Dejó de latir el corazón de Jorge Rosales

La noche de este viernes

 

Por José Rubén GÓMEZ BERNAL

El corazón de Jorge “El Muerto” Rosales dejó de latir anoche a las 10 con cinco minutos. Desde la noche anterior la salud Jorge se fue agravando, y ayer durante todo el día ya no tuvo reacción, desde las 11:00 horas cayó en la inconciencia ya no habló. Había sido trasladado al Hospital Regional para su atención, pero todos los esfuerzos de los médicos resultaron infructuosos.

Apenas unos días antes el alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña, acompañado del regidor de deportes Juan José Cuevas García y el director del Consejo Municipal del Deporte, Amador Hernández, habían estado en el hogar de Jorge, en donde le entregaron un reconocimiento a su trayectoria deportiva.

Jorge había acusado algunos problemas de salud en octubre, mes en el que todavía salía a correr. Fue atendido en el ISSSTTE y en noviembre trasladado a Guadalajara al Centro Médico de Especialidades, hasta que le enviaron el mes pasado nuevamente a Puerto Vallarta. Ya nada había qué hacer su cáncer estaba muy avanzado, fue un cáncer muy agresivo que en cuatro meses acabo con la vida del “Muerto”.

Jorge y su inseparable esposa Mago, que en todo momento ha estado a su lado, se regresaron a su hogar en la colonia Capo Verde. “Luchó hasta el último momento, se aferró a la vida, pero se nos fue”, nos comentó anoche al dar a conocer su fallecimiento.

Jorge tuvo una lucha intensa estaba muy fuerte, su condición física le ayudó a resistir la enfermedad todo ese tiempo, hasta que anoche su alma se liberó para irse a trotar ya sin ningún dolor.

Desde pequeño “El Muerto” como gustaba que le dijeran, mostró habilidades para correr, en su natal San Blas, luego Tepic, en Puerto Vallarta, y en muchas competencias nacionales, ganando cientos de eventos, ganando más de 500 medallas en su carrera y decenas de reconocimientos.

Su pasión era correr, y representaba con mucho orgullo a Puerto Vallarta, en donde decía que tenía más amigos que en su propia tierra.

Anoche su esposa informó que su velatorio sería en la Funeraria San José, que se ubica cerca de la unidad deportiva municipal, y sepultado en un recinto funeral, pero hasta anoche no se definían horarios, ya que no se le celebrará misa de cuerpo presente, porque no profesaba la religión católica, a lo que su esposa Mago, pidió la comprensión de sus amigos, ya que recibirá los oficios acuerdo a la religión que practican.

En paz descanse Jorge “El Muerto” Rosales, un hombre querido y respetado que le dio muchas glorias deportivas a Puerto Vallarta. A su esposa Mago, a sus familiares y amigos, nuestro más sentido pésame. Se fue el amigo y duele, pero ya descansa de tanto sufrimiento.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: