César Abarca se compromete y sabe responder

 

  • Mientras el alcalde vallartense endereza el barco, su partido Movimiento Ciudadano lo quiere hundir

Por José Rubén Gómez Bernal

Como suele ser, a César Abarca Gutiérrez director del Seapal, gusta de llevar buenas nuevas a los vecinos de las colonias que visita. Primero fue en la Colonia Campestre Las Cañadas, allá los sorprendió con el anuncio de la introducción del drenaje y alcantarillado, respondiendo a un rezago ancestral, del que cuando regidor fue participe en la introducción del agua potable.

El acto fue memorable, los vecinos recibieron la noticia con inusitada alegría, fue una fiesta popular ese día, y claro César no cabía de satisfacción al ver la respuesta de los vecinos, que le echaron porras al por mayor. Y no aprovechó el acto para promoverse, al contrario, insistió en darle el mérito correspondiente al gobernador Aristóteles Sandoval, y al Gobierno del Estado, como los promotores de la obra.

Ahora otro anuncio espectacular, lo dio conocer al inaugurar el aguamático del poblado de Mismaloya, en donde se comprometió a que en el 2018 La Boca contará con agua potable de calidad, lo que hizo que, a los vecinos se les iluminara el rostro y le dieron una gran acogida a ese anuncio, pues además del beneficio a sus habitantes, esto consolidará a La Boca como poblado turístico vallartense.

César que sabe de cumplir con los compromisos que se echa encima, dio fecha y les manifestó a los vecinos que tendrán agua potable de calidad certificada en el año 2018. El que este lugar paradisiaco tenga el servicio continuo y de calidad que ofrece Seapal, sin duda contribuirá a detonar el desarrollo y expandir las posibilidades en materia turística, además de ser un aliado importante para el bienestar de la población, al tratarse de agua apta para consumo humano”, allá en La Boca de Tomatlán, el anuncio fue muy bien recibido. Otro sueño de los habitantes de este paraíso se cumplirá bajo una expectativa de certeza, porque a Abarca empeña su palabra… y la cumple, no le gusta prometer lo que no vaya a cumplir.

Pues vaya que tienen razón en estar contentos los habitantes de La Boca, pues el titular de la paraestatal refirió que será una de las acciones más importantes y prioritarias en la agenda de trabajo del próximo año en el organismo operador, con lo que además su gestión abatirá otro añejo rezago.

“El que este lugar paradisiaco tenga el servicio continuo y de calidad que ofrece Seapal, sin duda contribuirá a detonar el desarrollo y expandir las posibilidades en materia turística, además de ser un aliado importante para el bienestar de la población, al tratarse de agua apta para consumo humano”, asentó Abarca.

La Boca de Tomatlán, es uno de los lugares turísticos tradicionales de Puerto Vallarta, y a partir del 2018 ya podrá contar con agua de calidad, como la tiene ya su vecino Mismaloya, que cuenta con su propia planta y en la mayoría de los habitantes cuentan con agua potable.

MOVIMIENTO CIUDADANO RECIBE DESECHOS

Que Movimiento Ciudadano recibe en sus filas a presuntos “guachicoleros” que fueron echados a patadas del Gobierno del Estado presuntamente por estarse robando los chips de gasolina para los Uber, es una mala señal que está mandando el partido en el poder.

Si bien en la guerra y en el amor todo se vale, es importante que el partido tome cartas en el asunto y no sume nada más por sumar. Le puede salir más caro el caldo que las albóndigas. La imagen más  dañada con esta clase de movimientos políticos, es la del alcalde Arturo Dávalos Peña que fue muy claro en su mensaje político en su informe, de lo que vale la pena reproducir uno de sus párrafos: “Puerto Vallarta ha tomado rumbo claro, con armonía, respeto a la legalidad, proyección a futuro, confianza en su gobierno y en lo que estamos haciendo; no podemos permitir regresar el desorden, al poco amor y respeto por Vallarta, enfrentarnos de nuevo con los demonios de la corrupción y el egoísmo”. Un mensaje claro y conciso del alcalde vallartense, en el que habla de cerrarle el paso a la corrupción, por eso llama la atención que Movimiento Ciudadano este recibiendo a los que Caro Gómez ha bautizado como los “guachicoleros”, alias con el que se les conocer a las personas que venden gasolina robada. Arturo ha sido muy dogmático en su forma de hacer política, y sobre todo en su forma de gobernar con un trabajo excepcional, que está sacando a Puerto Vallarta de las ruinas en que lo dejaron los gobernantes corruptos que quieren regresar para seguir robando. Y no es congruente que por estos bandazos pongan en entre dicho al Partido Movimiento Ciudadano, porque la credibilidad de Arturo Dávalos Peña ya quedó confirmada con la ratificación de su mandato. Claro van a decir que no están dentro de MC los “guachicoleros” pero a la gente le vale madres estén o no, pues ahí los ven hechos bola con los emecistas. Las preguntas son ¿con qué cara va a arriar MC la bandera de la honradez, si en los hechos están haciendo lo contrario? O como dice el Peje ¿será un compló? ¿O acaso MC tiene en proyecto poner gasolineras? Que cosas lo de la política señores, y todavía nos falta ver más cosas, las aguas andan muy revueltas.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: