Gran duelo, polémica y triunfo de Bravos

 

  • Bravos de Aramara ganaron la ida 4-3 a Tomoca… Pitilla y los Tigres empatan a ceros

Por José Rubén Gómez Bernal

Sensacional resulto el juego de ida de las semifinales entre los Bravos de Aramara y los calificados líderes, los Carniceros del Tomoca, que termino luego de una gran batalla, con marcador favorable a los Bravos, cuatro goles a tres. Una vez más los Bravos saltaron a la cancha con esa mística de buscar el triunfo a base de entrega y coraje, repitió aquella sensacional actuación en la que remonto el marcador en contra para eliminar a los Raicilleros de El Tuito. desde el inicio los de Aramara se lanzaron al ataque, comenzaron a empujar sobre la portería defendida por Cholín Gaxiola, que apenas a los tres minutos juego no pudo evitar la primera caída de su marco. Falta contra Tomoca en los linderos del área por el lado izquierdo, William Arredondo se enfiló soltó el disparo y se metió por el ángulo superior vaya golazo, para poner adelante a los Bravos 1-0.

Y cuatro minutos más tarde los Bravos anotaron el segundo gol, a los diez de juego y tenían el 2-0 a favor. El chino se internó por el lado derecho y le puso un pase extraordinario a Gaby García, para que la mandara al fondo de la cabaña.

Parecía que los Bravos enfilaba a una goleada, ya que de entrada Tomoca no tenía capacidad de respuesta, como que los goles los sorprendieron, pero reaccionaron y en una falla defensiva en la que el Viera y “El Pelacas” no acertaron a detener a Erick Robles, clavó el gol de Tomoca para el 2-1. Luego el técnico de Bravos “Placas” Cabrera reforzó la defensiva enviando a la cancha a Carlitos “Barridas” Patiño. Ese ajuste permitió mejorar la defensiva, ya que el profesor Caballero le hizo muy buena marcación al goleador Lalo Zepeda, impidiéndole hacer goles en este lapso.

Para el complemento el empate 2-2 para Tomoca fue una acción muy violenta en la que el delantero Jorge Tapia se barrió con todo sobre el portero Liborio Melchor y anotó el empate a dos goles, con los reclamos de los jugadores de Aramara. Acicateado por verse de nuevo alcanzados los Bravos se lanzaron por más goles y se fue arriba 3-2 con polémico gol de penal, ya que se cruzaron el árbitro central Edson Aclarado con su bandera.

El Cholo Becerra es derribado Edson marcó la falta fuera del área, pero el abanderado lo marcó penal, convirtiéndola en gol el mismo Cholo Becerra, retomando la ventaja Bravos 3-2, con los reclamos de los jugadores de Tomoca. Encendido el partido los Bravos no bajaron la guardia siguieron buscando el gol, que logró en una jugada conducida por la banda derecha por el guerrerense Luber de la Rosa, se quitó rivales y fue detenido con falta, fue a la ejecución Temo Díaz Santos, quien cobró la falta al corazón del área, en donde surgió de nuevo la figura del Choclo Becerra, quien conectó con la cabeza el envió para anotar el cuarto gol de Bravos, ante la algarabía de su porra que festejaba en grande el gol. Los números definitivos fue mediante anotación de madruguete de Tomoca tomando dormida a la defensiva de los Bravos en el cobro de una falta, culminando la jugada Lalo Zepeda, para dejar el marcador en 4-3. De nuevo los Bravos ofrecieron un gran partido, están motivados para sacar el boleto finalista necesitan de conservar la ventaja en el juego de vuelta, ya que el empate en el global favorece a Tomoca que seguramente buscará recobrarse. Polémico el arbitraje de Edson Alvarado, uno de los más experimentados que participan en la liguilla.

TIGRES DEL ALLENDE Y EL PITILLAL IGUALARON A UN GOL

Nada para nadie arrojó el juego de ida de las semifinales de La Cascarita, entre el calificado en el cuarto lugar los Tigres del Allende y el campeón Rojos de El Pitillal el duelo fue la repetición de la final del torneo pasado en la que estos equipos llegaron a la final que disputaron en la cancha La Preciosa, en la que los ganadores fueron los Rojos, coronándose por cuarta ocasión. Hoy fue diferente con todo y que se dio como favorito a El Pitillal, sin embargo, hay que recordar que los Rojos tienen la ventaja en el marcador global, calificaron en el segundo lugar y por lo tanto un empate será suficiente para que obtengan el ansiado boleto. Como lo informo anteriormente, Tomoca que fue el favorito y llego con muy buenos números a la fase de liguilla, llegaron a la Fiesta Grande calificando en el liderato en tanto en tanto los Rojos fueron segundos, y en ambos casos ninguno pudo ganar.

El resultado cero a cero entre El Pitillal y los Tigres del Allende, deja en claro que el juego de vuelta será a morir, el resultado es favorecedor para los Tigres desde el punto de vista de que los Tigres ya no tendrán que sumar o restar, pues les bastara con ganar por el marcador que sea, aunque en el mismo caso está El Pitillal, que repito tienen a su favor el empate para ser finalista.

El duelo fue muy cerrado, los dos equipos presentaron sus mejores cuadros, lo que e relejo en la cancha, dado que se nivelaron las fuerzas, resultando el juego muy trabado y de mucho roce. Estuvo más cerca del gol El Pitillal que los Tigres, fueron dos disparos de los Rojos a los postes, uno de ellos del Patón Rodríguez y otro de García. Además, en los últimos 15 minutos del partido, cuando los Rojos se apropiaron de las acciones, surgió la figura del portero de Tigres, que salvo su meta varias veces con sensacionales intervenciones.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: