Denuncian al Mochilas por perdir credenciales a cambio de despensas

 

  • Ya debería de estar en el bote por eso, según Ley General en Materia de Delitos Electorales

Por José Rubén Gómez Bernal

Que El Mochilas anda desatado y en campaña anticipada, en busca de volver a la presidencia municipal de Puerto Vallarta, ya no es noticia, es conocido y público. Que sus baterías están enfocadas en poner en mal la administración de Arturo Dávalos Peña, que busca con ello meterle piedra en el camino para ganarle la candidatura de Movimiento ciudadano, tampoco es noticia. Antes era “top-secret”, hoy ya todo mundo lo sabe y comenta la forma en cómo está operando el dueto Mochilas-Luis Munguía contra el alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña. Formas nada ortodoxas que se supone que no son las que se deben de utilizar entre compañeros de partido, en este caso de Movimiento Ciudadano. Pero cuando la ambición traspasa todo uso de razón, cuando no se ubican los políticos en su realidad y piensan que son adorados por la gente, es cuando se desatan los diablos, cuando pierden la ubicación.

A Mochilas y Munguía les salió de pronto el amor por la gente, luego de que pasaron casi dos años en los que no se acordaron de los vallartenses, pero como los tiempos políticos se acercan y como uno quiere repetir como alcalde y el otro como diputado, pues han soltado la jauría en contra del gobierno de Dávalos Peña.

Y es que una cosa es lo que piensen de ellos mismos los políticos y otra es lo que la gente asuma. Ayer por la mañana estuve en la UNIRSE, refugio de privilegiados priistas, y llegó hasta donde me encontraba una señora a preguntar que si yo era periodista le dije que a sus órdenes e hizo declaraciones interesantes y muy fuertes contra de El Mochilas.

Es vecina de la Colonia Guadalupe Victoria. Manifestó que una amiga suya la invitó a una reunión con el Mochilas que les entregarían despensas, pero con el requisito que llevara la credencial de elector.

“Me habló el sábado una amiguita invitándose que fuera a Joyas del Pedregal, que por que el señor Mochilas anda regalando despensas que, porque se quiere reelegir, pero nos condicionan que tenemos que llevar la credencial de elector como requisito para darnos la despensa, pero claro no fui ni lleve la credencial, está regalando las despensas de lo que se robó, no de su dinero ni de lo que le paga el gobierno”, explicó la señora.

En tono irónico dijo “si como no ya la llevé (la credencial de elector) cómo va a venir este señor Mochilas a robarnos otra vez, es un desvergonzado, no tiene vergüenza. Como quiere que lo apoyemos si ni es de aquí, con ganas de haber ido a Joyas del Pedregal, pero no a recibir la despensa, a decirle sus verdades a este señor Mochilas, que lo mejor que puede hacer es largarse a su tierra y que no venga a jodernos más a los vallartenses”

La señora en mención se llama María de Lourdes Guerrero Montes de Oca, con domicilio en la Colonia de El Toro, calle Ecuador 198. Le pregunté que si su declaración quería que se publicara y contestó: “Claro que sí, publíquelo yo no tengo ningún problema, es la verdad”, y además no eludió que se le tomara la foto.

LO QUE DICE LA LEY

La Ley Federal de los Delitos Electorales, señala en el Título Segundo de los Delitos de Materia Electoral, Capítulo II de Delitos en Materia Electoral, en el Artículo 7 que: Se impondrán de cincuenta a cien días multa y prisión de seis meses a tres años, a quien:

  1. Obstaculice o interfiera el desarrollo normal de las votaciones, el escrutinio y cómputo, o el adecuado ejercicio de las tareas de los funcionarios electorales; introduzca o sustraiga de las urnas ilícitamente una o más boletas electorales, o bien, introduzca boletas falsas; obtenga o solicite declaración firmada del elector acerca de su intención o el sentido de su voto. La pena se aumentará hasta el doble cuando se ejerza violencia contra los funcionarios electorales;
  2. RECOJA EN CUALQUIER TIEMPO, sin causa prevista por la ley, una o más credenciales para votar de los ciudadanos.

Es evidente que no hay causa prevista en la ley para pedir las credenciales por El Mochilas, pero en Puerto Vallarta las autoridades electorales han sido comparsas de los políticos en las elecciones, pues no se explica cómo en violaciones a la ley tan evidentes, como las cometidas en las elecciones pasadas, hayan sido invitadas de palo.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: