Crear confianza, El reto

Ante una sociedad tan convulsionada como México, es urgente el adoptar medidas que eleven una nueva forma de actuar de nuestros políticos que desean un cambio con rumbo. Porque son estos quienes propician los desequilibrios en la entidad tanto federal como estatal y municipios cuando no se cuenta con una planeación integral. Una mala decisión en las políticas públicas siembran desequilibrios en la economía y por ende se refleja de inmediato en lo social. Es por eso que a toda sociedad nos debe de interesar la administración de nuestros recursos bajo una óptica donde la confianza en nuestras instituciones prevalezca siempre.

Basta con mirar a diferentes lugares de nuestro planeta para darnos cuenta de situaciones adversas en la búsqueda de prosperidad de los pueblos. Guerras, genocidios, terrorismo, siempre bajo la búsqueda de sembrar codicia, poder con sometimiento; en fin una serie de factores que alteran el orden mundial. Son los tiempos de buscar soluciones prácticas que hagan posible el mantener una dinámica  donde la productividad se dé bajo un clima de libertad. Estamos ante la oportunidad de lograr consensos si mantenemos la guardia en alto con un abanico de oportunidades que nos ayuden a buscar los equilibrios donde exista bienestar creciente y armónico.

En el terreno local Puerto Vallarta Jalisco y Bahía de Banderas Nayarit, dos municipios pujantes deben de verse siempre juntos bien conurbados para que las acciones que emprendan sean acordes a la vocación turística en la búsqueda de la excelencia, ya que desarrollan una actividad muy noble en donde los resultados están a la vista. Por otro lado sin descuidar el sector primario ya que gozan de tierras muy productivas donde la agroindustria puede convertirse en una opción viable para el crecimiento productivo. En fin lo importante el buscar siempre nuevas fuentes de trabajo bajo una planeación real con resultados muy reales.

Hacemos votos para que el marco de la globalización en la integración de nuestro mercado nuevamente nos lleve a estadios mejores, como lo estamos viendo en la industria turística desde hace años y en nuestra experiencia es que estamos compitiendo con otros destinos turísticos internacionales, en calidad, precio pero sobre todo en amabilidad. Somos una región en la cual tenemos el privilegio de atender a visitantes de varios países con diferentes ideologías y hasta ahora la mayoría se muestran satisfechos por el servicio.

Ahora vemos que la implicación más seria del Tratado del Libre Comercio de América del Norte es que se llegó  a convertir en nuestra respuesta básica a la globalización proporcionando la gran oportunidad de acceder  al mercado norteamericano en forma preferencial y de hacernos atractivos a la inversión extranjera, pero al mismo tiempo con el gran desafío de habernos insertado muy rápidamente en un  entorno de libre mercado asimétrico, en la que hemos de estar compitiendo de la noche a la mañana con países y empresas poderosas. Ahora es importante abrirnos a nuevos mercados, buscando nuestro equilibrio económico con la creatividad que nos caracteriza a los mexicanos.

Sin lugar a dudas a dado lugar al crecimiento espectacular de las exportaciones y las inversiones extranjeras. Lamentable en algunos casos su relación con la producción para el mercado nacional, es reducida en un entorno en la cual la demanda interna sigue siendo por si débil, debido a la caída de los salarios reales y a un presupuesto nacional muy comprimido. Necesitamos por lo tanto urgentemente aprovechar el marco que nos da en TLCAN en beneficio del mercado interno al mismo tiempo como lo están haciendo los países europeos y los tigres asiáticos  y las inversiones correspondientes mediante acciones de fomento; sobre todo ahora en día  lo que sucede con la renegociación,  en prevención de una probable disminución  de la demanda norteamericana y para apoyar  regiones rezagadas a través de la pequeña y mediana empresa.

Debiéramos de tomar en cuenta en mejorar la negociación del TLCAN en la medida de la posibilidad de obtener avances importantes entre ellos con dos objetivos primordialmente: Apertura importante a los trabajadores mexicanos y un esquema de apoyo estructural semejante a los que ha permitido a los países y regiones atrasadas de Europa, reduciendo las asimetrías. En lo particular me atrevería a mirar desde el punto de vista geopolítico el concluir un trabajo preferencial hacia Centro América y el Caribe que constituyen áreas  naturales de interés para nuestro país  muchas de las veces menospreciadas por el reducido tamaño de su economía.

-.Vivimos hoy día un proceso de creciente globalización e integración regional, que a veces pareciera irreversible, sino es por las sorpresas que nos da la historia.-

 

 

Deja un comentario