Press "Enter" to skip to content

El ejemplo de El Pitillal, respondiendo a los protocolos sanitarios contra el Covid-19

  • Dávalos Peña no baja la guardia… La descomposición social en Puerto Vallarta.

Por José Rubén Gómez Bernal

EL EJEMPLO DE EL PITILLAL

 Los habitantes del centro de la delegación de El Pitillal, son un ejemplo del cómo se cumple con las medidas sanitarias para evitar la transmisión del Coronavirus. A diferencia de las grandes empresas que son desordenados y gandallas, que  prácticamente hacen lo que quieren, en la Delegación Municipal ponen el ejemplo de su comportamiento tanto los habitantes como comerciantes, iglesia, todos están cooperando para que haya orden, mientras en el Puerto sobre con todo en la Colonia Emiliano Zapata, es en dónde a últimas fechas se han dado varios escándalos relacionados la relajación de los protocolos sanitarios y la violación a los ordenamientos para evitar los contagios del Covid 19.

Las autoridades municipales hacen su trabajo de eso no cabe duda, advierten y actúan, clausuran y sancionan, pero aún así los grandes empresarios tienen patente de corso, aplicando eso de tanto tienes y tantos vales.

Es muy positivo y habla bien del respeto que han tenido las autoridades para con la ciudadanía, pero como que falta que les den una apretada a los anárquicos y a los abusadores. Por algo el pasado fin de semana se llenaron los autobuses con personas que se fueron a celebrar a Nayarit el Halloween, porque aquí se les negaron los permisos y se fueron allá en dónde armaron una mega fiesta con más de 600 personas, y en dónde se encontraron unas autoridades omisas, que fueron a la fiesta policía y reglamentos vieron y huyeron, aplicando el clásico aquí no ha pasado nada.

Finalmente comentar, que el caso de El Pitillal es ejemplar, si tomamos en cuenta que reportan medios de comunicación que en Guadalajara el pasado fin de semana fueron más de 300 las fiestas privadas  disueltas en diferentes colonias por violar las disposiciones del gobierno para enfrentar el Covid-19. 

DAVALOS PEÑA NO BAJA LA GUARDIA

En tanto el alcalde vallartense no baja la guardia, sigue buscando que los protocolos para evitar los contagios del Covid-19, que se utilizan en diferentes espacios de Puerto Vallarta, estén funcionando bien, especialmente los que reciben visitantes como el aeropuerto y la terminal de camiones. En una gira acompañó al director general de los Servicios de Salud Jalisco, José de Jesús Méndez de Lira, para constatar que los filtros sanitarios que se dispersaron por diferentes puntos del municipio, estén funcionando bien. Entre los lugares que visitaron están calles del centro de la ciudad y el Malecón, y verificar que los vallartenses respondieron al llamado del gobernador Alfaro, especialmente en el que se invita a la ciudadanía a que se queden en casa para evitar los contagios del coronavirus. Esto –resalta la información procedente de Comunicación social del ayuntamiento—“como parte de la estrategia de la vigilancia epidemiológica, para prevenir y detectar de manera rápida y oportuna los casos sospechosos en el sitio el recorrido incluyó al Hospital Regional de Puerto Vallarta, “destacando el trabajo que realiza el personal de salud ante esta pandemia, revisando también la suficiencia de insumos y constató que existe suficiente espacios para atención de pacientes afectados por el nuevo coronavirus”

Y es muy importante que la industria turística no haya bajado la guardia, están aguantando a pie firme. La restricción de los horarios con la nueva ordenanza el Gobierno de Jalisco, les ha bajado sus ventas, varios negocios sobre todo de restaurantes están al borde de la desaparición, y por eso se diferenció la implementación del botón de emergencia ya que  la economía de Puerto Vallarta descansa totalmente en el turismo, el que se ha venido reactivando poco a poco. Ayer se pudo notar la afluencia por el puente del Día de los Difuntos, mucha gente en las playas, y aunque usted no lo crea muchos turistas aprovecharon su estancia y familias completas se vieron bañándose desde las seis de la mañana. Son muy importantes las medidas que se tomaron para este Puerto en la mesa de la salud Jalisco, para no cerrar totalmente la economía vallartense lo que hubiera sido un desastre total. Son dos semanas las que estarán vigentes las medidas y mientras más se queden en casa, mientras utilicen sus cubre bocas, lavado de manos  y no se asista a los eventos con muchas personas o  a lugares cerrados en donde se ha descubierto que los aerosoles –la gotas que se expulsan al hablar, toser o estornudar—son  importantes fuentes de contagios, en la medida que se tomen precauciones es como Puerto Vallarta podrá recuperar su economía. Así que a hacer un esfuerzo todos, para lograrlo.

 LA DESCOMPOSICIÓN SOCIAL DE PUERTO VALLARTA

Preocupante la descomposición social que vive Puerto Vallarta. Que tres mozalbetes menores de edad bate en mano se dedicaran a dañar vehículos en la céntrica colonia 5 de Diciembre durante la madrugada, habla de ello. Desafortunadamente comienza a pasarle factura a Puerto Vallarta el crecimiento y apunta a qué los problemas de las grandes ciudades de la delincuencia, podrían verse en el futuro. Cosas como esta no se habían conocido, y lo que debe de marcar una nueva estrategia de vigilancia en el centro de la ciudad, en donde deben de existir las mejores condiciones de seguridad para el turismo y vallartenses que visitan esa zona del Puerto. Lo más notorio de este caso, es que los delincuentes todos son menores de edad.

Que anden en la calle menores de edad a las tres de la mañana, debe tener una explicación de los padres que se lo permiten. Ellos serán los directamente responsables de los desmanes de sus hijos, y si son familias de escasos recursos el costo de los daños que provocaron es muy elevado, pues hay vehículos de muy alto valor entre los vandalizados. Si la policía no interviene seguramente los vándalos cometen más fechorías. Interesante ver cómo evoluciona en caso puesto que por su calidad de menores de edad los chamacos no pueden ser detenidos, pero algo se debe de hacer, ni modo que porque son menores de edad puedan andar haciendo actos vandálicos, además que la policía si bien no puede coartar el libre tránsito ciudadano, sí pude supervisar a las personas que se vean caminar por el Puerto en altas horas de la noche, y ver qué andan haciendo a esas horas en la calle.  

Be First to Comment

Deja un comentario