El Mochilas y la diputada Consuelo Robles, medran políticamente con la salud

 

  • A dos años de estar apoltronados en sus curules del Congreso, hasta ahora se dan cuenta de las fallas en el Hospital Regional de Puerto Vallarta… Roberto Sandoval desmiente lo publicado por Reforma

Por José Rubén Gómez Bernal

Nada peor que medrar con la salud. Los diputados de Movimiento Ciudadano, Consuelo Robles y Ramón Guerrero, ahora se quieren erigir como salvadores de las clases necesitadas de Puerto Vallarta, denunciando lo que ha estado en sus manos resolverlo y no lo han hecho. En una conferencia de prensa levantan la voz, pero no para anunciar soluciones a la problemática que presenta el Hospital Regional de Puerto Vallarta, sino para hablar sobre la situación precaria y llena de anomalías por las que atraviesa en materia de salud el municipio de Puerto Vallarta, según reza el comunicado enviado por la coordinación de medios de Movimiento Ciudadano.

Hablaron de que en Puerto Vallarta se está violando el derecho a la salud de más de 205 mil personas ¿de dónde sacaron esos números? esto porque aseguran que en mayo de 2015 fue colocada la primera piedra del laboratorio de salud pública en esta ciudad, y que en agosto de 2017 el laboratorio no se ha concluido.

Dijo la diputada doctora Consuelo Robles, que es la presidenta de la Comisión de Higiene y Salud en el congreso, “que el laboratorio de salud pública no es la única anomalía en Puerto Vallarta, en mi última visita al municipio, junto con el diputado Ramón Demetrio Guerrero, pudimos observar que el Centro de Salud Gómez de Mendiola y el Hospital Regional también están en pésimas condiciones, sin camas, ni medicamentos, con sillas en mal estado. Estos centros de atención médica no necesitan ‘acciones preventivas’ como se justifica el secretario, en este punto, la Secretaría de Salud debe reaccionar, el problema se tiene combatir de inmediato, la salud de los vallartenses está en juego”

La diputada fue más allá y le solicitó al Secretario de Salud su salida de la dependencia: “Desde el Congreso del Estado le pedimos al Secretario de Salud que se vaya de la secretaria. No ha cumplido lo que demandan los jaliscienses y los vallartenses y lo hacemos responsable de todos los padecimientos que sufran las personas atendidas en infección y todas las muertas que por ello puedan ocurrir por la negligencia del Secretario de Salud. Hoy le pedimos al señor Gobernador que le pida la renuncia al Secretario de Salud”.

Agregó: “En Puerto Vallarta se le está negando a las personas la atención médica por no tener recursos suficientes para el abastecimiento de insumos y, peor aún, para el mantenimiento de los propios centros de salud, aun cuando estas partidas presupuestarias estaban etiquetadas desde principio de año”.

Sin dejar de reconocer que la diputada tiene razón en algunos puntos que esgrimió en la rueda de prensa, no deja de ser un chisme de lavadero que lo hacen grande ella y el Mochilas para pararse el cuello y que la gente vea que se preocupan por Puerto Vallarta, cuando Mochilas se dedicó a robar a manos llenas en su período como alcalde y como diputado no ha tenido una iniciativa para ayudar el progreso de Puerto Vallarta, y la señora doctora diputada no ha hecho nada desde la tribuna del Congreso para que se explique en dónde quedó atorado el dinero que dice ya estaba etiquetado para el Hospital Regional, y que no se ha ejercido para saldar los problemas que tiene el hospital. Con denuncias no se arregla nada, acción diputados.

Si la diputada fue al Hospital Regional, y se empapó de la problemática, me imagino que vio la precaria situación que existe para atender a la gente, todo ese mundo de necesidades, en las que el personal que atiende a los enfermos da lo mejor de sí mismos en el cuidado, todo lo contrario, al personal administrativo en donde la más insignificante funcionaria o funcionario siente ser el director del hospital y tratan a la gente con la punta del zapato.  Ahí es donde la “doctora diputada” y El Mochilas debieron empaparse del mal trato que reciben los que van a buscar remedio a sus males de parte de las personas de escritorio.

En resumidas cuentas, la “doctora diputada” debió decirle al Mochilas, que regrese lo que se llevó de Puerto Vallarta y no anden con esos desfiguros, que después de dos años de estar en el Congreso, es hasta hoy se dan cuenta de lo que pasa en el Hospital Regional de Puerto Vallarta. Mochilas y la “diputada doctora” son demagogia pura. Con ruedas de prensa y exigencias al gobernador de destitución del Secretario de Salud, no se va a arreglar nada, que se pongan a trabajar en sus curules, propongan iniciativas que beneficien a Puerto Vallarta, como más presupuesto para la salud de los jaliscienses. Los diputados Ciudadanos presentaron en sesión ordinaria del Pleno del Congreso, el Exhorto al Gobernador de Jalisco para que haga una revisión exhaustiva y a su vez resuelva la grave problemática que se vive en materia de salud en Puerto Vallarta. ¡Y como por arte de magia se resolverá todo, ya lo veremos!

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

El gobernador nayarita Roberto Sandoval, salió al paso a lo publicado por el diario Reforma, en donde se aseguró que Estados Unidos le había cancelado la visa. En su cuenta de Facebook asegura que nunca pensó en ir a los Estados Unidos como lo señala la publicación, ni acudiría a la fiesta del caballo español. De la misma forma califica de mentiras que ya tenía reservados sus boletos para irse el 15 y el 16 de septiembre ya que el 15 estará echando “El Grito” y el 16 estará presencia el desfile, y que si fuera irresponsable estaría el 16 en Estados Unidos en la pelea de Canelo Álvarez, a quien por cierto le une una larga amistad ya que fue uno de sus patrocinadores en el inicio del pugilista tapatío. Se dijo objeto de difamación, ataques y linchamiento político, de gente que por temor político se dedican a desbaratar una imagen que con trabajo, transparencia y honestidad se ha hecho.

Ayer en los noticieros de la televisión señalaron que el ex procurador nayarita, Veytia, quiere llegar a un arreglo con las autoridades de Estados Unidos, es decir soltar la sopa de complicidades para alivianar su condena, sin embargo acá en México, en Nayarit, hay ya más de 400 denuncias contra Veytia ante la Comisión de La Verdad, por despojos, desapariciones forzadas, asesinatos, por lo que si la llegara a librar en Estados Unidos, en Nayarit tendría que afrontar estas demandas de sus supuestas fechorías

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: