Inédita final: Tigres del Allende vs. Bravos de Aramara

 

  • Vencieron al primer y segundo lugar, Tomoca y El Pitillal, echando abajo todos los pronósticos… Los dos partidos fueron de garra

Por José Rubén Gómez Bernal

CANCHA UNO EJIDAL MANUEL RUIZ JIMÉNEZ. – Los Bravos de Aramara se proclamaron finalistas del Torneo 2017 de La Cascarita, al vencer a Tomoca en el juego de vuelta dos goles a uno, en el de ida se habían agenciado la victoria 4-3 pasando con global de 6-4, un marcador que refleja la superioridad que ejercieron los de Aramara, sobre un equipo que a lo largo del torneo había sido el mejor, que tenía los reflectores sobre ellos, considerándose uno de los finalistas.

Sin embargo, los Carniceros de don Tomás Morales no pudieron contener el ímpetu de Bravos, que se sublimaron en sus tres últimos juegos de la liguilla, ante El Tuito y los dos frente a Tomoca, para conquistar con toda justicia su pase a la final, fue un esfuerzo parejo el que los llevó a la pelea por la corona.

Este juego de vuelta no fue nada fácil, William Arredondo puso adelante a Bravos 1-0 a los 23 minutos de iniciadas las acciones, lo que le dio cierta tranquilidad para manejar el partido, ya que con ese marcador estaban obligando a Tomoca a que les metiera dos goles para igualar el marcador global para eliminarlos.

El Tomoca se fue al abordaje, se encimo a los Bravos, y en unas acciones la defensa y en otras Pedrito Bravo Carbajal, que estuvo formidable bajo los postes, evitaron la caída de su marco, hasta que a los 35 minutos llegó el empate mediante soberbio gol de Alejandro García, para la igualada, a un gol.

Para el segundo tiempo Tomoca se fue al abordaje, fue insistente sobre la portería de Bravos, defendida por Liborio Melchor, mientras que Aramara fue más precavido, jugando hacía atrás porque la presión de Tomoca los obligaba a recular y a esperar los contragolpes.

Fue esta parte complementaria que el juego se volvió más duro, de muchos roces y de entradas fuertes, Bravos defendiendo el marcador, mientras que Tomoca lanzado a fondo en busca del gol que los pusiera en la ruta de la final, dos veces estuvieron a punto de anotar, pero ahí estuvo Liborio para impedirlo. Producto de ese juego ríspido hubo dos expulsiones, en las dos parecieron jugadas fuertes, pero no como para sancionarlos con expulsiones.

En la que expulsó al jugador de Tomoca, tras de chocar violentamente los jugadores, el de Tomoca fue con todo sobre el balón y se llevó al jugador de Bravos; en la otra expulsión del “Barridas” Patiño, se barrió sobre el jugador de Tomoca, consiguió puntear el balón, pero alcanzó a darle en el pie, y César doble amarilla y para afuera.

Tomoca construyó varias jugadas para hacer el gol, ese que tanto estuvieron buscando, pero nomás no lo pudieron encontrar. Llegaban y llegaban y la defensa de Bravos, que fue una de sus mejores líneas, sobre todo cuando aflojó la media cancha y se les fueron encima, pero en dos acciones milagrosas de la defensa de Bravos les impidieron el gol.

Con Aramara totalmente a la defensiva, y unos Carniceros encimados, pasó lo de siempre, que cuando un equipo atraca y ataca y no encuentra el gol, los rivales los sorprenden con un contra golpe letal. Y así pasó en una descolgada les cuajaron el segundo gol, para adelantarse los Bravos 2-1 y 6-4 en el global, un marcador definitivo, aunque Tomoca perdió como un equipo grande peleando hasta el último minuto. Los Goles:

1-0.- Centro adelantado sobre la portería de Tomoca, “Cholín” Gaxiola se atoró no salió y Gerardo Ávalos aprovechó el parpadeo para anotar.

1-1.- Bravos todavía tuvo otras dos opciones de anotar, pero la insistencia de Tomoca sobre la portería de Pedrito Bravo, le dio resultados. Gerardo Ávalos tomó la pelota en los tres cuartos de cancha en relación con la portería de Pedrito, solo sin que nadie lo marca soltó tremendo disparo, un rayo que entró a media altura pegado al poste. ¡Golazo!

2-1 En medio de la tempestad cuando parecía que Tomoca estaba cerca del empate vino una descolgada por la banda derecha, el jugador se internó peleó la pelota con el defensa y cedió pase largo para William Arredondo, quien ganó la pelota al defensa y sobre la salida de “Cholín” soltó el disparo para mandar la pelota al fondo de la cabaña.

Cuando el árbitro César Ortega Arias concluyó el partido, la porra de Aramara saltó jubilosa mientras los jugadores en la cancha se abrazaban y los de Tomoca salían tristes y no era para menos, su eliminación les caló al ser señalados como los favoritos para ser campeones. Muy buen arbitraje de César Ortega, estuvo en la jugada, impuso orden, sacó su experiencia para hacer un arbitraje de lujo, las dos expulsiones fueron rigoristas y dio cinco minutos de más al partido, cuando ya no se veía y además el marcador estaba definido.

TIGRES DEL ALLENDE, GRANDIOSOS ELIMINARON AL CAMPEÓN EL PITILLAL

CANCHA LA PRECIOSA. – Los Tigres del Allende también tuvieron una liguilla de ensueño, le tocó enfrentar al campeón El Pitillal, en las semifinales y luego de empatar a cero goles en el juego de ida, en la vuelta doblegaron a los Rojos 3-2, para decretarse su pase a la final, por segunda vez consecutiva, la final pasada la perdieron precisamente con El Pitillal, cobrando justa venganza, de verdad que los Tigres y sus seguidores saborearon su calificación a la final, por la doble satisfacción de cobrar venganza y de conquistar la posibilidad de ser campeones.

Los Tigres, fueron escalando firmemente desde abajo en el torneo, hasta arriba en la liguilla, en donde los Rojos de El Pitillal eran los claros favoritos para pasar a la gran final, con un futbol de entrega y de esfuerzo colectivo. Su pase a la final es un premio a ese esfuerzo de no bajar los brazos, de no ceder nada y por el contrario entre total en la búsqueda del triunfo.

Un triunfo que se acrecentó al conseguirlo frente al campeón que dejó su mejor esfuerzo en la cancha, pero no pudo con el ímpetu de los Tigres, que llegarán muy motivados a la final, y como están jugando con un futbol suficiente para buscar la corona.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: