Estacionamientos: Monumento a la Ilegalidad

Del mismo modo, el cierre al público general de los estacionamientos

 

Pese a que la reglamentación municipal exige a los establecimientos comerciales que cuenten con espacios de estacionamiento libres para sus clientes, varios de los centros comerciales del municipio desde hace algunos años han venido violando dicha ordenanza cobrando a sus clientes por dejar sus vehículos en dichos espacios.

A dicha situación se han venido oponiendo los Colegios de Ingenieros y Arquitectos de la región; sin embargo, tanto autoridades municipales, como los propios dueños de los grandes centros han hecho caso omiso a la ordenanza municipal, ya que incluso la Oficina de Padrón y Licencias ha otorgado permisos de funcionamiento a dichos estacionamientos como entes mercantiles.

Del mismo modo, el cierre al público general de los estacionamientos, por parte de los dueños de dichos centros comerciales ha sido avalada por los presidentes de organismos empresariales como son la Confederación Patronal de la República Mexicana, Capítulo Puerto Vallarta-Bahía de Banderas (COPARMEX Vallarta) y la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos de Puerto Vallarta (CANACO SERVyTUR Vallarta).

Centros comerciales como Plaza Caracol, Plaza Galerías, Plaza Península y Plaza Marina, han logrado obtener licencias municipales como comercios de sus estacionamientos, por lo que cobran por el servicio, del mismo modo según algunos usuarios el conocido como La Isla también cobra, pero este sin siquiera contar con una licencia municipal de funcionamiento.

En algunos de estos centros comerciales se ofrecen descuentos u horas libres por comprar en alguno de los establecimientos comerciales; mientras que otros como es el caso de Plaza Galerías cobra siempre a sus visitantes en automóvil.

En ese sentido, cabe destacar, que la presidente de la CANACO SERVyTUR Vallarta, Teresita Marmolejo, es una de las principales directivas de Plaza Caracol, una de las entidades comerciales en las que desde hace varios años se colocaron las barreras para impedir el paso de vehículos, al menos que paguen su respectiva entrada.

Al consultar la ordenanza municipal se puede apreciar como esta obliga a las entidades comerciales de determinada cantidad de metros cuadrados a contar con espacios libres de estacionamiento para sus clientes.

De esa forma el Reglamento Para el Ejercicio del Comercio, Funcionamiento de Giros de Prestación de Servicios, Tianguis, Eventos y Espectáculos, en el Municipio de Puerto Vallarta, Jalisco, marca claramente en su artículo 22, fracción IX, que son obligaciones de los titulares de los giros de comercios establecidos y de prestación de servicios, eventos y espectáculos: contar con los cajones de estacionamiento que así determine la autoridad, absteniéndose de obstaculizar el uso a los clientes.

La misma ordenanza marca en su artículo 244 las sanciones que podrían hacer acreedores los comerciantes que violen la mencionada ordenanza, la cual puede ir desde un apercibimiento, hasta el retiro de la licencia municipal, pasando por sanciones económicas.

Por su parte el Reglamento de Construcción de Puerto Vallarta en su artículo 5.1.17, fracción D.- se señala claramente los establecimientos que se ven obligados a contar con estacionamientos, señalando claramente que en centros comerciales se debe de contar con un cajón por cada 40 M2. construidos.

En ese sentido, Roberto González Belloso, del Colegio de Ingenieros Civiles de la Costa de Jalisco, señaló que el Código Urbano del Estado de Jalisco; así como el Reglamento de Construcción de Puerto Vallarta y el de Comercio señalan que es obligación de los establecimientos contar con cajones de estacionamiento para sus clientes gratuitos para sus clientes, pero los gerentes de dichos sitios, simplemente no desean hacerlo.

Por su parte el presidente de la COPARMEX Vallarta, Gabriel Igartua Sánchez, culpó a los ciudadanos del cierre de los espacios comerciales, ya que muchas veces las personas que dejaban sus vehículos en los estacionamientos ni siquiera eran clientes del lugar y dejaban sus automotores en el sitio a veces por muchas horas del día, lo que representaba una perdida para los negocios establecidos en el sitio, ya que muchos que iban a comprar no alcanzaban sitio en el lugar.

A lo que respondió el González Belloso, que los propios centros comerciales podrían tener gente de seguridad en el sitio, para ver quiénes eran las personas que se estacionaban constantemente en el lugar y en algún momento verificar el tiempo que se quedaban y en su momento poder hablar a la autoridad para que fueran retirados los autos de lo que es considerada una propiedad privada.

El presidente de COPARMEX indicó que deberían formas de garantizar que aquel usuario que entrara al estacionamiento para hacer una compra, en la cual el desarrollador del centro comerciales pueda garantizar el flujo de gente.

La activista Rosa Limón señaló que es ahí donde hace falta una mayor participación ciudadana para exigir lo que la Ley dice, agregó que falta conocer el planteamiento y dar más a conocer a la sociedad y que se vaya con los administradores con el reglamento en la mano para mostrar como está la legislación.

El representante del Colegio de Ingenieros señaló que la forma en que la forma en que se pudieran quitar estos espacios cobrados es hacer llegar al cabildo vallartense en un escrito en el que se indique claramente la violación fragrante a la reglamentación municipal; así como al Código de Construcción para el Estado de Jalisco.

El propio Igartua reconoció que es una obligación del empresariado contar con espacios de estacionamiento, pero que también la autoridad debe actuar para que se garantice el derecho del empresariado, ya que se habla de propiedad privada.

ALGUNOS SÍ CUENTAN CON LICENCIA MUNICIPAL: AYUNTAMIENTO

En torno al tema Eliseo Torres Arechiga, titular de la Dirección de Padrón y Licencias de Puerto Vallarta, indicó que, pese a que las reglamentaciones indican que se debe contar con estacionamientos libres para los usuarios en los centros comerciales, la comuna a lo largo de los años sí ha venido otorgando licencias de funcionamiento, las cuales se han dado a Plaza Caracol, Plaza Galerías, Plaza Península y Plaza Marina.

En ese sentido dijo que gente de Plaza La Isla no cuenta con el permiso de funcionamiento, ya que ni siquiera ha tenido acercamiento con los administradores para tratar el tema; sin embargo, usuarios de dicho establecimiento comercial han indicado que desde hace algún tiempo en el sitio sí cobran.

Por lo anterior, el director de Padrón y Licencias indicó que eso ya correspondía a la Dirección de Inspección y Reglamentos verificar que estuvieran o no cobrando en el sitio.

Todo lo anterior, dijo, está basado en la Ley de Ingresos Municipal, en la cual se establece los impuestos por dicho concepto, pero que curiosamente se contrapone a otras reglamentaciones ya existentes.

ES PARA DAR UN MEJOR SERVICIO: TERESITA MARMOLEJO

Por su parte la presidenta de CANACO Vallarta y a la vez directiva del Centro Comercial Plaza Caracol, Teresita Marmolejo, indicó que efectivamente en lugares como en el que ella laboraba se cobraba, pero era para dar un mejor servicio a los clientes que compraban en el sitio.

Recordó que hace unos años los cajones de estacionamiento que existen en el sitio eran usados no por clientes del lugar, sino por trabajadores de hoteles y hospitales cercanos al centro comercial, lo que provocaba que en ocasiones no hubiera lugar para sus clientes, ya que se llenaba el sitio de carros de empleados de otras empresas.

Por lo que dijo se tomó la decisión de sólo permitir el paso a sus clientes, indicando que esa es una tendencia que se está dando en todo el país y en otras partes del extranjero, para brindar un mejor servicio y seguridad a sus usuarios.

Sin embargo, al señalarle que la actual reglamentación indicaba que tenían que tener los espacios libres, ella se limitó a decir que esto era una situación de mejor calidad en el servicio para sus clientes, pero nunca señaló que el acto que realizan este contemplado en la legislación estatal o municipal o si se deberían cambiar las actuales ordenanzas.

Señaló que con el boleto se tenía acceso a un seguro, pero que este era sólo valido en acciones atribuibles a la empresa y si era pérdida total del vehículo, nunca en caso de robo de autopartes o desastres naturales.

Finalmente, cabe destacar que son los propios organismos empresariales los que no se han cansado de señalar que dentro de las cámaras se busca siempre transitar por la legalidad; sin embargo, en el caso de los estacionamientos esto no ocurre.

Por: Adolfo Torres Martínez / siemprelibres.com

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: