Press "Enter" to skip to content

El rescate de los espacios públicos

  • El regidor morenistas José «Chato» Rodríguez comienza a darle solución a un problema añejo no  atacado
  • Se han recuperado más de 180 estacionamientos privados en el centro de la ciudad.

Por José Rubén Gómez Bernal

José «El Chato» Rodríguez regidor de la bancada morenista se ha significado por su buen trato a sus semejantes, sin desplantes de político prepotente como algunos que andan mareados en el ladrillo. El Chato tuvo la iniciativa de recuperar los espacios »exclusivos» de estacionamiento que abundan por todos lados. El trabajo de la subdirección de Tránsito Municipal se refleja en la recuperación de más de 180 estacionamientos privados en el centro de la ciudad.

No se descubre el hilo negro señalar el desorden en la otorgación de permisos para los estacionamientos, muchos de ellos conseguidos como discapacitados, cuando en realidad son utilizados para estacionamiento familiar o bien para sus clientes.

Los permisos exclusivos deben de investigarse no nada más soltarlos indiscriminadamente, y es  que se autorizaron en calles ajenas al solicitante, dejando a los vecinos o dueños de las casas sin estacionamiento, porque los permisos fueron conseguidos sin siquiera avisar a los propietarios de la vivienda, que un día se despiertan con la novedad que ya no se pueden estacionar fuera de sus hogares porque algún influyentes logró que se le autorizará el permiso exclusivo, a pesar de no vivir en la dirección.

Es cierto la propiedad inicia de la puerta de la casa hacia adentro, y también es cierto que el Gobierno Municipal es el propietario de las calles, pero es el principal interesado en que haya orden pues no puede conceder permisos sin siquiera tomar en cuenta a los propietarios de la vivienda en donde se pondrán palmetas de exclusividad, de otras personas.

Lo que está haciendo Tránsito está sorprendiendo porque están demostrando que les interesa la ciudadanía, al ordenar los estacionamientos muchos de ellos sin siquiera pagar. Se acabó el gandallismo, aunque no se puede soslayar otras situaciones como en la Delegación Municipal de El Pitillal, en donde es un verdadero desgarriate el estacionamiento.

Hay invasiones que prácticamente privatizan los estacionamientos con solo poner cubetas, sillas, tendederos de ropa o inclusive venta de diferentes productos, bueno hasta macetas, para evitar que se estacionen. El Pitillal es un desorden y explica el subdirector de Tránsito, que se carece de personal para una vigilancia más estrecha, lo positivo es que ya se emprendió la regularización de los permisos.

Pero por lo pronto Tránsito y El Chato Rodríguez están dando de qué hablar, al comenzar a darle solución a un problema añejo no  atacado. Pedro Escobedo Pulido,  uno de los mejores titulares que ha tenido  la dependencia, realizó una campaña apoyado por Reglamentos recolectando cientos de artículos que la gente colocaba en la calle para apropiarse de los espacios. Tuvo buenos resultados, pero la verdad es que se necesita de mucho personal para realizar una campaña así. Con Pedro Pulido no es invento señalar  que recogían varios «volteos» llenos de la chatarra que ponían los vecinos o negocios fuera de sus lugares, hasta piedras de gran tamaño.

Be First to Comment

Deja un comentario