Grave tras accidentarse con un canino

Ayer por la tarde al ingreso de Puerto Vallarta Jalisco

Ayer por la tarde al ingreso de Puerto Vallarta Jalisco, por falta de ambulancias en Protección Civil y Bomberos Municipal, se dilató el traslado a un hospital de un motociclista que se accidento contra un animal y quedo lesionado, ocasionando un gran caos vial y tuvo que intervenir una ambulancia privada para esta emergencia.

Los hechos fueron registrados después de las 12:00 horas, justo al terminar el puente sobre el rio Ameca de Bahía a Vallarta a un costado del anuncio: “La Ciudad Más Amigable del Mundo”, en donde quedo una motocicleta 150 en color rojo, con placas de Jalisco, que era conducida por un hombre como de 40 años de edad, quien dijo ser vecino de Puerto Vallarta con domicilio conocido y la perra embestida perdió la vida.

De cómo sucedieron los hechos, trascendió que el motociclista iba de Bahía a Vallarta en el arroyo vehicular sobre el puente del rio Ameca, cuando de pronto, se le atravesó una perra y al intentar esquivarla la atropelló y derrapó.

Tras el accidente, otros conductores tuvieron que parar casi en seco para no pasarle por encima al motociclista, el cual quedo en carril de alta velocidad con el casco puesto, pero con posible fractura en una de las extremidades inferiores, la cual no podía mover ni en lo más mínimo, mientras la perra quedo a un lado de la vialidad.

Enseguida llegaron elementos de la policía vial de Puerto Vallarta en varias patrullas, con las cuales acordonaron el carril de alta velocidad y pusieron conos para alertar a los demás conductores, los cuales empezaron a quedar varados con todo tipo de vehículos, cuya fila empezó a generarse hasta entrar al bulevar de la Riviera Nayarit.

También llegaron elementos de Protección Civil y Bomberos de Bahía de Banderas, quienes, en conjunto con bomberos de Puerto Vallarta, dieron los primeros auxilios al motociclista, le inmovilizaron la extremidad inferior, con mucho cuidado le quitaron el casco para ponerle collarín y también le hablaron a uno de sus jefes para el apoyo.

Como no había ambulancias disponibles, los minutos pasaron y le tuvieron que cubrir el sol al paciente con un artículo para proteger parabrisas de vehículos, por lo que se logró conseguir una ambulancia privada de LIFE, la cual tuvo que abrirse paso entre el caos vial desde la zona de Bahía hacia el sitio del accidente y batallaron para llegar.

Finalmente, una vez que llegaron los paramédicos privados, en coordinación con los municipales, subieron a la camilla al paciente para enseguida subirlo a la ambulancia en la cual fue llevado a una clínica del Seguro Social, mientras que la policía vial se haría cargo del accidente asegurando la motocicleta y levantando la perra embestida.

Por Juan Manuel Cervantes / siemprelibres.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: