Hoy solicita licencia Arturo Dávalos Peña; Rodolfo Domínguez Monroy su sucesor

 

  • Fidencio Hernández advierte: nos veremos en el 2021.

Por José Rubén Gómez Bernal

En sesión de ayuntamiento este día el alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña solicita licencia al cargo, y será el ingeniero Rodolfo Domínguez Monroy, titular de los Servicios Públicos Municipales, quien asuma la responsabilidad. La versión corría desde días atrás y es confirmada por fuentes oficiales que declinaron poner en la silla municipal a Domínguez Monroy, hasta que fuera confirmada oficialmente la versión, pero en los corrillos se da como un hecho que Rodolfo sea el alcalde interino de Puerto Vallarta.

De esta forma Dávalos Peña concluye su primera etapa dejando atrás un ayuntamiento bien consolidado, producto de un trabajo que lo ha llevado a ser calificado como el mejor alcalde de los últimos 20 años de la administración vallartense. Y es que para levantar ese cadáver que le dejó el Mochilas, necesitó de un esfuerzo mayúsculo, serio, pero sobre todo bien intencionado, dejando atrás ese negro trienio en el que la ilegalidad fue el sello de sus sesiones de ayuntamiento, convertidas en charlotadas y con el valemadrismo presente, en donde el negocio estuvo por encima de los intereses de Puerto Vallarta y su gente.

Arturo llega a la terminación de la primera etapa de su mandato con muy buena aceptación en la ciudadanía, que lo proyecta fuertemente a buscar la reelección al frente de la comuna, a la que podría regresar —si así lo determina— después de pasadas las elecciones de julio. El primer éxito administrativo de Arturo fue decir “sí se pudo” al tema de la basura, esa pesadilla que venía padeciendo Puerto Vallarta, y que parecía un monstruo que nadie podía domar. Luego, acomodar bien las cosas para que el destino tuviera trascendencia en la seguridad para estar a la cabeza de todos los destinos turísticos en ese tema, dotando de herramientas a la policía municipal, ha entregado más de 60 patrullas para la vigilancia. Pero sobre todo que hoy hay una ciudad en armonía, en donde los vallartenses se sienten identificados con sus autoridades municipales, a diferencia de la administración mochilista en que prevalecía las diferencias ciudadanas por las políticas divisionistas del ayutlense que tuvo un tiempo insoportable creyéndose el amo y señor de Puerto Vallarta, y materialmente hacía lo que le venía en gana, apoyado por unos regidores abyectos, que si era necesario le limpiaban las botas, pero pues les fue muy bien.

RODOLFO DOMÍNGUEZ MONROY

Mucha gente se pregunta cómo habría sido un gobierno municipal encabezado por Rodolfo Domínguez Valle, QEPD. Franco y directo, un hombre que surgió de la misma sociedad y postulado por el PAN, se esperaba que una vez ganando la Presidencia Municipal, porque ya nada lo podía detener, hiciera un gobierno muy cercano a la gente. Rodolfo Domínguez fue un fenómeno político-social, por su forma campechana o bronca, para ser más claro, tenía mucha empatía con la gente, tenía el don de la amistad que lo llevó a avasallar la candidatura del PAN y se impuso a todos, inclusive los eternos caciques del partido, que no querían dejarlo llegar. Llegó contando más con el apoyo de la ciudadanía que con la de algunos panistas que vieron afectados sus intereses con su candidatura.

Desafortunadamente cuando estaba en plenitud y su campaña crecía como la espuma, su salud se complicó a pesar de que su médico ya le había advertido que le bajara a la actividad. Se agravó y fue llevado a Guadalajara en donde falleció, perdiendo con ello el PAN y Puerto Vallarta, un amigo, que más que político le inspiraba el ayudar a la gente como él lo decía.

Hoy uno de sus hijos Rodolfo Domínguez Monroy será ungido para que tome el mando del municipio de Puerto Vallarta, tiene ante sí, dos retos monumentales, el sostener el ritmo de progreso del municipio y trabajo que le ha imprimido Arturo Dávalos Peña a su responsabilidad y sostener en alto el ideal de su padre Rodolfo Domínguez Valle. Es la elección más acertada que pudo hacer Arturo Dávalos Peña, toca a Rodolfo primero honrar la memoria de su padre, y segundo responderle al alcalde y ayuntamiento que le han otorgado su confianza para que sea el alcalde interino.

NOS VEREMOS EN LA ELECCIÓN DEL 2021: FIDENCIO HERNÁNDEZ

El líder barzonista es realista. Fidencio Hernández no hecha las campanas al vuelo sobre un posible triunfo de Morena en las próximas elecciones concretamente en las municipales. “Es una contienda muy difícil, y no nos va a dar porque no traemos el dinero que traen ellos (los otros partidos políticos). Pero sin embargo sí tenemos el efecto López Obrador y como ya lo dije anteriormente si nos visita tendremos opción a elevar los votos.”

A Fidencio Hernández le gustaría que esté presente Morena en el próximo ayuntamiento como oposición. “A mi me gustaría que fuéramos regidores de oposición, y saber se oposición, una real y verdadera oposición. No me queda duda que vamos a llegar a la Presidencia Municipal, pero en esta campaña vamos a buscar ser oposición en el ayuntamiento y en el siguiente trienio vamos a ser los ganadores de la elección ya con la experiencia de ser oposición para beneficiar al pueblo”.

Así Fidencio Hernández Lomelí lanza su proclama de luchar como oposición en el cabildo próximo y en tres años que Morena esté gobernando a Puerto Vallarta.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: