En El Coapinole ya no aguantan a los mosquitos… y a los enfermos de dengue

 

Por José Rubén Gómez Bernal

Se quejan vecinos del Coapinole de la tremenda invasión de mosquitos, lo que ha incrementado las enfermedades transmitidas por los insectos y acusan que no hay respuesta de que quienes tienen a su cargo las campañas de descacharrización para que hagan algo por ellos, pues hay temor fundado de que alguno de sus familiares sean víctimas de la rueda de la fortuna de contraer algunas de las enfermedades transmitidas por el vector como Dengue, Chikungunya o Zika. El mosquito del género Aedes Aegypti, es el mismo vector que puede transmitir cualquiera de estas enfermedades.

“Mire, se quejó la vecina del Coapinole, quisiera que viniera por las tardes a mi casa para que vea cómo estamos invadidos por los mosquitos. En cuanto se va haciendo tarde los mosquitos comienzan a salir de todos lados. Antes de perdida venía personal de la Secretaría de Salud, a poner “abate” en tinacos y lavaderos y fumigar para evitar la reproducción de los moscos, hoy ya ni siquiera nos quieren dar, o nos dan una bolsita y a escondidas; yo pregunto que es lo que pasa, acaso no le interesamos a la Secretaría de Salud”, señaló la señora Leonor Villaseñor Guerra.

Terció en la denuncia don Juan Martínez, manifestó que no entiende la indiferencia de las autoridades de Salubridad hacia ese problema público de salud que amenaza como todos los años en convertirse en una complicación en el que no ajustan las camas de los hospitales públicos y privados para atender a la gente del “dengue”.

“Mire, señaló don Juan, yo tuve dos enfermos de dengue en mi casa, uno de ellos ya no lo contábamos, lo tuvimos que sacar a Tepic para que lo atendieran, y veo que el problema de la proliferación de los mosquitos sigue y nadie hace nada”.

LAS CAMIONETAS DESCOMPUESTAS EN EL TALLER

Expuso el Pitillalense que ha platicado con algunos de los empleados de la Región Sanitaria, quienes le han manifestado que no está en ellos el problema, que teniendo material y forma de trabajar lo hacen, pero que desde hace tiempo están en el taller siete camionetas nebulizadoras y que al parecer no hay dinero para repararlas, motivo por el que no salen a combatir con las armas químicas los mosquitos.

Ante este panorama la pregunta es si la Secretaría de Salud del Gobierno de Jalisco, tiene conocimiento de cómo está la situación en Puerto Vallarta, que como lo denuncian los vecinos del Coapinole, supuestamente no hay dinero para reparar las unidades que son primordiales para combatir el mosquito, que están paradas en taller.

UNA RULETA RUSA

No solo los vecinos del Coapinole sino todos los vallartenses están jugando a la ruleta rusa con su salud, a la espera que no le vaya a picar un moquito transmisor del dengue como cada temporada de lluvias, en las que se reproduce con más fuerza el mosquito.

No sé si la situación que priva en El Coapinole, según denuncian los vecinos, sea la misma en todo el municipio, si así es más vale que vayan preparando todas las camas disponibles en los nosocomios, porque la situación va a ser difícil con el dengue Chikungunya o Zika.

Y es que no existe una vacuna o medicamento para evitar la infección por el virus del Dengue, Chikungunya o Zika, la manera de protegerse es seguir las medidas de saneamiento básico como no tener utensilios en donde se acumule el agua, principalmente evitando la creación de criaderos de mosquitos al destruir los encharcamientos y desde luego la protección personal cuando sea necesario.

Es necesario que el ayuntamiento vallartense a través de la regiduría de salud, le echen una mano a los vallartenses, que están preocupados de que les vaya a llegar el dengue a sus hogares. Bueno señores del Coapinole, servidos, saludos a don Luis en donde se venden los tacos más ricos, les recomiendo que le expongan sus problemas al doctor Sayas, titular de la Secretaría de Salud de Puerto Vallarta, quien es un profesionista muy responsable y seguramente está enterado del problema y hará todo lo posible por resolverlo.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

Mientras en Puerto Vallarta se arma sin ningún contratiempo el proceso de Ratificación de Mandato del alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña, en Guadalajara se soltaron los diablos, la iniciativa privada criticó acremente a Enrique Alfaro presidente municipal de Guadalajara, por el proceso que dijeron no sirve para nada, no abona nada a la democracia puesto que ya hubo una elección en la que se votó por los alcaldes electos y porque las siguientes elecciones están muy cerca, además de la erogación del costo de la votación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: