que vino el Presidente de México López Obrador y que lo vieron maleconeando con el profe Michel. Que vino el Presidente en el avión,  en tránsito a Nayarit. Que AMLO vino a una entrevista «secreta» con personal de Estados Unidos, que viajó de fin de semana con su familia de descanso y de ahí pa’l real fueron los comentarios sobre la inesperada presencia en los cielos vallartenses del lujoso avión  adquirido durante el sexenio de Felipe Calderón en cerca de 300 millones de dólares y que Peña Nieto lo utilizaba hasta para ir a comprar paletas o encargar los refrescos.

El avión partió con destino a Puerto Vallarta a las 09:41 el jueves del aeropuerto de la CDMX,  después regresó por el Estado de México y el de Morelos, sobrevolando Cuernavaca y volvió a aterrizar en la Capital del país. Lo cierto es que el avión realizó un viaje técnico, antes lo había hecho en ruta al Golfo de México, esto como parte del mantenimiento que se le da a la aeronave de valor de cerca de los 300 millones de dólares, que no ha encontrado comprador y que por cierto ya fue «rifado». Lo cierto después de todo, esto es que el famoso avión presidencial, nunca pisó suelo vallartense, solo sobrevoló el espacio aéreo y se regresó.  

DE «BIENVENIDO PAISANO» A «HÉROES PAISANOS»

La promesa fue de cambio total y erradicación de la corrupción en la internación de los paisanos procedentes de los Estados Unidos,  a territorio mexicano con motivo de la navidad. Se hizo un cambio de fachada del nombre de Bienvenidos Paisanos a Héroes Paisanos, pero el resultado es el mismo o peor de acuerdo a las declaraciones de los viajantes internados por Laredo.

La promesa del Gobierno Federal de eliminar la corrupción en los cruces y los viajes a sus destinos sigue como en los peores tiempos de la corrupción de la que tanto se habla. La burocracia, es la misma, los módulos están vacíos, en tanto la guía del programa de 177 páginas, que dicen los paisanos que es mucha el alharaca, puesto que la tramitología es tremenda para la internación, tienen que esperar horas, y si hay algo de por medio es menos tiempo.

Y una  vez que pasan toda la burocracia para la internación, para lo que tienen que aflojar billetes si necesitan que sea expedito, ya en la carretera se tienen que enfrentar a otras trabas: hay retenes de Migración que les revisan y les piden dinero y para el colmo, tienen que pasar el tramo entre Monterrey y Laredo, al que califican de terror. Algo le está fallando porque como dice la canción “todo en la vida sigue igual”. Los paisanos que en su mayoría le dieron el voto a López Obrador, por las redes sociales le están haciendo llegar al Presidente su solicitud de que intervenga y elimine esa corrupción tan arraigada que ha sido muy difícil erradicar.

Be First to Comment

Deja un comentario