Apoyemos a Leonardo

Debido a las dificultades económicas que representa criar a un pequeño con necesidades especiales, joven madre de familia pide apoyo de la comunidad, para que acudan a una sesión de yoga y así poder solventar algunos de los gastos.

Al respecto, Irene Picazo Rivera señaló a Siempre Libres que hace algunos meses se separó del padre de Leonardo, un pequeño de dos años que nación con parálisis cerebral espástico, por lo que no puede controlar sus movimientos.

En ese sentido Picazo Rivera, dijo que es instructora de yoga, pero debido a la responsabilidad de mantener un pequeño con parálisis cerebral, no tiene mucho tiempo para poder tener un empleo de tiempo completo, teniendo que arreglárselas, para dar sus clases en algunos momentos durante el día.

Por lo que ha tenido que realizar algunas sesiones de yoga en las que no cobra una tarifa; sino que la gente de buena voluntad que acuda a dichas sesiones puede acceder a ellas, dando una cuota voluntaria, como la que se realizará este próximo domingo 9 de junio a las 8:00 am, en la playa del holly de esta ciudad de Puerto Vallarta.

Señaló que las personas que quieran tomar la clase podrán cooperar de manera voluntaria, aunque lo único que deben llevar es un tapete o toalla para ser usado durante la sesión en la arena.

“Necesito comprar muchas cosas, entre ellas una silla de ruedas, carriola especial, PCI pediátrica para su comodidad, pediatra, terapias, comida, ropa, entre muchas otras cosas, ya que por su discapacidad no puedo trabajar y no cuento con el apoyo de familiares para que me ayuden con sus cuidados y así es muy difícil de salir adelante”.

Agregó que normalmente da sus sesiones de yoga por la tarde, pero eso no es suficiente y no tiene los medios económicos para cubrir todo lo que el pequeño Leonardo requiere para su bienestar.

“Cuando él (niño) tenia algunos meses me separé de su padre y empezar de ceros es difícil y más aun con un niño especial”.

La hermana de Leonardo ha sido el gran apoyo de la señora Irene, aunque la jovencita ha tenido que sacrificar mucho durante este tiempo, señaló la mujer.

“Mi hija de 14 años, no pudo seguir estudiando por ayudarme a cuidarlo, por las mañanas trabaja en una lavandería para que se compre lo que ella necesita, ya que yo no puedo con todo ella es mi gran apoyo y mi brazo derecho”.

Pidió a la ciudadanía le ayudara “si está en tus manos poder asistir y apoyarme en verdad te lo agradeceré infinitamente a cambio recibirás una gran experiencia de relax y conexión cuerpo, mente y espíritu”.

Finalmente, señaló que, si alguna persona de buen corazón la gusta ayudar económicamente, lo puede hacer depositando a la tarjeta 4766 8412 7225 3090, de Saldazo Banamex.

Por: Adolfo Torres Martínez / siemprelibres.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: