Hombre intentó lanzarse de torre en San Vicente

Anoche en San Vicente, las autoridades de los tres órdenes de gobierno lograron rescatar con vida, a un individuo que intentaba suicidarse, aventándose de una enorme torre de la Comisión Federal de Electricidad.
De acuerdo a la información aportada por los compañeros laborales del suicida, este fue identificado como Jonathan de 33 años de edad, originario de Guadalajara Jalisco y vecino de San Clemente de Lima con domicilio conocido en Alta Vela, se desempeñaba como pastero en obra de construcción del desarrollo Valle Esmeralda.


Los hechos fueron registrados en una torre de la CFE de 16 metros de altura, ubicada al fondo de la avenida principal de Valle Esmeralda, hasta donde se dieron cita varios elementos y unidades de la Policía Municipal, Policía Estatal Turística e Investigadora y de protección civil y bomberos, además de mucha gente que grababan con el celular, una grúa con dos canastas de la CFE que junto con el camión escala fueron vitales.


Entrevistado al final, Gerardo Castillón de protección civil municipal informó, que intervinieron con primeros auxilios psicológicos para el suicida, dialogaron con la persona para convencerla de que no se aventara, por lo que fue analizada la situación, en la cual se percataron que el sujeto no iba a ceder ni cumpliendo darle un cigarro.


Mencionó además el integrante de protección civil municipal, que al suicida tampoco tenía la decisión tomada de aventarse de la torre, por lo que optaron por acorralarlo y someterlo para poderlo asegurar y rescatar, para lo cual usaron la escalera del camión escala y la grúa de la CFE con doble canasta, con las cuales lo fueron bajando hasta tenerlo en suelo firme tomando en cuenta de que se logró preservarle la vida.

Finalmente, dos compañeros de trabajo del suicida informaron, que esta persona hace varios meses había intentado aventarse de otra torre en Zapopan Jalisco, pero tras 12 horas el solo se bajó, además comentaron los compañeros, que el suicida tiene problemas de adicciones, que ya estuvo dos veces en un internado, que oía voces, pero además, que tenía un hijo y que estaba separado de su esposa y que perdió su trabajo.

Por Juan Manuel Cervantes / siemprelibres.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: