Consternación por la muerte de Pepe Bernal Romero

 

Por José Rubén GÓMEZ BERNAL

Consternación en Puerto Vallarta por la muerte de José de Jesús Bernal Romero, conocido popularmente como Pepe Bernal. El acontecimiento en el cual lo privaron de la vida, corrió rápido por la ciudad. La incredulidad era la respuesta, fue un hombre educado, respetuoso, que no se metía con nadie, noble y trabajador ese era su sello personal.

En el medio de la charrería vallartense y regional, las reacciones fueron inmediatas, tristeza y pesar por la pérdida de un compañero y amigo. Siempre al lado de su hermano Alfonso, organizando los torneos en la Lienzo Charro Arena, escenario de grandes eventos. Su proverbial sonrisa de amigo al extender la mano para saludar era un gesto que le distinguía. Sonrisa que se borró para siempre pero que deja el recuerdo de todos los que le trataron y tuvieron la fortuna de gozar de su amistad.

Queda una familia destrozada, madre, hermanos, esposa, hijos, que nunca más tendrán a su lado a Pepe, el buen padre, el buen esposo, el buen hermano, el buen tío, el buen sobrino, el buen primo, ese que le tendía la mano a todo mundo en los medios en donde se desarrolló, como transportista en donde fue dirigente de la Unión de Permisionarios del Transporte Público en Puerto Vallarta, conocidos popularmente como “Camiones Azules”. En la charrería también dejó un historial y muchos amigos.

Pepe pertenecía a una de las familias más tradicionales de Puerto Vallarta, hijo de don Agustín Bernal, QEPD, y de la señora Serena Romero, nieto de don Patricio Bernal y bisnieto de don Alfonso Bernal Montaño, ex presidente municipal de Puerto Vallarta. Su hermano Alfonso fue síndico municipal.

Cuando un ser querido fallece es muy difícil aceptarlo, es muy difícil afrontar estas situaciones, solo queda el consuelo de una cristiana resignación. Lamentamos mucho la gran pérdida que significa para familiares y amigos de Pepe, vaya un sentido pésame para la familia y amigos en estos momentos de duelo. A la familia Bernal Romero nuestras condolencias. Descanse en paz Pepe Bernal Romero.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: