El Pitillal, conquistó su quinta corona

 

  • Le ganó la final a los Tigres del Allende, 4-3, con polémico penal… El alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña, “Peri” Cuevas y Amador Hernández, presidieron la premiación a nivel cancha.

QUINTA CORONA DE EL PITILLAL, MANCHADA POR UN PENAL

CANCHA LA PRECIOSA. – El Pitillal logró su quinta corona en ocho participaciones en La Cascarita, al vencer en tiempos extras 4-3, a los Tigres del Atlético Allende, en el torneo Juan Miloc Cabrera, conquista que fue manchada por un polémico penal, que detuvo el partido por 12 minutos, por las protestas de los jugadores del Allende. La penal convertida en gol incidió en el marcador final. El partido se fue a tiempos extras, en el que a los 17 minutos de juego cayó el gol de la coronación.

Los Tigres sorprendieron con el 1-0, a los 5 minutos del inicio, Efrén “Jetas” González, disparó desde fuera del área, el tiro aparentemente no llevaba nada, pero se metió por el rincón izquierdo. La sorpresa se estaba dando, los Tigres que habían saltado a la cancha con todos los pronósticos en contra.

Los Rojos de El Pitillal reaccionaron y se lanzaron en busca del empate, pero los Tigres no se dejaron intimidar y siete minutos después, anotaron su segundo gol. Jugada en la que José Alberto de la O, recibió la pelota en los linderos del área, sin marcación se acomodó la pelota y disparó al marco contrario para cuajar un golazo y adelantar a 2-0 a los Tigres.

El Pitillal pronto encontró el gol que acortó el marcador 21, adelante de la madia cancha el profesor Efrén Cuevas, tomó la pelota, se lanzó rumbo a la portería desmarcándose de la defensa, y desde fuera del área soltó el disparo para perforar la meta de los Tigres, acortando la distancia a 2-1.

Luego vino la marcación del penal por el árbitro Enrique Gutiérrez, en la que Pedroza intentó despojar de la pelota a “El Burrito” de Valle de Banderas, y rodó por los suelos. De inmediato se vinieron las protestas de los jugadores de los Tigres que consideraron que no era penal. Se armó la rebatinga alrededor del árbitro, en la que entraron a la cancha los técnicos de ambos equipos, presidente de La Cascarita, don Chuy Barrios, deteniéndose el partido 12 minutos, hasta que se cobró el penal anotado por el profesor Efrén Cuevas, para igualar los cartones 2-2, a la izquierda del portero, para igualar los cartones a dos goles.

Pero todavía le quedaba historia a este primer tiempo, embate de los Tigres por la banda izquierda conducido por Lalo Zepeda, centró al corazón del área y hubo un remate de cabeza que pegó en el travesaño, la pelota fue rechazada y Carlos Guillermo “Tita” Pedroza dentro del área contra remató para volver a adelantar a los Tigres 3-2, marcador con que se fueron al descanso.

Para el segundo tiempo, El Pitillal regresó con las pilas recargadas, comenzaron a ejercer intenso dominio, a lo que los Tigres respondían con contragolpes que terminaban en la defensa de los Rojos, que en una de las llegadas vino un disparo desde fuera del área al que “Cara Gorda” que entró a custodiar el marco de los Tigres en el segundo tiempo, se lazó a la base del poste para desviar el tiro pero entró como tromba Waldo Pérez  para enganchar la pelota barriéndose y anotar el empate 3-3 el marcador ya no se movió por lo que fueron necesarios los tiempos extras, cuando había poca visibilidad, por lo que acordaron que se jugara uno solo en el que cayó el gol anotado por Carlos Chávez en una jugada fabricada por la banda derecha por Waldo, quien le puso un bombón a Carlos Chávez que entrando al área disparó como venía el centro raso, el gol de la coronación de los Rojos de El Pitillal.

Lalo Zepeda el campeón de goleo del equipo Tigres, hizo un gran partido, corrió por toda la cancha, defendió, regateó la pelota, fue una pesadilla para la defensa de los Rojos, pero no logró hacer anotación, al final le llegó el cansancio y en el tiempo extra ya no siguió jugando, los calambres se lo impidieron.

COLOFÓN: Los Tigres fueron un gran rival, murieron de cara al sol, nunca bajaron la guardia, merecieron más pero así es el futbol. Arbitraje a cargo de Enrique Gutiérrez, apoyado en las bandas por Fernando Franco y José Alfredo Hinojosa. El trabajo de Enrique no estuvo a nivel de la final, le faltó autoridad, dejó que todos le gritaran cuando marcó el penal, entraron a la cancha cuanta gente quiso y nunca les llamó la atención. Lo mismo ocurrió cuando se estaba definiendo si se jugaban los dos tiempos extras.

ARTURO DÁVALOS PRESIDIÓ LA PREMIACIÓN

La ceremonia de premiación fue presidida por el alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña, acompañado del regidor de Deportes Juan José “Peri” Cuevas García, y el jefe municipal del deporte Amador Hernández. Se llevó a cabo nivel cancha contándose con la presencia del presidente de La Cascarita don Chuy Barrios y el secretario Polo Zepeda, entregando cuadros de reconocimiento y dinero en efectivo.

El alcalde vallartense en su mensaje recordó que los Tigres del Allende son de su barrio, los felicitó al igual que los campeones El Pitillal. Manifestó que el gobierno municipal seguirá impulsando el deporte, en donde destacó el trabajo del “Peri” Cuevas y de Amador Hernández, haciendo equipo con las ligas deportivas del puerto.

La Cascarita hizo un reconocimiento a la memoria de don Juan “Miloc” Cabrera, QEPD, de quien llevó el nombre el torneo, por sus aportaciones a La Cascarita, recibiéndolo de manos de Arturo Dávalos Peña, sus hijos Humberto, Juan y Erick.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: