Press "Enter" to skip to content

Asesinada y enterrada en su domicilio en Bucerías

Una joven de apenas 18 años, fue encontrada muerta y enterrada en un domicilio del poblado Bucerías. Al parecer fue asesinada a golpes y el principal sospechoso es su concubino, quien a la postre está desaparecido.

Sobre este lamentable caso, se informó que el martes por la tarde, las autoridades recibieron el reporte de que en el corral de una finca ubicada sobre la calle Río Ameca en la colonia Las Brisas, habrían encontrado un bulto enterrado, del cual emanaban fétidos olores.

Ante ellos, elementos de la Policía Municipal y Estatal acudieron para indagar al respecto. Ahí la propietaria de la finca, una mujer de 42 años, informó que desde el martes por la mañana comenzó a percibir olores fétidos, por lo que estuvo buscando el sitio de donde provenían y en un momento dado, detectó que la tierra de un área del corral estaba removida y ahí se agudizaba el nauseabundo aroma. Al escarbar un poco, encontró un bulto envuelto en una sábana, por lo que se asustó y de inmediato dio parte a las autoridades.

Luego de escuchar a la señora, los policías iniciaron con la labor de escarbar y verificar, notando que en efecto el bulto del que emanaban los fétidos olores era el un cadáver, por lo que inmediatamente se aplicaron los protocolos correspondientes para evitar alteración de la escena de lo que a todas luces se trató de un crimen.

Al sitio acudieron peritos del Servicio Médico Forense y agentes de la Fiscalía de Nayarit, quienes realizaron a las diligencias correspondientes. El cadáver corresponde al de una mujer joven, la cual fue identificada por su suegra únicamente con el nombre de Carolina de 18 años de edad, originaria de Santiago Ixcuintla.

A simple vista se le apreciaban golpes en el rostro de la víctima, pero por el estado de descomposición que ya presentaba, no fue posible detectar si presentaban o no otro tipo de lesiones, por lo que será mediante la necropsia de ley que se conozca a ciencia cierta la causa de muerte.

Durante las investigaciones, la propietaria de la finca dijo que apenas la semana pasada su hijo de 20 años, llegó a casa con Carolina, diciendo que vivirían juntos, situación que les tomó por sorpresa a la familia, debido a que no conocían a la dama, pero nadie opinó al respecto.

El día sábado la señora se fue a trabajar a San Juan de Abajo, por lo que en casa se quedaron su hijo y la jovencita. Estando en el trabajo, el joven la llamó por teléfono para decirle que Carolina había decidido regresarse con sus papás y desde entonces no volvió a verlos a ninguno de los dos, pues su hijo desapareció.

Al concluir con las pesquisas, las autoridades trasladaron el cadáver al anfiteatro del SEMEFO para que le fuera realizada la necropsia de ley, en tanto que agentes judiciales buscan al principal sospecho de la muerte de Carolina.

Con información de siemprelibres.com

Be First to Comment

Deja un comentario