Jaime Cuevas Tello rumbo al triunfo

 

El cierre ciclónico de Jaime Cuevas Tello, marca el camino rumbo al triunfo electoral del 4 de junio, en estos momentos no hay duda de quién será el ganador del hándicap de Bahía de Banderas. Encuestadoras serias y profesionales dan ocho puntos de ventaja al doctor Jaime Cuevas sobre el candidato priista Héctor Santana. Todas las mediciones indican su ventaja irreversible a semana y días de que se efectúen las elecciones.

Muchas situaciones influyeron en el desmoronamiento de la figura del candidato priista.

1.- El origen de su candidatura. –  Apadrinado por el Fiscal Veitya que cayera en manos de la justicia gringa, acusado de narcotráfico y actualmente recluido en una prisión de New York. Veitya ya había armado una red de complicidades en la que designó a su antojo candidatos a lo largo y ancho de Nayarit, pues conocido es que no se movía una hoja sin su autorización. Y claro, en Nayarit el municipio de Bahía de Banderas es el objeto de deseo de todos los partidos. Veitya utilizó su infinito poder para limpiarle el camino a la candidatura a Héctor Santana, inclusive utilizando métodos gansteriles, y manejando como títeres a los dirigentes del PRI nayarita y nacional, es lógico que el PRI de Nayarit no metiera las manos, pero es infantil pensar que la dirigencia nacional no tuviera conocimiento del historial de Veitya y sus andancias.

  1. – La sordera y la manipulación. – En los prolegómenos para la definición del candidato. La ciudadanía manifestó su identificación con José Gómez Pérez, y en la pelea cuerpo a cuerpo José Gómez superó a Héctor Santana con nueve puntos, una ventaja que no les importó y la arrojaron al cesto de la basura para darle paso al oficialista Santana.
  2. – El menosprecio de Héctor Santana a la estructura de Siempre con la Gente. Ante tal desprecio, la estructura del organismo dirigido por Alejandro Regalado, abrazaron la causa del doctor Jaime Cuevas, al considerar que es el único candidato capaz de continuar el progreso en que ha insertado a Bahía de Banderas José Gómez Pérez. Esos votos de Siempre con la Gente, que dejó ir Héctor Santana, en el recuento final mostrará diferencia entre el triunfo y la derrota.

El partido gobernante en Bahía, el PRI, está a punto de entregar las riendas del municipio al gobierno aliancista PAN-PRD, que encabezará su candidato el doctor Cuevas Tello, su ventaja en las preferencias electorales es insalvable, y es que el candidato del PRI Héctor Santana va en caída libre, a éstas alturas ya nadie lo detiene como tampoco nada detiene el avance espectacular con que el doctor está cerrando su campaña sumando voluntades que libremente se han unido a quien consideran tiene la experiencia y conocimientos para ejercer un gobierno responsable y cercano a los habitantes de ese hermoso municipio y de continuar con el trabajo de la transformación de la Bahía de Banderas, como lo hace José Gómez Pérez. Es por eso que en la medida que se acercan los momentos decisivos, la ciudadanía está razonando su voto para que le sea útil a los habitantes de Bahía.

La distancia que ha tomado el doctor Cuevas Tello de 8 puntos, contrasta con el optimismo con que se habla en la casa de campaña de Santana, de un triunfo arrollador, cuando todas las encuestas serias y profesionales colocan al doctor Cuevas como ganador indiscutible.

En fin, estamos a unos cuantos días en que el poder municipal cambie de partido, algo que no ha pasado en la historia política de Bahía de Banderas. Y una vez que el PRI pierda el poder, ya nada será igual en Bahía políticamente hablando. Al tricolor le será muy difícil que vuelva a ser gobierno en Bahía, se les fue de las manos por sus métodos de siempre de darle preferencia a los amigos y parientes en las candidaturas y de no escuchar a la ciudadanía.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

¿Pero qué necesidad? Una vez más el Parque Lineal en la rivera, a donde acuden decenas de personas a hacer ejercicio, fue noticia. Ahora una mujer fue víctima de un intento de asalto por un par de malandrines y de inmediato se llenó aquellos de patrullas con los resultados de siempre, los ladrones ya les tomaron la medida a los policías. Se escurren como culebras y no los pueden detener. Es de suponer que en la Comisaría de Policía tienen un mapa sobre la delincuencia, en donde estén los focos rojos. Y se supone que esas áreas deben de tener prioridad en la vigilancia.

Si unos pillos de poca monta ponen en evidencia los operativos de vigilancia, que clase de respuesta se puede esperar en algo más complejo, algo que requiera de mayor estrategia policiaca.

Y es que si toda la zona es conflictiva algo se debe de hacer para eliminar ese foco rojo en seguridad. Hombre ya hasta parece el cuento de nunca acabar. Mañana o pasado de nuevo se conocerá de un robo, de un asalto o algo más grave y como siempre los delincuentes burlándose de la policía por falta de vigilancia. ¿Acaso esperan a que maten a un cristiano para que entones sí se designe un sistema de vigilancia permanente en el lugar?

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: