Con la espada desenvainada

  • Jaime Hernández Ortiz, aspirante a dirigir a Morena-Jalisco no dejó títere con cabeza, criticó fuerte a su partido y a sus aspirantes… Paco Sánchez, se sorprendió de lo beligerante de Hernández Ortiz y manifestó su inclinación a luchar por la unidad de Morena-Vallarta… El domingo la gente salió en tropel a las playas, ríos y restaurantes… Ya veremos las consecuencias. 

Por José Rubén Gómez Bernal

Jaime Hernández Ortiz no dejó títere con cabeza, y como si cortara el césped, agarró parejo. Lo mismo criticó las aspiraciones a la alcaldía de Puerto Vallarta de Paco Sánchez, que los pronunciamientos de los fundadores de Morena-Puerto Vallarta, de cerrar las puertas a otras expresiones y de paso les dio un “llegue” a los diputados Lorena Jiménez y Bruno Blancas, exhibiéndose en su radicalismo contra su propio partido. El aspirante a la dirigencia estatal de Morena, en su visita a nuestra ciudad la semana pasada, se lanzó bastante duro contra los morenistas vallartenses que han mostrado aspiraciones a la Presidencia Municipal. Por su lenguaje se acercó más al pensamiento de un panista que traen pelito casado con el Presidente López Obrador y su partido… Habló de que su partido pasa por crisis profunda y urgió a que se vaya el actual presidente nacional interino, Alonso Ramírez Cuellar, a quien calificó de “faccioso y antidemocrático”. Criticó de su partido que después de una renovación con mucho esfuerzo, ha caído en vicios y malas prácticas de viejos partidos “olvidándoseles que su lema que lo señala como el partido de “La Esperanza de México”, “Hoy caído en el centralismo y presidencialista”. Su coletazo también alcanzó al coordinador de Morena-Jalisco que llegó cinco años atrás, sin ser un dirigente electo. Expresó que prevaleció el dedazo con la designación interina de Hugo Rodríguez. Luego se lanzó en contra de lo que llamó “campaña anticipada” a la alcaldía de los “Los Pacos” y según dijo “denigra” a Morena, por lo que los invitó a que no se adelantaran. E inclusive señaló que los “actos anticipados de campaña”, sus gastos deberían de ser del conocimiento del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana… Se fue contra el ala tradicional de Morena Vallarta, en donde militan fundadores y viejos militantes, que en días pasados celebraron una conferencia de prensa en la que fijaron su postura en donde manifestaron no estar de acuerdo con lo que llamaron candidatos externos. Ironizó Jaime Hernández, que sus compañeros en esa rueda de prensa habían dicho que se reservaban el derecho de admisión, que van a decir quién entra y quién no “y hasta nombre dieron” (de los aspirantes). Amenazó que, si mantienen esa postura, los denunciará a la Comisión de Honor y Justicia, por incurrir en prácticas que “contravienen el espíritu democrático del partido” … El doctor Jaime Hernández se desató con un leguaje ríspido y carente de buen trato, ya que también les dio un repaso a los legisladores morenistas maestra Lorena Jiménez y Bruno Blancas. Les dijo que no se metieran con el partido, ya que “andan con la cabeza caliente” diciendo que quieren ser candidatos a la alcaldía vallartense, pidiéndoles congruencia con la ordenanza de López Obrador a hacer política de estado o partidista, pero sin mezclarlas. En otras palabras, el acelerado aspirante utilizó el lenguaje de golpeteo, que a la postre, le significará que su candidatura no sea respaldada por los morenos de Puerto Vallarta y si no al tiempo, así haya matizado con un llamado a la unidad.

PACO SÁNCHEZ ONDEA LA BANDERA BLANCA

Hasta ahí la filípica de Ortiz Hernández, a los morenistas vallartenses, con aspiraciones a la presidencia de Puerto Vallarta. En contraste Paco Sánchez se decantó por la unidad en Morena Vallarta. Conocedor de los tiempos y las formas de la política, no hizo caso a los agravios, al contrario, se mostró sorprendido por las formas utilizadas por quien se supone debió venir a hablar de trabajo y unidad, dado que como el mismo Ortiz Hernández lo aceptó, Morena atraviesa por momentos difíciles. Extrañado de la retahíla epítetos denigrantes para Morena Puerto Vallarta, de Ortiz Hernández, comentó Paco, que él y su hijo se tomaron un café con él y es una persona “buenísima en lo electoral, y persona destacada como catedrático de la U de G”, pero aceptó que su comportamiento no fue muy ortodoxo, pero que así es su personalidad, pues llevó a los tribunales el nombramiento de Yeidckol Polevnsky como representante nacional de su partido en Jalisco. “Cuando lo conocí me causó mucha admiración, en cuanto a su capacidad. Pero no tiene formas de político, lo que pienso es que no le va a dar para sus aspiraciones”. Se desmarcó de una posible alianza para ayudarlo “porque mi lucha es por la unidad de Morena Puerto Vallarta, en eso voy a trabajar, es diferente que unidos avancemos, a cada quien andar por nuestro lado, nosotros no tenemos porqué ser señalados de esa forma, pues todos tenemos la intención de que Morena sea competitivo en las próximas elecciones”

Finalmente expresó, que Jaime Hernández es una persona de capacidad y reconocido catedrático, a quien sus alumnos reconocen, pero que está lejos de una política de negociación y reconciliación, su estilo de golpeteo no abona a un mensaje de unidad. “Si busca dirigir a Morena en Jalisco, no son las formas, no logrará fortalecer al partido, debe de tener un mensaje más positivo y político”.  Paco reiteró su compromiso por la unidad y se mostró contrario a los señalamientos del aspirante a la dirigencia estatal, “porque no son tiempos de críticas entre nosotros, sino de unidad y trabajo”

DOMINGO DE PLAYA, RÍO Y RESTAURANTE

El domingo no fue un día cualquiera, cientos de familia se dieron cita en las playas, los ríos y restaurantes, fue como un domingo cualquiera y con mucho más movimiento. Fue igual que un día festivo. Los centros comerciales fueron cerrados, muchas familias que salieron de sus hogares a visitarlos, se toparon con puertas cerradas. Así como se vieron las consecuencias a los 15 días, de muertes y contagios por el Covd-19, por la celebración del 10 de mayo, así lo veremos dentro de dos semanas, por la celebración del Día del Padre. A estas alturas ya nadie hace caso de nada. La responsabilidad personal quedó de lado. Se entiende la desesperación de la gente por salir del encierro, celebrar al papá fue un buen pretexto, muchas familias que estaban en confinamiento salieron del encierro. Veremos las consecuencias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: