Press "Enter" to skip to content

Cruceros internacionales encuentran en Puerto Vallarta un lugar humanitario

Puerto Vallarta se ha convertido en el último mes en uno de los principales destinos en que los tripulantes de diferentes embarcaciones de la empresa Holland America Line han usado para poder pernoctar en lo que pasa la pandemia del coronavirus Covid-19.

Lo anterior se desprende de la cantidad de cruceros de dicha empresa que han llegado a Puerto Vallarta desde la segunda semana de marzo para atracar, luego de que el Gobierno de la República anunciara que se permitiría la llegada de cruceros por motivos humanitarios.

A lo largo de los últimos días han sido a barcos como el Rotterdam y el Europa, los que han permitido que sus pasajeros sean enviados por avión a sus destinos de origen, luego de que muchos puertos del mundo han sido cerrados.

Algunas de esas enormes embarcaciones se van por unos días, para luego regresar y otra simple y sencillamente ya no regresan, como son el caso de los ya mencionados Rotterdam y Europa, quienes han buscado salir de la ciudad definitivamente por diferentes motivos.

Caso especial es del Rotterdam, el cual acudió al canal de Panamá en apoyo del barco Zaandam, ambos pertenecientes a Holland America Line, del cual se sabe murieron cuatro pasajeros, además de haber una buena cantidad de pasajeros y tripulantes enfermos.

El Rotterdam le entregó a su hermano de empresa víveres, además de que los pasajeros sanos fueron subidos a este barco y juntos hicieron una travesía por el Canal de Panamá a fin de que algún puerto los deje atracar.

Hasta ayer por la tarde en Puerto Vallarta se encontraban el Norwegian Joy, que pertenece a la empresa Norwegian Cruice Line; así como el Oosterdam, el Westerdam y el Eurodam, estos tres últimos pertenecen a Holland America Line.

Además, se espera que para este miércoles arribe a Puerto Vallarta el Maasdam, también de Holland America Line, por lo que sería el quinto barco de la compañía en arribar a Puerto Vallarta durante esta contingencia.

Por Adolfo Torres Martínez / siemprelibres.com

Be First to Comment

Deja un comentario