Press "Enter" to skip to content

Iván salió adelante tras el paso de “Nora”

  • El “Cafés in Down” reabrió sus puertas tras permanecer cerrado por los daños del huracán

La pequeña cafetería, junto con un negocio de masajes propiedad de la tía de Iván, resultó con graves afectaciones, afortunadamente y pese a estar mojado el equipamiento de la cafetería, como son refrigeradores y otros enseres, no sufrió mayores daños por lo que pronto pudo reabrir.

La pequeña cafetería, junto con un negocio de masajes propiedad de la tía de Iván, resultó con graves afectaciones, afortunadamente y pese a estar mojado el equipamiento de la cafetería, como son refrigeradores y otros enseres, no sufrió mayores daños por lo que pronto pudo reabrir.

Tras el paso del Huracán “Nora” muchos empresarios del centro de la ciudad vieron como en pocas hora el esfuerzo de muchos años se vino abajo, ya que gran parte de sus negocios quedaron bajo las aguas que trajo consigo el fenómeno climático, uno de esos emprendedores es Iván, quien al igual que muchos de sus vecinos tuvieron que seguir adelante.

Iván es un joven que tiene una discapacidad, pero que esto no le ha impedido tener sueños de tener su propio negocio para poder salir adelante con su propio esfuerzo, así que con la ayuda de su familia logró instalar “Cafés in Down”, el cual atiende personalmente desde hace algunos años.

Ubicado en la calle Libertad 181 A, justo debajo de la casa de la abuelita de Iván, el negocio llenó de satisfacción al joven, ya que lo hacía sentir independiente y con ganas de seguir adelante con su negocio propio.

No obstante, el pasado sábado 27 de agosto, la crecida y desbordamiento del Río Cuale ocasionó que todos los predios ubicados entre las calles Juárez y Morelos, la mayoría negocios, tuvieran algún tipo de afectación por lo que era imposible que trabajaran con normalidad.

La pequeña cafetería, junto con un negocio de masajes propiedad de la tía de Iván, resultó con graves afectaciones, afortunadamente y pese a estar mojado el equipamiento de la cafetería, como son refrigeradores y otros enseres, no sufrió mayores daños por lo que pronto pudo reabrir.

La cafetería, junto con un bar, una tienda de artículos energizantes, así como una taquería, son los únicos cuatro establecimientos del área que hasta la fecha se encuentran ya funcionando, los demás, incluido el salón de masajes de su tía, tardarán un tiempo en reabrirse.

En ese sentido, la familia de Iván señalaba que él era el más interesado en que pronto reabriera el negocio, porque de otra forma no sabía de dónde sacar dinero, por lo que trabajaron en forma rápida en las reparaciones necesarias para poder continuar ofreciendo sus servicios.

De tal manera, que una vez limpiado el sitio; así como revisado el equipo electrodoméstico del negocio, este pudo ser reabierto el pasado sábado, una semana después de que “Nora” prácticamente acabara con los sueños de Iván, pero su gran tesón lo hace mirar siempre de frente.

Por Adolfo Torres / siemprelibres.com

Be First to Comment

Deja un comentario